Que no sea para ahondar diferencias

ed“Uruguay se salva con el campo o con él perece”.

Este era el emblema del sector agropecuario años atrás, atendiendo a que el país era casi exclusivamente productor de materias primas.

Y hoy Uruguay sigue siendo un país esencialmente productor de materia prima, aunque en los últimos años ya no dependa tanto de esto, la producción agropecuaria es el elemento sustancial.

Carne, lana y leche son los rubros de mayor impacto en cuanto a ingreso de divisas dentro de lo que produce el campo.

Precisamente en estos momentos estos rubros viven una situación que muchos representantes del sector sostienen que es “histórica”, con precios por los llamados “comodities” que algunos de ellos no han conocido en su vida, pese a tener una larga vinculación con la producción agropecuaria.

Ignorar que esta situación tiene repercusiones a otros niveles de la actividad del país, sería un absurdo.

Ahora bien, la situación política lleva a que hoy la línea política del gobierno nacional vaya en otra dirección, mientras antes se sostenía que “si el vaso (de la producción agropecuaria) se llenaba, comenzaba a desbordar” hacia otros sectores de la actividad del país.

Hoy la óptica apunta a no esperar que el vaso desborde, sino a hacer que distribuya al menos algo más, de lo que lo hacía antes, sin esperar a que se desborde.

Este es el gran tema de discusión. Los sectores de la comunidad que sostienen esta política, señalan que cuando al campo le va mal, lo primero es tratar de “sensibilizar” al Estado para que le socorra mediante rebaja de impuestos u otras medidas.

Pues bien, ahora, cuando todo indica que vive una situación nunca antes vivida, ¿no es lógico, razonable y justo, que también contribuya un poco más de lo habitual con aquellos sectores del país que tratan de mejorar sus condiciones de vida?.

En caso contrario, las consecuencias de esta “bonanza” económica sólo servirá para profundizar las diferencias sociales que a la larga generan profundos conflictos.

Así planteadas las cosas, casi nadie discutiría que se trata de un justo planteamiento. Ahora bien, el tema está en ¿cómo y cuánto?. El gobierno nacional tiene una polémica interna por este tema, que está planteada en la necesidad de aumentar los impuestos o no.

Por el momento se ha manifestado contrario a modificar el regimen tributario, pues bien resolver este asunto, con la inteligencia debida y la mayor responsabilidad social posible, es el desafío que tenemos todos los uruguayos.

¡Ojalá seamos capaces de hallar la forma de hacerlo¡.

 

 







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...