Un buen acuerdo

El acuerdo entre Uruguay y Argentina por el monitoreo de las aguas del río Uruguay, es a nuestro entender, en primer lugar un acuerdo justo y equitativo entre dos naciones que comparten soberanía sobre el mismo recurso natural.

Así lo han reconocido y destacado líderes de la oposición que señalan que este acuerdo, informado expresamente por el presidente Mujica a los líderes de los cuatro principales partidos políticos del país, ha sido un triunfo para Uruguay y ha mostrado un muy buen manejo del tema.

La “asimetría” existente entre Uruguay, un pequeño país de tres millones de habitantes y Argentina, una nación con más de 33 millones de pobladores, que además tiene soberanía no sólo en este tramo del río, sino también en el que comparte con Brasil, se superan al considerar a ambas naciones en igualdad  de condiciones en cuanto a los derechos que tendrán para monitorear las aguas del río.

Se ha respetado lo que pedimos cuando se comenzó a hablar de dar forma a la sugerencia de la Corte de la Haya para monitorear las condiciones del río.

Se permitirá el ingreso dos veces al año de una misión de científicos (no basta con ser técnicos), dos por país y a todas las empresas que se determinen en ambas costas del río.

Claro está que seguramente la ecuanimidad de los controles ambientales que se hagan no dejarán nunca satisfechos a quienes están planteando exigencias desmedidas, que exceden el interés de preservar las aguas del río.

Seguramente habrá que enfrentar manifestaciones de este tipo y habrá que estar preparados para defender los verdaderos intereses de los pueblos, por encima de los intereses sectoriales o circunstanciales.

Uruguay se ha manejado con gran acierto en este tema. Más allá del enorme daño causado por el injusto bloqueo del puente que duró más de tres años, nunca reaccionó ante las provocaciones, pero tampoco nunca cedió a los planteamientos injustos y desmedidos.

Es en esta línea que debería de mantenerse el país. Bienvenidos los controles ambientales, por parte de quienes realmente están autorizados para hacerlos con la seriedad que corresponde, que poseen los conocimientos necesarios y la autoridad suficiente en la materia para cuidar los recursos naturales como corresponde.

Seguramente que tanto de uno como del otro lado del río, hay aspectos que están degradando las aguas, efluentes industriales, cloacales y de origen agroquímicos, que deberán ser corregidos.

Para llegar a obtener buenos resultados es importante partir de la creación de un “clima” de entendimiento y de buena voluntad que resulta imprescindible para llegar a buen puerto.

Quisiéramos estar seguros que esta es la actual situación.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...