Un aporte acertado

La compra y entrega por parte de la Intendencia de Salto de una moto para cada uno de los municipios existentes en el interior del departamento a efectos de que sirva para el control que realizan los inspectores de tránsito de estos municipios, ha sido un aporte acertado, fruto de un entendimiento que merece destacarse como tal. 24 7 12 016

Es bueno que los municipios formulen sus planteamientos en conjunto, porque tratándose de necesidades comunes a todos, es la mejor forma de evitar discriminaciones por ideas políticas o colores partidarios.

No tenemos duda que este es el mejor camino. En este caso se trata de la obtención de una herramienta de trabajo- que eso son las motos entregadas –que habrán de prestar un servicio muy importante a las comunidades a las que servirán, pero estamos seguros que también hay posibilidades de lograr la satisfacción de otras necesidades en forma conjunta con el apoyo del gobierno departamental.

Ignoramos cual ha sido y cual es, en caso de que lo haya el apoye que dispone el gobierno nacional en la materia y cómo se ha cumplido.

Sería lastimoso que la instalación de los municipios cayera en una manipulación de política baja, en la que predominaran viejos vicios de nuestra democracia, desperdiciando la oportunidad de lograr una nueva imagen, con mayor transparencia y mayor equidad que haga efectiva la máxima de que todos los uruguayos somos iguales, como lo establece la Constitución de la República, máxima que sólo una política encarada con grandeza puede llevar a la práctica.

Una política que deje de lado el amiguismo y los “acuerdos” que se hacen entre gallos y medianoche para favorecer a determinadas  militancias partidarias, dejando de lado a otros uruguayos que en los hechos, no son considerados con los mismos derechos, por el sólo hecho de no profesar las mismas ideas políticas.

Y no sirve de excusa aquello, que “quien esté libre de culpa” en este tema “que tire la primera piedra”, como señala la Biblia. No se trata de detener la mirada en el pasado, sino de construir para el futuro.

Los municipios de Salto, donde se hallan representados los tres partidos políticos principales del país, tienen en esta ocasión una oportunidad muy interesante para sembrar este camino.

¡Ojalá se haga!