Tenemos nuestras dudas

La reciente visita de un experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a Salto, para realizar una filmación sobre la tarea que cumple Uruguay y esencialmente Salto, en un punto fronterizo, para tratar de impedir la aparición de casos de Dengue autóctono, tiene más de  una lectura y debe ser vista por una parte como un reconocimiento al esfuerzo que sin duda alguna han realizado en forma permanente las autoridades sanitarias desde hace varios años a esta parte.
Pero siendo realistas, convengamos que lo más que puede haberse logrado con este esfuerzo tratando de concientizar a la población de la necesidad de eliminar los reservorios de las larvas y adoptar otras medidas, es disminuir estos reservorios, porque siendo honestos, convengamos que no se puede hablar de una eliminación, porque de ello estamos muy lejos.
Si nos comparamos con otros países de la región y en particular con algunos puntos de ellos, evidentemente que estamos en mejor situación, pero esto no quiere decir que estemos bien, porque el riesgo de aparición de Dengue siempre existe y aún cuando fuere menor que en otros países, está latente y no toda la población se preocupa por asumir las recomendaciones.
Bastaría dar una recorrida por algunas de las gomerías de la ciudad para ver la cantidad de neumáticos en desuso abandonados incluso en algunos casos usados como “adorno” de las gomerías con total ignorancia o desinterés por lo que puede estar promoviendo la comunidad.
El gobierno departamental debería de apoyar la eliminación de estos reservorios, con medidas adecuadas.
En la misma medida, si nos permitieran entrar y tomar fotos de los fondos de las casas y residencias salteñas, veríamos que muchos de ellos, la gran mayoría son el  mejor reservorio para el Aedes Aegypti, porque las medidas preventivas que se pregonan son totalmente ignoradas o desatendidas.
No estamos ignorando las medidas y la lucha de las autoridades sanitarias, pero tampoco es cuestión de creer que somos los campeones de la prevención y la responsabilidad ciudadana, simplemente porque no es así.
Uruguay es el único  país de América que no  ha tenido Dengue autóctono, esto es surgido  por la infección trasmitida por un mosquito dentro del territorio nacional, pero esto no se debe a una población consciente, responsable y cuidadosa en la prevención, sino sencillamente porque el riesgo es menor, pero nunca inexistente.
¡No lo olvidemos!

La reciente visita de un experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a Salto, para realizar una filmación sobre la tarea que cumple Uruguay y esencialmente Salto, en un punto fronterizo, para tratar de impedir la aparición de casos de Dengue autóctono, tiene más de  una lectura y debe ser vista por una parte como un reconocimiento al esfuerzo que sin duda alguna han realizado en forma permanente las autoridades sanitarias desde hace varios años a esta parte.

Pero siendo realistas, convengamos que lo más que puede haberse logrado con este esfuerzo tratando de concientizar a la población de la necesidad de eliminar los reservorios de las larvas y adoptar otras medidas, es disminuir estos reservorios, porque siendo honestos, convengamos que no se puede hablar de una eliminación, porque de ello estamos muy lejos.

Si nos comparamos con otros países de la región y en particular con algunos puntos de ellos, evidentemente que estamos en mejor situación, pero esto no quiere decir que estemos bien, porque el riesgo de aparición de Dengue siempre existe y aún cuando fuere menor que en otros países, está latente y no toda la población se preocupa por asumir las recomendaciones.

Bastaría dar una recorrida por algunas de las gomerías de la ciudad para ver la cantidad de neumáticos en desuso abandonados incluso en algunos casos usados como “adorno” de las gomerías con total ignorancia o desinterés por lo que puede estar promoviendo la comunidad.

El gobierno departamental debería de apoyar la eliminación de estos reservorios, con medidas adecuadas.

En la misma medida, si nos permitieran entrar y tomar fotos de los fondos de las casas y residencias salteñas, veríamos que muchos de ellos, la gran mayoría son el  mejor reservorio para el Aedes Aegypti, porque las medidas preventivas que se pregonan son totalmente ignoradas o desatendidas.

No estamos ignorando las medidas y la lucha de las autoridades sanitarias, pero tampoco es cuestión de creer que somos los campeones de la prevención y la responsabilidad ciudadana, simplemente porque no es así.

Uruguay es el único  país de América que no  ha tenido Dengue autóctono, esto es surgido  por la infección trasmitida por un mosquito dentro del territorio nacional, pero esto no se debe a una población consciente, responsable y cuidadosa en la prevención, sino sencillamente porque el riesgo es menor, pero nunca inexistente.

¡No lo olvidemos!







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...