Una ley interesante si se ajusta debidamente

El Senado de la República aprobó, con algunas modificaciones la denominada Ley de Faltas, la que había sido aprobada a mediados de mes por la Cámara de Representantes (Cámara Baja), pero debido a las modificaciones introducidas por la Cámara Alta (Senado) debe volver nuevamente a la Cámara de Representantes.
Esta ley establece disposiciones concretas en aspectos que al día de hoy se entiende que se hallan en una especie de vacío jurídico. Sabemos, por ejemplo,  que está mal, tirar las bolsas de residuos en lugares no habilitados para ello, promover o participar de desórdenes en espectáculos públicos, hacer las necesidades fisiológicas en lugares públicos, participar en las famosas “picadas” y demás, pero estas acciones hasta el día de hoy no son consideradas delitos y por lo tanto, a lo sumo suponen un pasaje por la comisaría y sus autores quedan libres.
En adelante, de aprobarse debidamente la ley, estas acciones, como varias más de la misma  índole serán faltas que tendrán penas concretas, sancionadas con dos horas de trabajo comunitario por parte de quienes la cometan, hasta 30 días.
Quien se negara a cumplir dicho trabajo dice el texto actualmente a estudio, será sancionado con un día de prisión por cada día que no cumplió el trabajo comunitario.
Hasta aquí todo bien, pero entendemos que hay bastante para pulir aún de esta ley. Uno de estos aspectos es el que establece como falta el disparo de petardos, en localidades pobladas. En nuestro país hay una tradición cultural de la pirotecnia no sólo en las fiestas tradicionales, sino también otras actividades. Es más, en algunas celebraciones puntuales se acostumbra hacer una salva de cañón, por parte del Ejército Nacional, y los 25 de Agosto es costumbre que el desfile se inicie haciendo estallar petardos, todo ello quedaría ahora prohibido por ley.
Entre las faltas previstas en el proyecto de ley sustitutivo aprobado por Comisión y votado en el Senado, destacamos.
- Provocación o participación en desorden en un espectáculo público.
- Abuso de alcohol o estupefacientes en lugares públicos.
- Arrojar basura en lugares no habilitados.
- Vandalismo  con  los depósitos  de basura.
- Participación  en competencias  vehiculares  no autorizadas (el Juez, a pedido del  Ministerio Público, podrá  imponer como pena accesoria la incautación  del vehículo por un plazo máximo de tres meses).
- Conducción  de vehículos  motorizados  sin  la autorización correspondiente.
- Conducción  de vehículos  motorizados  con grave  estado  de  embriaguez (el Juez, a pedido del  Ministerio Público, podrá  imponer como pena accesoria la incautación  del vehículo por un plazo máximo de tres meses).
- Conducción de vehículos motorizados al doble de la velocidad permitida.
- Conducción de vehículos  motorizados sin casco protector.
- Disparo de armas de fuego y de petardos en poblado.
Esperemos que una vez aprobadas las disposiciones finales, exis ta la fiscalización correspondiente, sin la cual la ley es nada más que letra muerta.

El Senado de la República aprobó, con algunas modificaciones la denominada Ley de Faltas, la que había sido aprobada a mediados de mes por la Cámara de Representantes (Cámara Baja), pero debido a las modificaciones introducidas por la Cámara Alta (Senado) debe volver nuevamente a la Cámara de Representantes.

Esta ley establece disposiciones concretas en aspectos que al día de hoy se entiende que se hallan en una especie de vacío jurídico. Sabemos, por ejemplo,  que está mal, tirar las bolsas de residuos en lugares no habilitados para ello, promover o participar de desórdenes en espectáculos públicos, hacer las necesidades fisiológicas en lugares públicos, participar en las famosas “picadas” y demás, pero estas acciones hasta el día de hoy no son consideradas delitos y por lo tanto, a lo sumo suponen un pasaje por la comisaría y sus autores quedan libres.

En adelante, de aprobarse debidamente la ley, estas acciones, como varias más de la misma  índole serán faltas que tendrán penas concretas, sancionadas con dos horas de trabajo comunitario por parte de quienes la cometan, hasta 30 días.

Quien se negara a cumplir dicho trabajo dice el texto actualmente a estudio, será sancionado con un día de prisión por cada día que no cumplió el trabajo comunitario.

Hasta aquí todo bien, pero entendemos que hay bastante para pulir aún de esta ley. Uno de estos aspectos es el que establece como falta el disparo de petardos, en localidades pobladas. En nuestro país hay una tradición cultural de la pirotecnia no sólo en las fiestas tradicionales, sino también otras actividades. Es más, en algunas celebraciones puntuales se acostumbra hacer una salva de cañón, por parte del Ejército Nacional, y los 25 de Agosto es costumbre que el desfile se inicie haciendo estallar petardos, todo ello quedaría ahora prohibido por ley.

Entre las faltas previstas en el proyecto de ley sustitutivo aprobado por Comisión y votado en el Senado, destacamos.

– Provocación o participación en desorden en un espectáculo público.

– Abuso de alcohol o estupefacientes en lugares públicos.

– Arrojar basura en lugares no habilitados.

– Vandalismo  con  los depósitos  de basura.

– Participación  en competencias  vehiculares  no autorizadas (el Juez, a pedido del  Ministerio Público, podrá  imponer como pena accesoria la incautación  del vehículo por un plazo máximo de tres meses).

– Conducción  de vehículos  motorizados  sin  la autorización correspondiente.

– Conducción  de vehículos  motorizados  con grave  estado  de  embriaguez (el Juez, a pedido del  Ministerio Público, podrá  imponer como pena accesoria la incautación  del vehículo por un plazo máximo de tres meses).

– Conducción de vehículos motorizados al doble de la velocidad permitida.

– Conducción de vehículos  motorizados sin casco protector.

– Disparo de armas de fuego y de petardos en poblado.

Esperemos que una vez aprobadas las disposiciones finales, exis ta la fiscalización correspondiente, sin la cual la ley es nada más que letra muerta.