Una “mancha” avergüenza al sistema democrático uruguayo

Los uruguayos solemos enorgullecernos de nuestro sistema democrático, donde presidente y expresidentes pueden aparecer juntos y compartiendo en alguna ocasión especial.
Es además de los pocos países donde no existen atentados terroristas y casi todos los temas se dirimen mediante discusión y diálogo, que luego es la ciudadanía la que decide. Sin duda son valores que motivan este orgullo.
Sin embargo sigue habiendo una piedra en el camino y es nada menos que el voto desde el extranjero. Uruguay es de los pocos países del mundo que exige que los votantes estén en el territorio para sufragar, dado que no se habilita forma alguna de hacerlo desde el extranjero.
Es por este motivo que lo que se ha denominado la diáspora, o el departamento veinte lucha por conseguir el sufragio en el extranjero que se ha buscado de diferentes formas desde el inicio del siglo y nunca se lo ha conseguido.
Hoy se puede entender que no es uno de los temas urgentes a resolver en el país, pero sin duda alguna que es un “debe” de la democracia uruguaya. El domingo último se celebraron las elecciones en Colombia, un país que tiene habilitado el voto en el extranjero y más de 78 mil ciudadanos de aquel país sufragaron, incrementando notoriamente la cifra que había votado por esta vía en las elecciones pasadas.
Entendámonos bien, si las iniciativas han fracasado hasta el momento se debe fundamentalmente a que la posición de los partidos tradicionales (blanco y colorado) se ha mantenido invariable y se basa en la convicción de que quienes se han ido son esencialmente votantes del Frente Amplio.
Obviamente que no es este el argumento que se usa al momento de “explicar” el por qué de la negativa, pero resulta claro que es así.
Ahora bien, a juzgar por el resultado de las tres últimas elecciones ésta estrategia no ha dado resultado, debido a que casi el 50 por ciento de los uruguayos que se han ido, lo ha hecho hacia la Argentina, país vecino y de diferentes maneras se las arreglan para venir a votar llegado el momento.
Es hora entonces de pensar si realmente ese otro 50 por ciento que se halla en otros países será tan determinante como para cambiar el resultado electoral, cuando se asume que quienes se han ido a Miami (EE.UU), España y Europa, tres de los principales destinos después de Argentina, no son todos votantes del Frente Amplio precisamente.
Es hora de analizar en profundidad y sin apasionamientos, porque considerar que quienes están fuera del país no son uruguayos al momento de votar, es una mancha en el sistema democrático.
A.R.D. 







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...