Uruguay el país donde las cosas demoran más

Nunca podré entender por qué en el Uruguay todo demora mucho más que en otro país. En estos días se está anunciando con mucho entusiasmo que “a fin de año estará vigente la exigencia de cobrar las bolsitas de nylon en los supermercados”.
“Vaya novedad” podrá pensar Ud. en Salto ya se ha puesto en práctica esta medida hace un par de meses, por lo menos y todavía tendrán que pasar otros cuatro meses para empezar a regir.
Si se tratara de un hecho aislado, que sucede por primer vez podría pensarse que esto es fruto de un problema inesperado o de un problema difícil de resolver.
Nada de esto sucede en el caso que nos ocupa, porque el tema del daño ambiental ocasionado por los plásticos se conoce hace décadas, pero nunca se lo asumió.
No somos partidarios de obrar al grito, de establecer medidas y exigencias sin evaluar debidamente un tema, pero tampoco es bueno demorar más de lo aconsejable.
El daño ambiental que ocasionan las bolsitas de nylon es muy alto, aunque no el mayor, pero es muy importante eliminarlas porque es uno de los problemas en que el ser humano puede hacer más y más rápidamente.
Por lo que vemos y sabemos para evitar las bolsitas de nylon sólo es necesario poner responsabilidad, que suponen no olvidarse de llevar otro recipiente o incluso de volver por un sustituto.
Lo que resulta innegable es que si hasta el momento no se ha hecho nada en este sentido se debe esencialmente a dos aspectos.
En primer lugar y para nosotros el más fácil de solucionar es el que requiere únicamente la voluntad del consumidor. Si este rechaza las bolsita no hay absolutamente nadie, ni nada que pueda obligarle a usarlas. Por lo tanto si seguimos teniendo este problema es porque los consumidores nunca asumieron el problema.
El segundo aspecto probablemente también muy influyente en el tema, y difícil de evitar es el hecho de que hasta el momento y por lo menos de acuerdo a lo que se anuncia hasta el año próximo, las industrias e importadoras de las bolsitas harán pesar sus intereses y no se podrán evitar su uso.
Por lo menos nos queda la esperanza de que aunque tarde, mejor que nunca y por lo tanto la medida llegue a tiempo para evitar las catástrofes que se anuncian como consecuencias de los desajustes, derroches y abusos que realizamos nosotros.
En este caso al menos aún estamos a tiempo de evitar un desastre mayor.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...