Por siempre el libro

Hoy 26 de Mayo, se celebra el Día del Libro en nuestro país, concomitantemente con el recuerdo de la inauguración de la Biblioteca Nacional, encargada por el Gral. José Gervasio Artigas al presbítero Dámaso Antonio Larrañaga.
Es que el jefe de los Orientales consideraba que la cultura en el país debía ser esencial y de allí que nos haya dejado un santo y seña inolvidable: “Sean los Orientales tan ilustrados como valientes”.
EL PUEBLO acaba de sumarse a una iniciativa local de la promotora María Luisa de Francesco compartida con otras instituciones como el Colegio y Liceo de la Sagrada Familia y la artista plástica local, Elsa Trolio, con “Salto lee”. Una iniciativa que celebramos porque siempre hemos sostenido lo mismo aquello de “si quieres escribir bien, lee, lee y lee”.
La iniciativa se sustenta en el recuerdo de un ícono de la literatura sudamericana, como lo son los “Cuentos de la Selva”, del salteño Horacio Quiroga, una de las plumas más destacadas de la literatura universal.
El libro es por esencia la columna vertebral de la palabra escrita que puede presentarse de diversas maneras. Es más, hoy las nuevas tecnologías de la comunicación nos presentan diversos soportes, del mundo digital, pero el libro de papel es hasta hoy insustituible, porque nada ha logrado eclipsar sus muchas virtudes.
No hay conocimiento que no se haya registrado en un libro para su permanencia, porque nada más permanente que este. Incluso los diarios y las revistas que comparten el privilegio de atesorar la palabra escrita, tienen en cambio una vida más efímera. Su “reinado”, salvo excepciones, es sólo de algunos días o a lo máximo de meses, sin embargo hoy tenemos libros de cientos de años.
El libro es el encargado de atesorar lo más destacado de las obras de escritores, poetas y novelistas, además del conocimiento en general.
El libro comparte además la responsabilidad de calificar a cada obra. Sólo los más requeridos y los de mayor demanda, que a la postre son reconocidos como los mejores, logran permanecer vigentes en el tiempo.
Son los libros, los capaces de hacer destacados y hasta famosos a nivel internacional a algunos escritores y poetas y en cambio relega al ostracismo y la ignorancia a aquellos libros cuya demanda va condenándolos al olvido.
Hoy más que nunca tiene vigencia para nosotros una de las tantas frases que hemos leído y que hace referencia a los logros que se consideraba debían fundamentar la acción humana: plantar un árbol, engendrar un hijo y escribir un libro.
Sin duda pura sabiduría.
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...