Una situación inadmisible

Tras el último operativo en Casavalle, en Montevideo, en el que participaron 400 policías, se detuvo a una docena de personas con antecedentes policiales, algunos incluso requeridos en nuestros días por sospecharse que han estado vinculados a determinados delitos.
En el mismo operativo se incautaron armas y una cantidad importante de drogas, algunas prontas para ser comercializadas. Lamentablemente el epílogo de la acción de las fuerzas de seguridad fue lamentable, debido a que un ómnibus de la Guardia Republicana embistió a una señora mayor de edad que falleció en el lugar.
Pero esta lamentable tragedia no debería eclipsar lo otro. Se ha sabido tras este episodio que en el lugar se llevan contabilizados ¡más de 40 expulsiones! de familias a quienes los delincuentes les exigieron que se fueran del barrio porque “necesitaban” su vivienda ya sea para sus reuniones, para venderlas posteriormente o para usarlas como depósito de objetos robados… Más de 200 personas han sufrido esta acción vandálica, según el registro policial, sintiéndose totalmente desprotegidas.
Es más la persona que “administraba” las fincas que quedaban vacías fue detenida por la Policía, pero al no haber suficientes pruebas en su contra, “zafó” con una levísima pena de algunos días.
Es más, frecuentemente las víctimas “explican” que no se animan a denunciar nada porque saben que ellas mismas o sus familiares pagarían las consecuencias, debido a las amenazas de los delincuentes que los conocen bien.
A estos nos referíamos ayer, cuando afirmamos que a nuestro juicio la ley necesita “aggiornarse”, es decir actualizarse porque en caso contrario quienes se ven favorecidos son los propios delincuentes.
Más aún, en el hipotético caso que alguien fuera a parar a la cárcel (desde donde se afirma que salen las órdenes para cometer graves hechos delictivos), pronto trascienden las quejas, porque el sistema “no ayuda a recuperarse, no sirve para la rehabilitación” de quien delinque. Se quejan de hacinamiento, de malos tratos y demás.
No desconocemos esta realidad, pero no tiene la misma prensa la situación de las víctimas, de las familias que muchas veces se ven privados de su principal sostén, de quienes de una u otra forma son sometidos a la acción delictiva, sin que a nadie parezca importarle.
Y conste que no desconocemos que la seguridad ha sido y es el principal argumento político de quienes se oponen a un gobierno, pero esta situación nos involucra a todos y si seguimos creyendo que “no es problema mío” e indirectamente deseando que la cosa se agrave para arrimar leña a nuestro fogón, ya sabemos quienes sacarán provecho…
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...