“Un mirar desde adentro” en la Asociación Departamental de Arquitectos de Salto

La Sociedad de Arquitectos del Uruguay, es, digamos la Institución que nuclea a todos los Arquitectos del país, y es el único de carácter gremial que los nuclea. Defendiendo el ejercicio entre otras cosas de la buena arquitectura, volcada en beneficio de  toda la comunidad.
Siendo el presidente a nivel nacional, la Arquitecta Eneida de León, y en las distintas ciudades mantiene comisiones  delegadas departamentales, como lo es en este caso el Arquitecto  Juan Silva, presidente por la ciudad de Salto.
Desde hace seis años, es el Arquitecto  Juan Silva quien viene desempeñando dicha  función.
Elegido por elección  en  asamblea, en 2006, se nombró además a toda la directiva, siendo ocho personas las que integran la misma.
Los grandes fines por los cuales se creó la Asociación son:
*Coordinar y dirigir los esfuerzos de los arquitectos uruguayos, en la defensa de los ideales, y los interese morales y materiales de su profesión.
*Dictar las reglas para el ejercicio de la profesión de arquitecto y velar por su observación.
*Establecer y estrechar vínculos entre sus asociados y promover el auxilio mutuo, moral y material, entre los mismos.
*Propiciar el mejoramiento y desarrollo de la arquitectura en el Uruguay.
*Promover y fomentar los estudios relacionados con la arquitectura y difundir la cultura educativa correspondiente.
* Prestigiar y contribuir al estudio y a la realización de las iniciativas relacionada con su fin.
Hoy la asociación cuenta con cincuenta y siete socios.
Se venía trabajando en elecciones bianuales, pero a partir del 2006, no se dio esa renovación.
¿Por qué pasa esto?
En parte, porque no ha habido tal vez toda la participación que nosotros hubiésemos querido y es verdad que somos pocos, no tenemos demasiada gente que se postule para trabajar.
Tampoco quiere decir que siempre participen los cincuenta y siete socios, no se dio nunca.
Pero en la realidad, la idea es peleada desde hace bastante tiempo, un poco también, para hacer descansar a todos los que hasta ahora nos han acompañado y hacer intervenir a gente más nueva, ya que siempre es bienvenida la nueva idea, ganas de trabajar y hacer cosas distintas.
¿Hubo algún cambio, de algún tiempo hasta ahora?
Estuvieron las aguas un poco quietas, y en el ’98,  se reflotó.
Tuvo otro dinamismo. Fue creciendo, porque hasta ese entonces los asociados llegaban a treinta.
Ha ido creciendo. Hasta el 2004  o 2005, la participación era mejor.
Había en aquellos años, con todo lo de la crisis de 2002, más tiempo para dedicarse a otras cosas.
Hoy por hoy, ha cambiado todo. Los arquitectos tenemos trabajo, en mayor  o menor grado y esto le quita tiempo a otras cosas.
Pero también,  estaría bueno que se mantuviera una cierta vitalidad de la asociación, porque siempre hay mucho para hacer.
¿Cómo ves ese dinamismo y la participación del grupo?
Es baja. Este año hemos hecho creo, una asamblea.
Hubo años que hicimos cinco o seis. También la directiva ha tenido menos funcionamiento. Y  también hubo años que  se ha llegado a reunir semanalmente.
Se han dado situaciones que generaron que nos congregáramos, y seguramente si surge algún tema que sea de nuestro interés y nos toque de alguna manera, nos vamos a juntar, seguro.
Con casi sesenta asociados y aproximadamente unos cuarenta arquitectos  más, que no están dentro de la asociación, ¿cómo lo ves para una ciudad como Salto?
Lo veo viable. Me parece que en este momento hay trabajo.
Pero no olvides que en el grupo que no están en la Asociación, algunos son jubilados, otros docentes, y puede haber fundamentalmente alguno que se dedique a algún trabajo en particular, y no tanto  a la actividad profesional independiente.
No estamos los casi cien compitiendo en lo mismo.
Distribuidos en las diferentes actividades en las que estamos, hoy en día tenemos cabida en lo laboral en la ciudad.
¿Se han ido simplificando las construcciones en lo arquitectónico?
Las casas antiguas tenían mucha ornamentación aplicada.
Muchas cosas eran hechas en yeso y se aplicaban sobre el revoque, o tenían profusión, de elementos decorativos.
Si uno ve la historia de la arquitectura, sí, se ha ido simplificando todo eso.
Hoy es impensable hacer una arquitectura con las decoraciones que tenían ese tipo de casas, como todavía las hay: Altas, muy decoradas y con diseños únicos.
Ha cambiado el gusto, las tendencias y los materiales, porque ese tipo de casas, entre otras cosas, llevaría, mucha mano de obra y hay que estar dispuesto a pagarlo. Además, en la evolución de la arquitectura y de los sistemas tecnológicos constructivos vamos buscando la simplicidad, la rapidez y la practicidad.
Son cosas que se valoran. Hay sistemas constructivos que están entrando al mercado,  como por ejemplo en madera y lo que se difunde es la rapidez de la construcción. Porque a todos nos gusta y somos demasiado ansiosos queriendo ya la entrega de la construcción. Son cosas que se valoran.
Y toda la ornamentación y lo aplicado es tiempo extra que insume la construcción, pero además es un costo extra, que no sé si hoy en día, deseamos pagarlo.
¿Qué recuerdos tenés de tus primeros trabajos en lo personal?
Cuando nos recibimos con Adriana Machado y Gonzalo Suárez, dos colegas, nos instalamos en un estudio entre los tres y comenzamos a trabajar.
Ellos llegaron a Salto en el ¨97 y yo me sumé al año siguiente.
Los primeros trabajos, como suele suceder, fueron para amigos, algún familiar.
En general fueron viviendas y son anecdóticos, donde te enfrentas al ejercicio de la profesión, donde existen miedos que surgen, porque estuviste mucho tiempo estudiando, pero una cosa es lo que estudias y dibujas, pero llegó el momento de aplicarlo.
Al enfrentarte a la realidad hay muchos temores. Desde el proceso de cómo se registra una obra en la intendencia en  los demás organismos públicos, hasta el proceso de construcción.
Y fueron saliendo las cosas, con la ventaja de sentirnos apoyados entre los tres. Fue muy bueno y positivo.
Después el estudio se disolvió, me fui abriendo camino y actualmente, en lo particular, mi trabajo primordial es con la ANEP.
El trabajo es bastante, pero es también muy lindo.
Me gusta mucho el trabajo de las escuelas y liceos rurales.
¿Cuál es el edificio o arquitectura que te gusta más en Salto?
Hay edificios que desde que fui muy pequeño, tal vez por su tamaño me ha llamado la atención: el edificio de El Palacio de Oficinas Puúblicas.
No solo por su tamaño, sino por lo interesante.
Acostumbrados a una ciudad como Salto, que es una ciudad baja, en general, los edificios altos nos llama la atención.
Por ejemplo, actualmente el más alto de Salto y muy lindo es el que está ubicado en Invernizi y Brasil: El Mirador.
Otro que me gusta mucho es el proyecto de Cacho Rodríguez Fosalba, esta en Artigas y Juan C. Gómez. Es un hermoso edificio.
En cuanto a Iglesias, la más antigua es la del Carmen, pero fue hecha en etapas. Y así tendría mucho más para contarte de lo que me gusta.
Les envío un afectuoso saludo a todos los colegas, augurándoles ¡un muy feliz día!

La Sociedad de Arquitectos del Uruguay, es, digamos la Institución que nuclea a todos los Arquitectos del país, y es el único de carácter gremial que los nuclea. Defendiendo el ejercicio entre otras cosas de la buena arquitectura, volcada en beneficio de  toda la comunidad.

Siendo el presidente a nivel nacional, la Arquitecta Eneida de León, y en las distintas ciudades mantiene comisiones  delegadas departamentales, como lo es en este caso el Arquitecto  Juan Silva, presidente por la ciudad de Salto.

Desde hace seis años, es el Arquitecto  Juan Silva quien viene desempeñando dicha  función.

Elegido por elección  en  asamblea, en 2006, se nombró además a toda la directiva, siendo ocho personas las que integran la misma.

Los grandes fines por los cuales se creó la Asociación son: DSCF9142

*Coordinar y dirigir los esfuerzos de los arquitectos uruguayos, en la defensa de los ideales, y los interese morales y materiales de su profesión.

*Dictar las reglas para el ejercicio de la profesión de arquitecto y velar por su observación.

*Establecer y estrechar vínculos entre sus asociados y promover el auxilio mutuo, moral y material, entre los mismos.

*Propiciar el mejoramiento y desarrollo de la arquitectura en el Uruguay.

*Promover y fomentar los estudios relacionados con la arquitectura y difundir la cultura educativa correspondiente.

* Prestigiar y contribuir al estudio y a la realización de las iniciativas relacionada con su fin.

Hoy la asociación cuenta con cincuenta y siete socios.

Se venía trabajando en elecciones bianuales, pero a partir del 2006, no se dio esa renovación.

¿Por qué pasa esto?

En parte, porque no ha habido tal vez toda la participación que nosotros hubiésemos querido y es verdad que somos pocos, no tenemos demasiada gente que se postule para trabajar.

Tampoco quiere decir que siempre participen los cincuenta y siete socios, no se dio nunca.

Pero en la realidad, la idea es peleada desde hace bastante tiempo, un poco también, para hacer descansar a todos los que hasta ahora nos han acompañado y hacer intervenir a gente más nueva, ya que siempre es bienvenida la nueva idea, ganas de trabajar y hacer cosas distintas.

¿Hubo algún cambio, de algún tiempo hasta ahora?

Estuvieron las aguas un poco quietas, y en el ’98,  se reflotó.

Tuvo otro dinamismo. Fue creciendo, porque hasta ese entonces los asociados llegaban a treinta.

Ha ido creciendo. Hasta el 2004  o 2005, la participación era mejor.

Había en aquellos años, con todo lo de la crisis de 2002, más tiempo para dedicarse a otras cosas.

Hoy por hoy, ha cambiado todo. Los arquitectos tenemos trabajo, en mayor  o menor grado y esto le quita tiempo a otras cosas.

Pero también,  estaría bueno que se mantuviera una cierta vitalidad de la asociación, porque siempre hay mucho para hacer.

¿Cómo ves ese dinamismo y la participación del grupo?

Es baja. Este año hemos hecho creo, una asamblea.

Hubo años que hicimos cinco o seis. También la directiva ha tenido menos funcionamiento. Y  también hubo años que  se ha llegado a reunir semanalmente.

Se han dado situaciones que generaron que nos congregáramos, y seguramente si surge algún tema que sea de nuestro interés y nos toque de alguna manera, nos vamos a juntar, seguro.

Con casi sesenta asociados y aproximadamente unos cuarenta arquitectos  más, que no están dentro de la asociación, ¿cómo lo ves para una ciudad como Salto?

Lo veo viable. Me parece que en este momento hay trabajo.

Pero no olvides que en el grupo que no están en la Asociación, algunos son jubilados, otros docentes, y puede haber fundamentalmente alguno que se dedique a algún trabajo en particular, y no tanto  a la actividad profesional independiente.

No estamos los casi cien compitiendo en lo mismo.

Distribuidos en las diferentes actividades en las que estamos, hoy en día tenemos cabida en lo laboral en la ciudad.

¿Se han ido simplificando las construcciones en lo arquitectónico?

Las casas antiguas tenían mucha ornamentación aplicada.

Muchas cosas eran hechas en yeso y se aplicaban sobre el revoque, o tenían profusión, de elementos decorativos.

Si uno ve la historia de la arquitectura, sí, se ha ido simplificando todo eso.

Hoy es impensable hacer una arquitectura con las decoraciones que tenían ese tipo de casas, como todavía las hay: Altas, muy decoradas y con diseños únicos.

Ha cambiado el gusto, las tendencias y los materiales, porque ese tipo de casas, entre otras cosas, llevaría, mucha mano de obra y hay que estar dispuesto a pagarlo. Además, en la evolución de la arquitectura y de los sistemas tecnológicos constructivos vamos buscando la simplicidad, la rapidez y la practicidad.

Son cosas que se valoran. Hay sistemas constructivos que están entrando al mercado,  como por ejemplo en madera y lo que se difunde es la rapidez de la construcción. Porque a todos nos gusta y somos demasiado ansiosos queriendo ya la entrega de la construcción. Son cosas que se valoran.

Y toda la ornamentación y lo aplicado es tiempo extra que insume la construcción, pero además es un costo extra, que no sé si hoy en día, deseamos pagarlo.

¿Qué recuerdos tenés de tus primeros trabajos en lo personal?

Cuando nos recibimos con Adriana Machado y Gonzalo Suárez, dos colegas, nos instalamos en un estudio entre los tres y comenzamos a trabajar.

Ellos llegaron a Salto en el ¨97 y yo me sumé al año siguiente.

Los primeros trabajos, como suele suceder, fueron para amigos, algún familiar.

En general fueron viviendas y son anecdóticos, donde te enfrentas al ejercicio de la profesión, donde existen miedos que surgen, porque estuviste mucho tiempo estudiando, pero una cosa es lo que estudias y dibujas, pero llegó el momento de aplicarlo.

Al enfrentarte a la realidad hay muchos temores. Desde el proceso de cómo se registra una obra en la intendencia en  los demás organismos públicos, hasta el proceso de construcción.

Y fueron saliendo las cosas, con la ventaja de sentirnos apoyados entre los tres. Fue muy bueno y positivo.

Después el estudio se disolvió, me fui abriendo camino y actualmente, en lo particular, mi trabajo primordial es con la ANEP.

El trabajo es bastante, pero es también muy lindo.

Me gusta mucho el trabajo de las escuelas y liceos rurales.

¿Cuál es el edificio o arquitectura que te gusta más en Salto?

Hay edificios que desde que fui muy pequeño, tal vez por su tamaño me ha llamado la atención: el edificio de El Palacio de Oficinas Puúblicas.

No solo por su tamaño, sino por lo interesante.

Acostumbrados a una ciudad como Salto, que es una ciudad baja, en general, los edificios altos nos llama la atención.

Por ejemplo, actualmente el más alto de Salto y muy lindo es el que está ubicado en Invernizi y Brasil: El Mirador.

Otro que me gusta mucho es el proyecto de Cacho Rodríguez Fosalba, esta en Artigas y Juan C. Gómez. Es un hermoso edificio.

En cuanto a Iglesias, la más antigua es la del Carmen, pero fue hecha en etapas. Y así tendría mucho más para contarte de lo que me gusta.

Les envío un afectuoso saludo a todos los colegas, augurándoles ¡un muy feliz día!







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...