Tabaco y cáncer son parientes cercanos

El tabaquismo es uno de los pocos temas que encolumnan a la gran mayoría de los uruguayos y uno de los temas  también que posiciona al Uruguay como una de las naciones pioneras en pararse frente al enorme poder de las tabacaleras que ha demandado a Uruguay, esta pequeña nación que ha tenido la osadía de adoptar disposiciones que “perjudican” sus intereses, aunque estos intereses no hayan tenido ni tengan resquemor alguno en afectar y perjudicar la salud de los uruguayos, en algunos casos hasta lo irreversible. El hecho de que la mayoría lo apruebe no significa que haya unanimidad, esto es total aprobación de la medida.
De todas formas, esto va mucho mas allá del color político o la posición social o económica de la población. Cuando está en juego la salud de la población no puede haber dos posiciones y de hecho que no las hay. Conocemos incluso a gente que de joven se oponía acérrimamente a que les prohibieran fumar, cuando mayores lo hicieron hasta que las consecuencias golpearon de cerca en familiares o amigos y recién allí han cambiado de opinión.
No tenemos empacho en sostener que a nuestro criterio la política anti tabaco seguida por Uruguay a partir del gobierno del  oncólogo Dr. Tabaré Váquez ha sido acertada, tanto en sus objetivos, como en la estrategia seguida para de alguna  manera“acorralar” al cigarrillo. Uruguay no ha prohibido fumar, pero si ha  puesto limitaciones, en defensa de la salud de los no fumadores, que a nadie debe escapar significan notorias incomodidades para quien opta por fumar.
Esta política ha sido cuestionada y demandada por una de las mas poderosas tabacaleras del mundo que se ha empecinado en darle a nuestra pequeña nación un castigo “ejemplar”, por su osadía, castigo que sirva de escarmiento para evitar que otras naciones la imiten, cosa que ya ha sucedido a lo largo y ancho del planeta.
Por estos días se está dirimiendo una de las primeras etapas de esta demanda contra nuestro país y la expectativa a nivel mundial es importante.
Australia entre otras naciones ha seguido el camino de Uruguay y encarado una política antitabaco muy similar..
Esto es lo que quieren evitar las poderosas tabacaleras que ven sucumbir su negocio, en el que no han tenido escrúpulos ni reparado jamás en las consecuencias. Mal que les pese, en este pequeño país, contando con el respaldo de la enorme mayoría de sus conciudadanos ha decidido denunciar ante los organismos internacionales la tremenda nocividad de estas “inversiones” y junto a él nos encolumnamos todos los que pretendemos un mejor y mas saludable nivel de vida para los uruguayos.

El tabaquismo es uno de los pocos temas que encolumnan a la gran mayoría de los uruguayos y uno de los temas  también que posiciona al Uruguay como una de las naciones pioneras en pararse frente al enorme poder de las tabacaleras que ha demandado a Uruguay, esta pequeña nación que ha tenido la osadía de adoptar disposiciones que “perjudican” sus intereses, aunque estos intereses no hayan tenido ni tengan resquemor alguno en afectar y perjudicar la salud de los uruguayos, en algunos casos hasta lo irreversible. El hecho de que la mayoría lo apruebe no significa que haya unanimidad, esto es total aprobación de la medida.

De todas formas, esto va mucho mas allá del color político o la posición social o económica de la población. Cuando está en juego la salud de la población no puede haber dos posiciones y de hecho que no las hay. Conocemos incluso a gente que de joven se oponía acérrimamente a que les prohibieran fumar, cuando mayores lo hicieron hasta que las consecuencias golpearon de cerca en familiares o amigos y recién allí han cambiado de opinión.

No tenemos empacho en sostener que a nuestro criterio la política anti tabaco seguida por Uruguay a partir del gobierno del  oncólogo Dr. Tabaré Váquez ha sido acertada, tanto en sus objetivos, como en la estrategia seguida para de alguna  manera“acorralar” al cigarrillo. Uruguay no ha prohibido fumar, pero si ha  puesto limitaciones, en defensa de la salud de los no fumadores, que a nadie debe escapar significan notorias incomodidades para quien opta por fumar.

Esta política ha sido cuestionada y demandada por una de las mas poderosas tabacaleras del mundo que se ha empecinado en darle a nuestra pequeña nación un castigo “ejemplar”, por su osadía, castigo que sirva de escarmiento para evitar que otras naciones la imiten, cosa que ya ha sucedido a lo largo y ancho del planeta.

Por estos días se está dirimiendo una de las primeras etapas de esta demanda contra nuestro país y la expectativa a nivel mundial es importante.

Australia entre otras naciones ha seguido el camino de Uruguay y encarado una política antitabaco muy similar..

Esto es lo que quieren evitar las poderosas tabacaleras que ven sucumbir su negocio, en el que no han tenido escrúpulos ni reparado jamás en las consecuencias. Mal que les pese, en este pequeño país, contando con el respaldo de la enorme mayoría de sus conciudadanos ha decidido denunciar ante los organismos internacionales la tremenda nocividad de estas “inversiones” y junto a él nos encolumnamos todos los que pretendemos un mejor y mas saludable nivel de vida para los uruguayos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...