“Padre e hijo, entregados de corazón a un departamento pujante”

Así se hacen sentir. Y así lo sentimos.
Es toda una familia unida, llevando la no escasa tarea de recorrer el camino político juntos.
Con sus tropiezos, también con mucha alegría, esmerados en el bienestar y el orgullo de todos los salteños.
Por un lado Arturo Coutinho.
Tito, como le llamamos cariñosamente, al papa de nuestro Intendente. Encargándose de tener la vista puesta desde un punto estratégico, para trasmitírselo a su hijo, tratando de siempre aportar en lo que puede.
Salteño, de Barrio Hipódromo, volvió de Montevideo donde estudiaba, y encontró el amor. En “una maravillosa compañera de vida, con muchos años a mi lado” como la define él, a su esposa, María del Pilar.
Es que son 54 años juntos y felices. Y este 17 de Julio, festejará su cumpleaños, rodeado de toda su familia.
Por el otro Germán Coutinho. Casado con Ianina, contando con su compañía, apoyo, desde  hace ya muchos años, y orgulloso de sus  hijos.
Muy entregado a su tarea. Con un increíble y positivo entusiasmo por realizar cosas nuevas. Con todo el esfuerzo que requiere  de un jerarca con responsabilidad y  ganas de cambio.
Los dos, en una charla muy amena, nos cuentan su trayectoria por la política, entre otras cosas:
¿Cuántos hijos son?
Tito- Son tres: Gisela María, Germán Manuel, y Gonzalo Miguel. Es, este ultimo nuestro mimoso, por ser el más chiquito. Estudió en Montevideo y actualmente, es un empresario.
La coincidencia se da, de que son los tres con GM el comienzo de sus nombres.
¿Cómo eran de chiquitos, muy traviesos?
-Tito: Germán, muy inteligente.
Tengo anécdotas de cuando tenía 4 años. Venía en esa época, álbumes, con figuras de jugadores de fútbol, y nos asombraba ver, como retenía el nombre de cada uno de ellos.
Sabía cual le faltaba y cual, no. Aunque eran países en el campeonato de fútbol europeo, no alcanzaba a reconocer los países, pero si todos los  cuadros.
Gisela, se dedicaba mucho al estudio y con 23 años, se recibió de escribana. Ya se notaba el entusiasmo de emprendedora y de empresaria. Eso lo trae de la mamá.
Y Gonzalo, vive con nosotros aquí, dedicado a su empresa, además, es edil de la Junta Departamental.
¿Cuánto tiempo en familia?
-Tito: Cumplimos el 24 de Junio, 54 años de un feliz matrimonio con María del Pilar.
Germán, ¿Cuántos hijos tienes?
Son cuatro: Germán Manuel de 3 años, María Ianina de 10, María del Pilar de 15, y Carlos Martín de 19 años.
Este último se llama igual que papá, María del Pilar como mamá, María Ianina como la madre, y Germán Manuel se llama igual que yo.
¿Qué cosas recuerdas, todavía y te  gustan realizarlas con papá?
-Germán: A mí me genera muchos recuerdos, lo activo que era él para la política.
Con 10 años, lo acompañaba yo, muchísimo. Recuerdo verlo al lado de Amílcar Vasconcellos, haciendo giras.
Luego en el año 82, estuvo también en las elecciones. Había una departamental en calle Amorin de la J A I, que era en la que él transitaba.
Recuerdo acompañarlo permanentemente cuando trabajaba  en el Correo. Ser el hijo del jefe, era muy entretenido.
También compartimos las mismas cosas, colorados los dos, universitarios, no tenemos casi discrepancias en todo lo que hacemos.
¿Te acompaña en tu labor, con ideas?
-Germán: Me acompañó siempre. En todas las reuniones y actos.
Hoy por hoy, mantenemos por suerte, cientos de seguidores, pero cuando éramos ocho o diez, iba a todas las reuniones y actos. Siempre estaba. Incluso al  abrir la Agrupación, estuvo en todo momento.
Y actualmente, muchas veces me suena el teléfono, veo que es él  y me preocupo pensando ¿qué podría haber pasado?
Es, para decirme que se enteró de alguna noticia y se preocupa.
Está muy pendiente, muchas veces, me entero de algunas novedades por medio suyo, y no por todas las vueltas que doy diariamente. (Sonríe)
Nos cuida demasiado a todos, y somos muy compañeros. Porque mis hermanos también están muy pendientes de él.
¿Hay cuidados también con los nietos?
-Tito. Sí! Están todos acá, pero tenemos también una nieta, que se encuentra en Europa, haciendo una maestría. Es Ingeniera Civil, hija de Gisela y aunque está lejos, mantenemos una fluida comunicación por skipe. Hablamos horas, todos los días.
¿Cuándo se reúne la familia?
Tito-Siempre que podemos.
Nos vamos a casa de Germán que es grande, a lo de Gisela, con la excusa  de un asado o simplemente para reunirnos. Todo lo que podemos disfrutar en familia, lo hacemos.
-Germán: Antes, cuando éramos más chicos, nos reuníamos seguidísimo.
Pasa que actualmente, todos, enfrascados cada cual con tanta actividad, nos roban más tiempo. Pero tratamos de hacerlo lo más seguido posible, y sobre todo en los cumpleaños, siempre.
¿Qué se siente, al tener como hijo al Intendente, con expectativas a futuras  elecciones?
-Tito: Me siento muy feliz, y me encanta.
Conozco bien su corazón y sabemos lo que siente.
Su corazón es como un conventillo, porque quiere a todo el mundo, sin diferencias  y trata de luchar por su Salto, que es lo que más quiere.
Dios lo hizo así, y nosotros lo acompañamos en su lucha, que bastante ardua es.
Tiene que ser una persona de bien, para querer, y ayudar mucho a la gente. Para estar siempre al servicio de lo humano, para tenderle una mano. Y él, lo es.
¿Cómo fue Germán tu reacción en cuanto pensar en la participacion de papá, cuando llegaste a ser Intendente?
La verdad, cuando gané las elecciones, estaba más que contento, preocupado.
Mamá y papá disfrutaban mucho tiempo en la calle, llamaba todo el mundo y había una emoción especial.
También había un tremendo desafío, por la cantidad de cosas que requiere una función como esta.
Se disfruta, pero también uno ve que de lo que le pueda pasar a cado uno, es un tema que uno maneja, pero a veces a los padres también le repercute mucho que las cosas salgan bien.
Y cuando hay errores, también lo sufren bastante.
¿Cómo lo disfrutaste al triunfo en familia?
Es difícil disfrutarlo hoy, porque es un tema que requiere mucha responsabilidad.
Pero lo bueno fue, que vivimos un hecho histórico cuando gane.
Estábamos juntos todos en el Hotel Los Naranjos.
Habíamos ido a esperar toda la familia los resultados, junto a un pequeño grupo de amigos íntimos. Fue una elección dificilísima, voto a voto, y con mucha confusión. Fueron  seis horas de sensaciones muy distintas.
Parecía de a ratos que si, y de a ratos que no.
Y cuando sí se confirma la noticia, creo que lo disfrutamos y lo vivimos como algo que se transformó en inolvidable. Y juntos estábamos allí todos. Mi esposa Ianina, mi hermana, mi hermano, mis padres y mis hijos.
Tito, ¿Qué es para usted ser padre?
Es tener el fruto, de un amor hermoso. Algo maravilloso, que hay que vivirlo y sentirlo. Amar a los hijos, es importantísimo.
Lo mismo pasa con los nietos. Son divinos. Ojala pudiera mantenerlos  a todos juntos, poder verlos todos los días, y a cada rato.
Solo con verlos ya soy feliz. Es algo maravilloso saber que vienen de paseo.
Germán, ¿Qué es ser hijo y padre a la vez?
Cuando uno es padre te cambia la vida. La única prioridad pasa a ser los hijos. Para que se críen bien y sean felices.
¿Un saludo a los papás salteños?
-Tito: Saludo a todos los papas de salto, a mis amigos y uno especial, a los funcionarios de Diario EL PUEBLO, para que disfruten la familia, sean felices. Luchen por eso, por la unión que hoy existe.
-Germán: Mi deseo, es de un feliz día  todos los padres.
Decirle  a todo el que lo tiene, que lo disfrute. Y al que no, que tenga el mejor de los recuerdos. No se necesita estar físicamente para estar presente.
Y a todos los padres, los veo un poco en el marco de hombres, mujeres salteños. Mi deseo, es que este siga siendo un departamento con buen humor, con buena actitud, de mano tendida, y que todos puedan tener la oportunidad de seguir construyendo una buena ciudad, para que todos los salteños estemos orgullosos de donde vivimos. En un departamento que amamos.
l

Así se hacen sentir. Y así lo sentimos.

Es toda una familia unida, llevando la no escasa tarea de recorrer el camino político juntos.

Con sus tropiezos, también con mucha alegría, esmerados en el bienestar y el orgullo de todos los salteños.

Por un lado Arturo Coutinho.

Tito, como le llamamos cariñosamente, al papa de nuestro Intendente. Encargándose de tener la vista puesta desde un punto German Coutinho y padreestratégico, para trasmitírselo a su hijo, tratando de siempre aportar en lo que puede.

Salteño, de Barrio Hipódromo, volvió de Montevideo donde estudiaba, y encontró el amor. En “una maravillosa compañera de vida, con muchos años a mi lado” como la define él, a su esposa, María del Pilar.

Es que son 54 años juntos y felices. Y este 17 de Julio, festejará su cumpleaños, rodeado de toda su familia.

Por el otro Germán Coutinho. Casado con Ianina, contando con su compañía, apoyo, desde  hace ya muchos años, y orgulloso de sus  hijos.

Muy entregado a su tarea. Con un increíble y positivo entusiasmo por realizar cosas nuevas. Con todo el esfuerzo que requiere  de un jerarca con responsabilidad y  ganas de cambio.

Los dos, en una charla muy amena, nos cuentan su trayectoria por la política, entre otras cosas:

¿Cuántos hijos son?

Tito- Son tres: Gisela María, Germán Manuel, y Gonzalo Miguel. Es, este ultimo nuestro mimoso, por ser el más chiquito. Estudió en Montevideo y actualmente, es un empresario.

La coincidencia se da, de que son los tres con GM el comienzo de sus nombres.

¿Cómo eran de chiquitos, muy traviesos?

-Tito: Germán, muy inteligente.

Tengo anécdotas de cuando tenía 4 años. Venía en esa época, álbumes, con figuras de jugadores de fútbol, y nos asombraba ver, como retenía el nombre de cada uno de ellos.

Sabía cual le faltaba y cual, no. Aunque eran países en el campeonato de fútbol europeo, no alcanzaba a reconocer los países, pero si todos los  cuadros.

Gisela, se dedicaba mucho al estudio y con 23 años, se recibió de escribana. Ya se notaba el entusiasmo de emprendedora y de empresaria. Eso lo trae de la mamá.

Y Gonzalo, vive con nosotros aquí, dedicado a su empresa, además, es edil de la Junta Departamental.

¿Cuánto tiempo en familia?

-Tito: Cumplimos el 24 de Junio, 54 años de un feliz matrimonio con María del Pilar.

Germán, ¿Cuántos hijos tienes?

Son cuatro: Germán Manuel de 3 años, María Ianina de 10, María del Pilar de 15, y Carlos Martín de 19 años.

Este último se llama igual que papá, María del Pilar como mamá, María Ianina como la madre, y Germán Manuel se llama igual que yo.

¿Qué cosas recuerdas, todavía y te  gustan realizarlas con papá?

-Germán: A mí me genera muchos recuerdos, lo activo que era él para la política.

Con 10 años, lo acompañaba yo, muchísimo. Recuerdo verlo al lado de Amílcar Vasconcellos, haciendo giras.

Luego en el año 82, estuvo también en las elecciones. Había una departamental en calle Amorin de la J A I, que era en la que él transitaba.

Recuerdo acompañarlo permanentemente cuando trabajaba  en el Correo. Ser el hijo del jefe, era muy entretenido.

También compartimos las mismas cosas, colorados los dos, universitarios, no tenemos casi discrepancias en todo lo que hacemos.

¿Te acompaña en tu labor, con ideas?

-Germán: Me acompañó siempre. En todas las reuniones y actos.

Hoy por hoy, mantenemos por suerte, cientos de seguidores, pero cuando éramos ocho o diez, iba a todas las reuniones y actos. Siempre estaba. Incluso al  abrir la Agrupación, estuvo en todo momento.

Y actualmente, muchas veces me suena el teléfono, veo que es él  y me preocupo pensando ¿qué podría haber pasado?

Es, para decirme que se enteró de alguna noticia y se preocupa.

Está muy pendiente, muchas veces, me entero de algunas novedades por medio suyo, y no por todas las vueltas que doy diariamente. (Sonríe)

Nos cuida demasiado a todos, y somos muy compañeros. Porque mis hermanos también están muy pendientes de él.

¿Hay cuidados también con los nietos?

-Tito. Sí! Están todos acá, pero tenemos también una nieta, que se encuentra en Europa, haciendo una maestría. Es Ingeniera Civil, hija de Gisela y aunque está lejos, mantenemos una fluida comunicación por skipe. Hablamos horas, todos los días.

¿Cuándo se reúne la familia?

Tito-Siempre que podemos.

Nos vamos a casa de Germán que es grande, a lo de Gisela, con la excusa  de un asado o simplemente para reunirnos. Todo lo que podemos disfrutar en familia, lo hacemos.

-Germán: Antes, cuando éramos más chicos, nos reuníamos seguidísimo.

Pasa que actualmente, todos, enfrascados cada cual con tanta actividad, nos roban más tiempo. Pero tratamos de hacerlo lo más seguido posible, y sobre todo en los cumpleaños, siempre.

¿Qué se siente, al tener como hijo al Intendente, con expectativas a futuras  elecciones?

-Tito: Me siento muy feliz, y me encanta.

Conozco bien su corazón y sabemos lo que siente.

Su corazón es como un conventillo, porque quiere a todo el mundo, sin diferencias  y trata de luchar por su Salto, que es lo que más quiere.

Dios lo hizo así, y nosotros lo acompañamos en su lucha, que bastante ardua es.

Tiene que ser una persona de bien, para querer, y ayudar mucho a la gente. Para estar siempre al servicio de lo humano, para tenderle una mano. Y él, lo es.

¿Cómo fue Germán tu reacción en cuanto pensar en la participacion de papá, cuando llegaste a ser Intendente?

La verdad, cuando gané las elecciones, estaba más que contento, preocupado.

Mamá y papá disfrutaban mucho tiempo en la calle, llamaba todo el mundo y había una emoción especial.

También había un tremendo desafío, por la cantidad de cosas que requiere una función como esta.

Se disfruta, pero también uno ve que de lo que le pueda pasar a cado uno, es un tema que uno maneja, pero a veces a los padres también le repercute mucho que las cosas salgan bien.

Y cuando hay errores, también lo sufren bastante.

¿Cómo lo disfrutaste al triunfo en familia?

Es difícil disfrutarlo hoy, porque es un tema que requiere mucha responsabilidad.

Pero lo bueno fue, que vivimos un hecho histórico cuando gane.

Estábamos juntos todos en el Hotel Los Naranjos.

Habíamos ido a esperar toda la familia los resultados, junto a un pequeño grupo de amigos íntimos. Fue una elección dificilísima, voto a voto, y con mucha confusión. Fueron  seis horas de sensaciones muy distintas.

Parecía de a ratos que si, y de a ratos que no.

Y cuando sí se confirma la noticia, creo que lo disfrutamos y lo vivimos como algo que se transformó en inolvidable. Y juntos estábamos allí todos. Mi esposa Ianina, mi hermana, mi hermano, mis padres y mis hijos.

Tito, ¿Qué es para usted ser padre?

Es tener el fruto, de un amor hermoso. Algo maravilloso, que hay que vivirlo y sentirlo. Amar a los hijos, es importantísimo.

Lo mismo pasa con los nietos. Son divinos. Ojala pudiera mantenerlos  a todos juntos, poder verlos todos los días, y a cada rato.

Solo con verlos ya soy feliz. Es algo maravilloso saber que vienen de paseo.

Germán, ¿Qué es ser hijo y padre a la vez?

Cuando uno es padre te cambia la vida. La única prioridad pasa a ser los hijos. Para que se críen bien y sean felices.

¿Un saludo a los papás salteños?

-Tito: Saludo a todos los papas de salto, a mis amigos y uno especial, a los funcionarios de Diario EL PUEBLO, para que disfruten la familia, sean felices. Luchen por eso, por la unión que hoy existe.

-Germán: Mi deseo, es de un feliz día  todos los padres.

Decirle  a todo el que lo tiene, que lo disfrute. Y al que no, que tenga el mejor de los recuerdos. No se necesita estar físicamente para estar presente.

Y a todos los padres, los veo un poco en el marco de hombres, mujeres salteños. Mi deseo, es que este siga siendo un departamento con buen humor, con buena actitud, de mano tendida, y que todos puedan tener la oportunidad de seguir construyendo una buena ciudad, para que todos los salteños estemos orgullosos de donde vivimos. En un departamento que amamos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...