Precauciones ante el duro invierno que se avecina

El invierno particularmente frío que vivimos en nuestros días nos obliga a tomar algunas precauciones extraordinarias, tanto en materia de salud como en alimentación y abrigo.
En cuanto a salud, en general existe un concepto erróneo, pero muy difundido de que la vacuna contra la gripe es no sólo ineficaz, sino –según esta creencia – hasta causante de gripe.
No es este un concepto científico precisamente, epidemiólogos y otras fuentes médicas han insistido que la primera y más importante de las medidas para evitar la gripe que nos infunde más temor en estos momentos – que es la gripe A H1N1 – es precisamente vacunarse.
Es que la vacuna que se está proporcionando, previene contra cuatro de las diez cepas más comunes causantes de gripe. Vale decir que quienes sostienen que se han engripado luego de vacunarse, no están mintiendo, sino que es posible que se hayan enfermado o conozcan casos de estas características, pero en todos los casos engriparse luego de vacunado significa que se ha contraído una de las otras cepas, todas más benignas.
Precisamente una de las cepas cuya incidencia se previene es la de la gripe A H1N1, que incluso en determinadas situaciones puede resultar letal.
Por suerte la mayoría de los uruguayos lo ha entendido así y por fortuna también la demanda de vacunas indica que el consejo médico ha sido oído y acatado.
En cuanto a alimentación, también existen convicciones extendidas que no son totalmente ciertas. Se asume que las comidas “fuertes” protegen mejor, cuando en realidad el consejo de nutricionistas es de alimentarse bien, es decir, consumir frutos de la estación y comida de olla, pero no más allá de lo necesario.
El tercer factor es el del abrigo. El frío húmedo que caracteriza al Uruguay es de los que cala hasta los huesos y por lo tanto obliga a estar permanentemente y adecuadamente abrigados.
No sólo cerrando toda abertura en la vivienda, sino que también se hace aconsejable algún tipo de calefacción, pero precisamente el mayor riesgo de nuestros días en este ámbito es el riesgo de incendio, situación que se ha registrado ya en la ciudad y es bastante frecuente en estas situaciones.
Vale decir, todo pasa por la prudencia y los cuidados que se adopten al momento de poner en funcionamiento, sobre todo fuego de leña y similares.
El fuego ha destruido por completo por lo menos un par de viviendas precarias en los últimos días a consecuencia de la extensión de incendios por fuegos descuidados.
Son aspectos a tener en cuenta si pretendemos que el costo del crudo invierno sea el más benigno que podamos lograr.







Recepción de Avisos Clasificados