¡Que lejos estamos!

Luego de vivir varios años en Europa, el hombre decidió volver a su terruño en Salto, radicándose en la zona del Agua Salto próximo al arroyo San Antonio.
La decisión le ha permitido reencontrarse con una situación totalmente diferente incluso a la que conocía de años atrás aquí, pero en algún aspecto en especial lo ha sorprendido ingratamente.
El hecho es que periódicamente se encuentra con que “alguien” toma el arroyo como basurero y deposita en sus orillas numerosas bolsas de residuos.
Cansado de tener que limpiar y dar otro destino a estos residuos decidió hacer lo que se acostumbra hacer en Europa en situaciones similares. Se hurga entre los residuos en busca de algún nombre o dirección, que siempre figura.
La diferencia es que allá lo hacen los propios inspectores de salubridad y constatada la responsabilidad la persona cuya culpabilidad haya sido probada es pasible de fuertes multas económicas, “que desalientan a cualquiera a seguir con la misma conducta”, nos dice.
Hurgando entre la basura que se tira periódicamente, en efecto, el aludido halló un par de recibos, que coinciden en dirección y otros detalles.
Con estos datos recurrió a la Policía del lugar -Seccional Quinta – a hacer la denuncia correspondiente. Hace de esto ya varias semanas y constantemente procura saber en qué está dicha denuncia. Prácticamente en nada. Mientras algún juez no se interese en el asunto, no hay forma de moverlo.
Tenemos entendido que se trata de una falta cuya responsabilidad concreta, de establecerse, hace pasible a su autor de tareas comunitarias y de negarse o incumplir, de penas de prisión.
No se está pidiendo más que una advertencia para que sepamos que el ambiente no es un basurero, que somos parte de él y por lo tanto no podemos atentar desaprensivamente contra él, porque en alguna medida estamos incendiando la casa en que vivimos, nos dice.
Sabemos que en algunos casos la denominada Ley de Faltas ha sido puesta en práctica no sólo en Montevideo, lo que indica que incluso está reglamentada y en condiciones de ser puesta en práctica, pero no así en Salto donde no tenemos conocimiento que haya sido así.
Es que asumir nuestra responsabilidad con el medio ambiente seguramente nos llevará décadas porque si bien hay buenos ejemplos individuales, en lo colectivo lo habitual aún es el desorden, la desprolijidad y la irresponsabilidad que demuestra la mayoría de los conciudadanos.
¡Lamentable!







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...