Que la democratización no vaya contra la calidad

Pocos elementos como la imagen han ganado tanto terreno en el mundo actual de nuestros días y dentro de estos, la fotografía ha alcanzado una masividad innegable.
Hoy es frecuente escuchar, “no contratamos fotógrafo porque hoy todos sacamos con los celulares y la foto digital…”.
El haber puesto a disposición de un mundo masivo la posibilidad de obtener fotografías con mucha facilidad, es un elemento a festejar, un innegable avance en la democratización de la actividad. Seguramente esta masividad de la imagen que ha sido fomentada por el desarrollo de las tecnologías de la comunicación ha aportado mucho en materia de comunicación en sí.
Ahora bien, hay que tener en cuenta que no es lo mismo la fotografía profesional que la fotografía amateur, obtenida por una persona que no dispone de otras cosas que un teléfono móvil capaz de registrar una imagen. La fotografía profesional sigue siendo una especialización. Vale decir que sacar una foto y registrar un momento, un hecho, hoy puede hacerlo cualquier persona, pero obtener una fotografía artística o una foto periodística, por ejemplo es muy diferente…
En estos últimos casos, hay que tener los conocimientos correspondientes, no sólo para manejar el sistema de registro de imágenes en el teléfono móvil, a efectos de obtener una fotografía movida o de baja calidad, sino también del manejo de la luz, de los gestos, del momento exacto para registrar la imagen e incluso el lugar desde donde registrarla.
En este sentido hay que saber que todos somos “sacafotos”, pero esto no quiere decir que seamos “fotógrafos”.
En este aspecto, más allá de la democratización que supone la extensión de las posibilidades de obtener una foto, es necesario tener la capacidad suficiente para determinar la calidad de una fotografía, no tanto en materia de oportunidad, porque cualquiera de nosotros puede “encontrarse” con un hecho o un incidente que tenga valor periodístico, por ejemplo, pero no todos estamos capacitados para tomar una foto profesionalmente acertada.
A nuestro entender, esto es lo que hace que el fotógrafo profesional siga teniendo vigencia, porque los resultados de las fotos “familiares” son muy diferentes con los de las fotos profesionales. Quienes entienden de esto, saben apreciarlo y esto es la calidad que hace la diferencia tanto del fotógrafo como del medio de comunicación en sí.

A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...