Reivindicando el turismo

Podría pensarse que el sangriento atentado registrado en una playa de Turquía y la confesión del terrorista suicida autor del múltiple crimen “he venido a matar turistas”, poco o nada tiene que ver con los incendios de casas de veraneo en La Pedrera, uno de los balnearios preferidos de uruguayos y visitantes en la costa atlántica, que muchos compatriotas tienen para disfrutar.
Sin embargo y sin afirmar nada, entendemos que debería de reflexionarse si no estamos ante una línea de pensamiento similar, aunque con diferencia en sus manifestaciones.
Es evidente que la masacre de turistas en Turquía, que ha logrado espantar visitantes y deja con serios problemas a este sector de la economía en toda la región y no sólo en Turquía, habla de cierto rencor, de odio y condena hacia las personas que eligen descansar y disfrutar de la naturaleza y sus bondades.
El terrorismo enceguecido no repara en quienes son, ni cómo han logrado acceder a este confort.
Pero salvando la distancia de aquella conducta demencial, deberíamos de analizar qué es lo que está pasando en nuestro país, donde el incendio, los robos y daños en fincas veraniegas a menudo deshabitadas salvo en épocas de vacaciones, están siendo blanco frecuentes de los malvivientes.
El Uruguay ha tenido tradicionalmente en el turismo uno de los sectores de mayores y mejores ingresos y nadie ignora que hay muchas fincas en el Este del país, cuyos propietarios son extranjeros o incluso compatriotas que las mantienen como fincas de descanso para sus vacaciones.
Si está bien o está mal que el país permita a los extranjeros comprar, tener y disfrutar de residencias en el Uruguay, es discutible. Lo que no se puede tolerar es el daño y mucho menos la destrucción de estos bienes ajenos, porque más allá de la señal que quieran dar sus autores, deben saber que si el objetivo es producir un daño económico a sus propietarios, éste difícilmente se logra, debido a que estas fincas suelen tener un fuerte seguro contra todos estos atentados.
Ni que hablar que jamás, bajo ninguna circunstancia habremos de tolerar el atentado contra una sola vida humana.
Los atentados registrados en el Este del país, aún cuando se consideren “hechos aislados”, como se afirma, son demasiado importantes como para dejarlos pasar, sin que se trate de dar con quienes tienen esta actitud que nada tiene que ver con la idiosincracia de nuestro pueblo.
Esto es lo que nos preocupa, porque si nos paramos a tiempo corremos el riesgo también de perder la buena imagen que tiene el país en cuanto a tranquilidad y seguridad para el turismo, una de las mayores fuentes de ingreso, considerada además de las que más y mejor distribuye las divisas que trae.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...