19 de octubre, Día del cáncer de mama

“Son muchas las mujeres que le ganan al cáncer de mama”

Con el Cirujano, Dr. Gonzalo Leal

En el día del cáncer de mama, contamos con la palabra del Dr. Gonzalo Leal, Cirujano que se encuentra desde hace muchos años realizando entre otras, operaciones  de tumores mamarios.
En un informe exclusivo nos brinda su experiencia con conocimientos y precauciones en general sobre el cáncer de mama y así dialogamos:
¿Qué es el cáncer de mama?
Un grupo de células cancerígenas con un crecimiento fuera de lo normal, que se origina en la mama.Dr. Gonzalo Leal
Ese crecimiento hace que  invada los tejidos cercanos o propagarse, haciendo metástasis en áreas alejadas, lo que llamamos secundarismo.
Las células cancerígenas pueden viajar por el torrente sanguíneo y el sistema linfático va extendiéndose desde el tumor primario hacia otros órganos. A esto se le llama metástasis.
¿Por qué puede producir metástasis?
En su mecanismo, el tumor puede producir metástasis porque los vasos sanguíneos forman una red de arterias, vasos capilares y venas por donde circula la sangre en el cuerpo.
Además, el sistema linfático lleva linfa a los tejidos del cuerpo a través de los vasos linfáticos.
Al circular por el torrente sanguíneo o por el sistema linfático, las células del cáncer pueden extenderse desde el sitio primario del cáncer a otros órganos.
Importante entender, que un cáncer de mama que se extendió al pulmón e hizo una metástasis en el pulmón, sigue llamándose cáncer de mama y no cáncer de pulmón, porque se originó en la mama y no en el pulmón. Se llama entonces cáncer de mama con metástasis pulmonar.
¿Cuál es el medio para diagnosticar el cáncer?
Es la Biopsia.
Con una muestra del área sospechosa, que se examina con un microscopio. Única prueba que indica la presencia real de cáncer.
Aunque existen diferentes tipos de biopsias: sea cual sea la técnica que se emplee, es imprescindible para la confirmación de malignidad.
El llamado arponaje, se realiza cuando la masa no se palpa, se hace una mamografía y se coloca una aguja delgada que transportará un alambre (arpón) que guía al cirujano hacia el área que se debe extirpar.
¿Por qué es tan importante la enfermedad?
En Uruguay una de cada diez mujeres, podrían desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida, siendo el cáncer más frecuente en las mujeres.
Cada día aproximadamente, cinco mujeres uruguayas son diagnosticadas de cáncer de mama y el 1% de los cánceres de mama se presentan en hombres.
En nuestro país, por cáncer de mama cada día, mueren aproximadamente dos mujeres.
¿Cuál es el mejor estudio para detectarlo?
Hasta el momento la mamografía. Aún cuando los tumores son tan pequeños que no pueden ser palpados.
En nuestro país el desarrollo de la mamografía ha jugado un papel relevante en el diagnóstico oportuno, ya que el cáncer de mama puede desarrollarse sin presentar síntomas.
La mama.
¿Cómo se conforma?
Principalmente por:
Lobullillos: glándulas productoras de leche
Conductos: pequeños tubos que llevan la leche desde los lobulillos hasta el pezón
Estroma: tejido adiposo y tejido conectivo que rodean los conductos y los lobulillos, los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos.
El cáncer se puede originar en cualquier parte de su estructura:
Cánceres ductales: son la mayoría de los cánceres de mama y se originan en las células que recubren los conductos
Cánceres lobulillares: se originan en las células que recubren los lobulillos
Una minoría de los cánceres de mama se origina en otros tejidos.
La importancia del sistema linfático radica en que el cáncer de mama se puede extender a través del mismo.
¿Cómo está conformado?
El sistema linfático está conformado por:
Ganglios linfáticos: pequeños grupos de células del sistema inmunológico (de importancia en la lucha contra las infecciones) que se interconectan mediante los vasos linfáticos.
Vasos linfáticos: son parecidos a pequeñas venas y transportan un líquido claro llamado linfa hacia afuera de la mama.
Las células del cáncer de mama pueden ingresar en los vasos linfáticos y comenzar a crecer en los ganglios linfáticos.
De todos modos, no todas las mujeres que tienen células cancerígenas en sus ganglios linfáticos, desarrollan metástasis.
Como mujeres que no tienen cáncer en sus ganglios linfáticos, luego pueden desarrollar metástasis porque la diseminación se produjo a través del torrente sanguíneo.
¿A qué le llamamos  carcinoma?
Al carcinoma ductal in situ y el carcinoma lobulillar in situ.
Carcinoma in situ: se refiere a una etapa temprana del cáncer cuando está confinado a la capa de células en donde se originó y no ha crecido hacia el tejido más profundo de la mama ni a otros órganos del cuerpo.
¿Mujeres diagnosticadas en esta etapa temprana se pueden curar?
Casi en su totalidad.
¿Cuáles son los diferentes tipos de cáncer que se diagnostican?
Carcinoma invasivo (infiltrante)
Este es un cáncer que ya ha sobrepasado la capa de células donde se originó (al contrario del carcinoma in situ).
Existen dos tipos: el carcinoma ductal invasivo y el carcinoma lobulillar invasivo.
La mayor parte de los cánceres de mama son carcinomas invasivos.
Cáncer inflamatorio de mama:
Es invasivo poco común, presentándose aproximadamente en un 1% de todos los cánceres de mama.
Por lo general no hay una sola tumoración sino que este tipo de cáncer se manifiesta con la piel de la mama roja y caliente o también pueden observarse hoyuelos, causando un aspecto parecido a la cáscara de una naranja.
La mama afectada puede volverse más grande, firme, sensible o puede presentar picazón. En sus comienzos, muchas veces se confunde con una infección en la mama.
Al no existir una masa tumoral generalmente no se detecta con una mamografía, siendo más difícil realizar un diagnóstico temprano.
También existe enfermedad de Paget del pezón:
Un cáncer poco frecuente, casi siempre asociado con el carcinoma ductal, que comienza en los conductos de la mama y crece en la piel del pezón y en la areola.
Al observar la piel del pezón y la areola se ven costras, escamas y aspecto enrojecido con sangrado o supuración.
Existen además, otros tipos de cáncer de mama ya menos frecuentes.
¿Cuáles son los factores de riesgo?
Los inmodificables como el sexo y la edad.
Y los modificables relacionados con los estilos de vida:
Los inmodificables:
*Ser mujer es el principal factor de riesgo frente al cáncer de mama que aumenta con la edad.
Si bien existen edades en las cuales es más frecuente esta enfermedad, algunas mujeres muy jóvenes pueden tener riesgo de desarrollarla.
*En las mujeres con antecedentes familiares en hermana, madre, abuelas. De todas formas más del 90% de las mujeres con cáncer de mama no tienen antecedentes familiares.
Se ha estudiado que entre un 5 y un 10% de los cánceres de mama son hereditarios. Su origen se ha relacionado directamente con cambios en los genes que han sido heredados de uno de los padres.
En cáncer de mama hereditario, la causa más común es una mutación heredada de los genes BRCA1 y BRCA2( con estudios que se realizan en Uruguay a mujeres que deben cumplir algunos requisitos).
Generalmente, desarrollado en mujeres más jóvenes con alta probabilidad de afectar ambas mamas. Quienes tienen estos cambios genéticos también aumentan su riesgo de otros tipos de cáncer (ovario). Para reducirlos, existe la recomendación médica para que las mujeres con mutaciones del BRCA se extirpen los ovarios una vez que decidan no tener más hijos.
¿Existen riesgos mayores?
*Una mujer con antecedentes, tiene un mayor riesgo de padecerlo en la otra mama o en otra parte de la misma mama.
*Cuando las mujeres han tenido más ciclos menstruales porque han comenzado a menstruar antes de los 12 años o han tenido su menopausia después de los 55 años.
*Mujeres que antes de los 20 años recibieron radiaciones en el tórax como parte de un tratamiento contra otro tipo de cáncer.
¿Factores de riesgo modificables relacionados con el estilo de vida?
El aumento del riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres con sobrepeso u obesidad (posibles causas: alimentos con alto contenido en grasa), especialmente después de la menopausia.
Este cáncer es menos frecuente en países con una dieta con bajo contenido total de grasas.
*Se evidencia la actividad física con la reducción del riesgo de cáncer de mama.
*No haber tenido hijos o tener un primer hijo luego de los 30 años.
*Los efectos de amamantar incide en la disminución del riesgo de desarrollar cáncer de mama durante el primer año y medio, dos años de vida.
*Las mujeres que después de la menopausia han recibido terapia hormonal combinada (con estrógeno y progesterona).
*El consumo de alcohol.
*El humo de tabaco (fumadores, o fumadores involuntarios) ha determinado un posible vínculo.

Tratamiento

Cuando se confirma el diagnóstico de cáncer de mama, el médico tratante indicará el tratamiento que considera más adecuado tomando en cuenta múltiples factores. La mayoría de las personas reciben una combinación de tratamientos con el objetivo principal de tratar el cáncer e impedir que regrese.
Para poder explicarlo mejor podemos decir, que el tratamiento estará dirigido a dos frentes.
El llamado tratamiento local, que busca tratar el cáncer en un sitio específico sin afectar el resto del cuerpo, ejemplo claro de estos tratamientos son la cirugía y la radioterapia.
Y por otro lado el  tratamiento sistémico, que se entiende con la administración de medicamentos por vía oral o en inyecciones por vía intravenosa, para llegar a las células cancerosas en cualquier parte de cuerpo. Ejemplo de estos tratamientos son la quimioterapia, la terapia hormonal y la terapia dirigida.
¿Cuándo se llega a la cirugía?
A la mayoría de las mujeres con cáncer de mama se les realiza algún tipo de cirugía, siendo las opciones: la cirugía conservadora de la mama o la mastectomía (resección total de la glándula mamaria).
Con el objetivo de saber si el cáncer de mama ha llegado a los ganglios linfáticos de la axila, se pueden extirpar uno o más ganglios linfáticos y examinarlos en el microscopio. Con este procedimiento se obtiene información para conocer la situación de la enfermedad y así lograr la selección del tratamiento más adecuado, a la vez que realizar el pronóstico.
Los ganglios
La disección de los ganglios linfáticos de la axila, en general se realiza al mismo tiempo que la cirugía mamaria aunque también se puede realizar en una segunda operación.
Al igual que en otras intervenciones quirúrgicas, con la cirugía de los ganglios linfáticos es posible que la mujer sienta  dolor, sangrado, inflamación e infecciones, pero el principal efecto secundario a largo plazo cuando se extirpan los ganglios linfáticos axilares, es la inflamación del brazo o linfedema
¿Por qué sucede?
Cuando existe exceso de líquido en los brazos, normalmente regresa al torrente sanguíneo a través del sistema linfático. Ante la extirpación de los ganglios linfáticos algunas veces se bloquea el drenaje del brazo, lo que hace que este líquido permanezca y se acumule en el mismo. Por ello, debe evitarse levantar peso con ese brazo.

Si bien la disección de los ganglios linfáticos de la axila explicada anteriormente, es una intervención segura, a veces se corre mayor riesgo de que el brazo se inflame luego de la cirugía (linfedema), por esta razón, los médicos pueden decidir realizar una biopsia de ganglio centinela.
¿En qué consiste?
En que el cirujano detecta y extirpa el primer ganglio linfático, el que tiene más probabilidades de contener células cancerosas si es que el cáncer se ha propagado.
El procedimiento consiste en inyectar una sustancia radioactiva y/o un colorante en el tumor o en el área alrededor del tumor. Los vasos linfáticos transportan estas sustancias hacia el ganglio centinela. Una vez detectada la sustancia radioactiva o el colorante, el cirujano extirpa estos ganglios.
En general son dos o tres, que serán observados en un microscopio.
¿Cuándo se examina el ganglio?
Durante la cirugía, para saber si contiene cáncer. Si se encuentra cáncer en el ganglio linfático centinela, el cirujano puede continuar con una disección axilar completa o no.
Si no se encuentra cáncer en el ganglio centinela, no es necesario realizar más cirugías en los ganglios linfáticos.
¿Qué es tratamiento con radioterapia?
Es un tratamiento con radiaciones o partículas de alta energía que destruyen las células de cáncer.
Indicada por un médico Oncólogo Radioterapeuta quien decide dónde, cuándo y la cantidad de aplicaciones que se deben realizar.
¿Cuándo se la indica?
En el caso del cáncer de mama, se indica luego de la cirugía de conservación de la mama para colaborar con la reducción del riesgo de que el cáncer vuelva a la mama o a los ganglios linfáticos próximos.
Se indica también luego de una mastectomía de acuerdo a los riesgos existentes o cuando se ha encontrado cáncer en los ganglios linfáticos.
¿Para qué sirve el tratamiento con quimioterapia? Es el tratamiento del cáncer, utilizando medicamentos llamados citostáticos y agentes biológicos.
Es utilizado como tratamiento principal cuando el cáncer de mama se ha propagado fuera de la mama en el momento del diagnóstico o luego de los tratamientos iniciales. La duración de este tratamiento dependerá de si se ha reducido el tamaño del cáncer, cuánto se ha reducido y cómo tolera la mujer el tratamiento.
El tratamiento realizado con agentes hormonales. Frecuentemente se realiza por vía oral pero a veces se recomienda a través de inyectables.
Aconsejable para las mujeres:
Alimentarse saludablemente
Evitar el aumento de peso en la vida adulta
Realizar actividad física diaria
Evitar el consumo de bebidas alcohólicas
Conocer las características normales del cuerpo, concurriendo inmediatamente ante cambios que ocurran.
Programar como una rutina anual la visita al médico, quien indicará los exámenes que correspondan según la edad y antecedentes personales.
Conversar con el médico ante la indicación de tratamientos hormonales.
Evitar fumar y ambientes con humo de tabaco
El cáncer de mama actualmente se puede combatir y son muchas las mujeres que le ganan a esta enfermedad, para eso es clave detectarlo a tiempo, porque mayores son las posibilidades de un tratamiento exitoso.
Normativa vigente y recomendaciones de exámenes preventivos para detección temprana de cáncer de mama y prevención de cáncer de cuello de útero.
La ley 17.242 prevé para las mujeres trabajadoras un día de licencia especial paga al año para la realización del examen de Papanicolaou o PAP (examen para la prevención el cáncer de cuello de útero) y/o la mamografía (detección temprana de cáncer de mama).
La ordenanza del MSP 842 dispone que el estudio de mamografía sin pago de tasa moderadora deberá realizarse a las mujeres entre 50 y 69 años con una frecuencia de dos años. La Guía de Práctica Clínica de Detección Temprana de Cáncer de mama sugiere a las mujeres entre 40 y 49 años y 70 y 74 años consultar con el médico para eventual mamografía de despistaje cada dos años.
El decreto Nº210/013 Art.5º dispone el examen de Papanicolaou (PAP) gratuito a nivel público y privado sea cual sea la frecuencia a realizarlo y en cualquier caso de indicación médica. Las Guía de Práctica Clínica de Tamizaje de Cáncer de Cuello de Utero sugiere realizarse el PAP desde los 21 años hasta los 69 cada tres años cuando los resultados son normales.
El decreto 571/006 incorpora como requisito para el carné de salud básico, que todas las mujeres presenten los exámenes de Papanicolaou y de mamografía al día.
A todas las mujeres trabajadoras tanto del área pública como privada tienen derecho a un día libre al año sin que se descuente de su sueldo, para concurrir a realizarse el estudio de mamografía y/o el examen de Papanicolaou.
Las mujeres entre 50 y 69 años, tienen derecho a una mamografía gratuita cada 2 años. Todas las mujeres, tienen derecho a un examen de Papanicolaou gratuito a nivel público y privado cualquiera sea la frecuencia.
A todas las mujeres que se realizan el carné de salud se les solicitará estar al día con los estudios de Papanicolaou y de mamografía.
¿Cómo es recomendada la mamografía?
En  la última “Guía de Práctica Clínica para la Detección Temprana del Cáncer de Mama del MSP”, se recomienda la realización de la mamografía a las mujeres entre los 50 y 69 años con una periodicidad de dos años.
La misma Guía, para las mujeres de entre 40 y 49 años y las de 70 y 74 años, sugiere consultar con el médico para una eventual mamografía de despistaje cada dos años.
En cuanto a las mujeres jóvenes, las mamografías no son tan eficaces ya que, entre otras razones, en general sus mamas son densas.
Por este motivo todas las mujeres, desde jóvenes deben consultar periódicamente al médico.
Así como es importante ir al control médico cada año, también lo es que cada mujer tenga conocimiento de su cuerpo.
¿Qué es lo importante a observar, que puede indicar la presencia de una tumoración?
Si aparecen hundimientos, venas dilatadas, bultos, irregularidades en los contornos, cambios de coloración, secreciones o descamaciones.
Al palparse las mamas, estar atenta a pequeños bultos duros y cambios en el volumen y la temperatura.
“Todas las mujeres a las que se ha diagnosticado cáncer de mama y se les ha realizado un tratamiento tienen que continuar controlándose periódicamente con el médico tratante”.