Por qué NO a Halloween

El hecho de que “bandadas” de niños de corta edad salgan a la calle con algún tipo de disfraz a pedir golosinas o amenazar con cometer una travesura a quien se niegue a dársela, no tiene más nocividad que los límites propios del respeto a las personas, sobre todo a aquellas de edad avanzada.
Sin embargo tras la aparente inocente figura del Halloween o Noche de Brujas, se esconden otros objetivos que obviamente no se manifiestan ni son visibles a primera vista.
Es que se trata de una primera demostración de manejo de la infancia hacia caminos que no son positivos precisamente. En pocas palabras, es una actitud que sirve al sistema, que comienza por aportar al descrédito de quien o quienes pretenden hacer ver precisamente que no se agota en esta actitud inocente.
Esto es a nuestro entender un uso alevoso de los niños en su más tierna edad. Ningún niño puede entender ¿por qué hay gente que considera malo el “hallaween”?
El sencillo hecho de realizar una actividad con la cara cubierta no es buena. De hecho en mucho lugares las fiestas de disfraces, como el carnaval y similares, se han prestado para tropelías y en algunos casos hasta crímenes alevosos.
Pero no sólo esto, sino que en realidad la celebración de la denominada “noche de brujas” se enmarca en un contexto oscuro, de reverenciar a la muerte, a la maldad, en lugar de celebrar la vida, los valores que deben ser fomentados en toda comunidad que procure el bienestar de su gente.
Una comunidad que debería ser alegre, animada, que celebre la vida por la sencilla razón de poder vivir una nueva jornada y por simple que parezca, bien sabemos que cada día hay gente deprimida, decepcionada de la vida y de los desafíos que esta supone, si a ello le sumamos festividades como la que nos ocupa, donde se celebran las oscuridades, la nocividad, nada bueno podemos esperar.
El Halloween no es buena cosa. Es una fiesta foránea, importada si siquiera tener claro de que se trata y es necesario ver el cangrejo que se esconde debajo de la piedra.
Es una festividad que nos llega desde tierras lejanas, que nada tienen que ver con nosotros, pero que además sólo se trata de un adelanto, a muy corta edad de lo que se habrá de pregonar posteriormente, el descrédito de los valores y de quienes pregonan estos valores, que se hace a través de los grandes medios.
Esta es la cuestión y no se pude ver sólo lo que hay arriba del agua, sino también lo que no se ve porque no se quiere mostrar.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...