Un proyecto muy positivo

La empresa forestal que abastece de los rolos de madera a la fábrica de pasta de celulosa UPM (ex Botnia), en forma conjunta con el PIT-CNT, y autoridades del gobierno acaban de dar a conocer una noticia que consideramos muy digna de destacarse.

Confirmó que se concretó la construcción de dos barcazas de grandes dimensiones en el Uruguay, que permitirán transportar por vía fluvial la mitad de la producción de rolos de madera del país para abastecer la planta de celulosa. El anuncio fue realizado en una rueda de prensa conjunta que no podemos dejar de destacar como un hecho positivo.

De por si el encuentro de empresarios – en este caso representados por un alto jerarca – y trabajadores representados por directivos nacionales de PIT-CNT, es siempre una señal saludable para cualquier emprendimiento.

Pero además, el hecho de que haya sido el representante de los trabajadores que haya destacado las ventajas de este acuerdo, nos parece más positivo aún.

Señaló que no sólo significa una fuente de trabajo genuino, sino que en el caso específico habrá de quedar montada para el país una infraestructura que hasta ahora no existe en el Uruguay, lo que también significa un aporte muy importante.

La empresa como es de suponer habrá estudiado el costo de la inversión –alrededor de 4 millones de dólares cada embarcación – y seguramente que les serán viables. De todas formas, el otro 50 por ciento de la producción se transportará por tierra, en la flota de camiones que mueve la empresa.

Estos emprendimientos hablan de las posibilidades de empresas compartidas entre empresarios y trabajadores con una visión de largo plazo.

Es importante además que se hagan con total transparencia, dando a conocerlos públicamente en todos sus detalles, porque se manejan sumas importantes para el país y la experiencia indica que la corrupción en estos casos suele tentar a más de uno. Uruguay muestra hoy buenos números y esto no debe pasarse por alto. El desafío está entonces en tratar de que los recursos que dejen al país estos buenos números no sirvan para profundizar las diferencias sociales, sino para achicarlas.

En un país con mayor equidad, muchos de los problemas sociales actuales seguramente se solucionarían o atenuarían al  menos.

Es de esperar que este sea un aporte en esa dirección.