Planificar desde el principio

Uno de los temas más manejados durante la reciente campaña electoral, fue el referente al mal estado de los caminos rurales.
Hay que tener en cuenta para el análisis.
En primer lugar, que esta crítica es verdadera. Muchos caminos están en estado calamitoso y a la prueba está el que se refleja en la zona de duro basalto de la cuchilla de Salto, que al aflorar lo vuelve intransitable sobre todo para los transportes pesados que trasladan lana, animales o madera.
Otro elemento a tener en cuenta es que el último verano fue inusualmente lluvioso y por lo tanto dificultó el ingreso de la maquinaria pesada para la reparación y el mantenimiento correspondiente. Al mismo tiempo, destruyó rápidamente lo que se había hecho.
Pero aún atendiendo estos elementos que van si se quiere a favor de quienes tienen la responsabilidad de mantener los caminos en estado al menos transitable, nos preguntamos que ha pasado con el proyecto que mantenía la maquinaria pesada imprescindible en algunos puntos del departamento considerados “estratégicos” para atender las necesidades de mayor urgencia, sin tener que trasladarlas desde la ciudad, recorriendo cientos de kilómetros cada vez que era necesario.
De esta misma manera, debe entenderse que aún cuando a nuestro criterio no son las cosas más trascendentes, si tomamos a la gestión de gobierno departamental, no dejamos de reconocer la importancia que alcanzan para el desarrollo económico.
Y nos explicamos, los temas denominados el “ABC” de los gobiernos departamentales (Alumbrado, Basura y Calles), no pueden descuidarse, pero tampoco son los temas que pueden “marcar” una gestión municipal. A nuestro entender ésta tiene la obligación de poner cada tema en su lugar, fijar prioridades y establecer claramente con que recursos cuenta y cómo los habrá de invertir.
Los temas sociales, que tienen que ver con las necesidades básicas de la gente del lugar son los que tienen – a nuestro juicio – que recibir la mayor ayuda, como alimentación, techo, trabajo, es lo que realmente incide directamente en la vida de la gente y por lo tanto, lo que debe recibir prioridad.
El mayor desafío del Intendente electo es conformar un equipo, con participación de técnicos, que realmente estudie, analice y planifique, partiendo de la realidad de los recursos y fijando objetivos  claros y concretos.
Por el bien de todos, es de desearle la mejor gestión que pueda hacer.