Responder a una barbarie con otra, no es aconsejable

El ataque con armas químicas registrado en Siria es una cruel barbarie, tanto como la respuesta a esta barbarie que realizó en este caso Estados Unidos unilateralmente.
Es una manifestación de lo que hoy tenemos. “Mandamaces” a quienes no les importa el costo humano de sus decisiones. Las armas químicas dejaron decenas de muertos y afectados, entre ellos muchos niños y mujeres que tuvieron una horrenda muerte.
Si bien hasta hoy no tenemos claro quién o quiénes fueron sus responsables, es casi ineludible la responsabilidad del gobierno sirio y sus aliados, principalmente Rusia e Irán, aunque atribuyan la acción a otros.
Claro está que esto de acuerdo a la información que nos llega al mundo occidental, la que también es dudosa, porque puede ser manipulada como en los hechos lo ha sido innumerables veces.
El mismo “mundo” liderado por los Estados Unidos y Europa que no se detuvo ante el derecho internacional para responder con misiles tan destructivos como lo otro, a la barbarie de las armas químicas.
También en este caso el mayor costo lo sufrieron personas inocentes, niños, mujeres y ancianos.
Cobijar una u otra acción, directa o indirectamente es asumir complicidad en los hechos. Uruguay, que ha condenado explícitamente el ataque con armas químicas, pero no así – al menos hasta el momento de escribir estas líneas – la reacción de Estados Unidos ignorando flagrantemente a las Naciones Unidas, al Derecho Internacional y demás, debe tener muy claro este aspecto.
A nuestro entender el único camino respetable y a tener en cuenta en estos casos es el que indica el Derecho Internacional, el que emana de la voluntad de los pueblos reunidos en Naciones Unidas. En caso contrario este tipo de derecho y de voluntad de las naciones, pasa a ser letra muerta, simples declaraciones, bla, bla, bla, que todos esgrimen, pero sólo las naciones más pequeñas se sienten presionadas u obligadas a respetar.
Que en pleno siglo XXI tengamos actitudes como las que motivan estas líneas es realmente lamentable.
Que hay quien antes que el diálogo intente hacer “hablar” a las armas y cuanto más letales mejor, es de no creer.
Pero los hechos indican que así es. Hay personas que siguen creyendo que la salida a estas situaciones pasan por el aniquilamiento de todo aquel que piensa diferente. Nada los detiene, niños, mujeres y ancianos, lo mismo da, la cuestión es aniquilar todo vestigio enemigo.
Es hora de entender que la paz verdadera, el desarrollo de los pueblos sólo puede provenir del diálogo, del respeto y del entendimiento correspondiente.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...