- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Se abre una oportunidad auspiciosa

Cuando resta menos de un mes para la asunción del nuevo gobierno departamental se abre una oportunidad auspiciosa.
Si bien hasta el momento no se conoce a ciencia cierta -y no habrá de conocerse hasta que se haga una auditoría seria y objetiva– cuáles son los compromisos que hereda el nuevo gobierno, habida cuenta que la información ha sido manipulada, disfrazada y falseada permanentemente, la venia que ha conseguido para gestionar del Banco de la República hasta mil millones de pesos en préstamos que podrían llegar a los 15 años, le abre a la Intendencia una posibilidad inusual de obtención de recursos.
A su vez si todos los fideicomisos existentes caducan, como tenemos entendido deben caducar debido a que no pueden exceder el período de gobierno, porque no fueron aprobados por la mayoría especial (2/3) en la Junta Departamental que requiere para hacerlo y si a su vez se disminuyen los cargos de confianza (más de un centenar) que cuestan cerca de tres millones de pesos mensuales a la comuna (según lo reconoció el propio intendente Barreiro), las posibilidades de hacer una gestión razonablemente equilibrada y ordenada son favorables.
Seguramente que habrá dificultades a superar y también habrá errores cometidos como todo el que ejecuta acciones, aún haciéndolo con la mejor buena voluntad posible.
Pero todo esto tiene un punto de partida, el que se develará en las próximas horas y es la elección del equipo humano que habrá de acompañar al electo Intendente.
Salto tiene enormes posibilidades de alcanzar un grado de superación y desarrollo importante, pero depende en la mayor medida de lo que haga el gobierno departamental y éste a su vez de la capacidad y honestidad de sus hombres.
El desafío es dar con los hombres y las mujeres más capaces y capacitadas para la función que se les asigne.
Aún por encima de ideologías y color político. Sería absurdo pensar en que el Partido Político que llega al poder buscara colaboradores entre la oposición sencillamente por aparentar multipartidario o dar una imagen que aunque parezca democrática no es la mejor.
El denominado “gabinete” del intendente juega un rol determinante en las posibilidades del gobierno. Poner a la gente equivocada o elegirla con un criterio de amiguismo, de repartija o similar puede ser un error ilevantable.
¡Ojalá no sea esta la realidad que se habrá de presentar en los próximos días, porque a esta película la acabamos de ver!
Alberto Rodríguez Díaz