Que nunca desaparezca la palabra escrita en papel

Una de las mayores incógnitas para el futuro es cómo se habrá de resolver el tema del soporte de la lectura que será preferido para las nuevas generaciones.
Básicamente el tema se circunscribe al papel que utilizan lo que hasta el momento conocemos como diarios y las publicaciones digitales.
Si bien sigue siendo letra escrita, los diarios papel siguen teniendo un “valor agregado” que hasta el momento les ha servido como el horcón del medio para sostenerse. Es que no sólo se trata del diario papel, sino del libro, las revistas y similares y el aspecto esencial en este sentido es que mientras que los soportes digitales, como la computadora, el celular y aparatos similares son esencialmente medios masivos pero de uso personal, pocas personas son las que comparten su celular con otras personas para la lectura de información y menos aún los que lo hacen a efectos de facilitar la lectura de un libro.
Cuando se trata de una computadora, precisamente denominadas en sus inicios “Personal Computers” o computadora personal, es más difícil aún que se la comparta.
Es que tanto el libro, como el diario y las revistas tienen un elemento socializador que es uno de los aspectos básicos y sustanciales de la palabra escrita. El hecho de que se pueda compartir y difundir promueve la lectura, el análisis y afianza los vínculos entre diversas generaciones.
Hoy estamos en un momento en que este tema está en plena discusión. Por una parte desaparecen publicaciones de papel, que se van convirtiendo estrictamente en conversaciones digitales. Uno de los últimos ejemplos en nuestro país es el diario oficial, una publicación reconocida y exigida en forma imprescindible por parte del sistema jurídico uruguayo, que hoy se ha convertido en una publicación exclusivamente digital.
Por nuestra parte entendemos que a pesar del enorme ingreso que han tenido y tienen las publicaciones digitales, que cada vez cuentan con mayor promoción, la letra en papel jamás morirá, precisamente porque representa mucho más que lo escrito y si llegara a desaparecer sería un gran retroceso en materia de comunicación, porque hoy día encontramos algunos escritos con tantas faltas de ortografía que “duelen” cuando se sabe que pretender constituirse en comunicación, en cuya esencia figura precisamente la de ser comprensible por todos quienes hablan ese idioma.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...