Un tema complejo requiere rápida respuesta

Sin duda que el tema más trascendente de nuestros días es el referente a los crímenes que tuvieron por víctimas a niñas y por lo menos a una de las madres.
Las niñas fueron abusadas por parte de los pedófilos que terminan asesinándolas.
Como hemos dicho nos atrevemos a sostener que en nuestros días existen muchos más pedófilos de lo que imaginamos, nada más que no se manifiestan o no encuentran las condiciones que consideran propicias para sus execrables andanzas.
Tanto es así que la mayor parte de las violaciones y los casos de abusos sexuales se dan en el interior de las familias o su entorno cercano y la hipocresía de nuestra sociedad determina que gran parte de estos casos no salgan a luz nunca, pero existen.
Si en lugar de marchas, hiciéramos actos de verdadero sinceramiento, quizás se podría enfocar el tema con mayor profundidad.
Días atrás escuchábamos a una autoridad en el campo de psiquiatría, quien explicaba que la pedofilia es generalmente un problema mental que no tiene solución, vale decir que quien lo padece lo lleva para el resto de su vida y por lo tanto la reincidencia es frecuente.
De todas formas el entrevistado se oponía a quienes abogan por la castración química, sobre la que opinó que no sólo no es cien por ciento segura, sino que tampoco significa que el pedófilo dejará de hacerlo, dado que hay casos en que incluso se reincide usando otros elementos.
Obviamente que a nivel del mundo intelectual y de quienes van más allá de los casos concretos, se rechaza la posibilidad de establecer la pena de muerte.
Es más, aún la cadena perpetua, en buena parte es rechazada debido a que la posibilidad de recuperarse luego de haber cometido un delito de esta naturaleza, debe quedar abierta, de acuerdo a lo que establece la Constitución de la República.
La salida que cuenta con mayor cantidad de adeptos es la de establecer una lista de reincidentes en este tipo de delitos, medida que ya tienen varios países y ha mostrado una alta eficiencia.
La discusión radica en si esta lista debe ser de acceso público o restringido y reservado únicamente para el Ministerio del Interior. A primera vista es esta la mayor complejidad. Si se le libera al acceso público, se estaría afectando la libertad individual, dado que el sistema penal uruguayo incluso prohíbe el seguimiento de las personas que han salido de la cárcel luego de cumplir su pena.
Si no se le da acceso público, como se hace en otros países, tenemos nuestras dudas de que sirva para algo.
En esto hay que tener muy claro que se está legislando entre la vida y los derechos de los niños y la posible afectación de un derecho de un individuo que difícilmente será capaz de aportar algo a la sociedad.
En esto queremos ser claros: la lista debe existir y debe ser de acceso público. Es la forma de proteger a los más frágiles integrantes de la sociedad, como son los niños.
A.R.D.  







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...