- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“Siempre juntos, siempre amigos”

Son en Salto reconocidos.
Por su camino transitando en el fútbol, desde hace mucho tiempo, y también por su labor en el medio, con casi 30 años.
Con una ganas enormes de seguir juntos en el camino de los negocios inmobiliarios.
Casado Ramón, con Isidra, con  hijos maravillosos, que le demuestran cariño constantemente.
Rodrigo, junto a  Andrea, su esposa y compañera de vida, encantadísimos con sus hijos.
Nos cuentan el disfrute del cotidiano vivir, padre e hijo.
¿Cuántos hijos, Ramón?
Son seis: Cecilia, Rodrigo, Florencia, Valentina, Ramiro y Camila.
Florencia y Ramiro estudian y viven en Montevideo.
Valentina, estudia ciencias económicas y trabaja con nosotros aquí en la empresa, junto a mi señora. Somos los que estamos relacionados con la empresa.
¡Hábleme de los nietos!
Son cuatro: Germán, Magdalena, Mateo y Francisco. Adorables todos.
¿Eran traviesos sus hijos de chiquitos?
No, fueron niños normales, con travesuras, cada uno de ellos.
Buenos estudiantes, se destacaron en eso, con anécdotas importantes algunos. Como anécdota mia, te cuento que muchas veces, voy a nombrar a uno y se mezclan los nombres, nombrando a otro. Es muy gracioso.
Rodrigo; ¿Cuántos hijos?
Germán el más grande, tiene 12  y Magdalena de 9 años.
¿Pasas mucho tiempo con papa?
Sí, me encanta.
Justamente ayer, mi hijo me decía, que me venía a trabajar contento, con humor. Entonces le comentaba que me gusta venir a trabajar, y nunca lo voy a sentir como una carga.
Es un placer, somos muy compinches con el viejo y además de padre e hijo, es una muy buena relación de  compañeros de trabajo, nos llevamos bien  y me gusta.
¿Qué comparten?
-Rodrigo: Grandes charlas.
Y algún deporte. Jugamos al tenis y en algún momento, el  fútbol, cuando estaba el de técnico.
Entreno los arqueros, y las charla de futbol, que nunca faltan.
Coincidimos en la cancha viendo un partido de Ferro Carril, encontrándonos allá. Yo voy siempre con mi hijo, Y disfrutamos los tres.
¿Qué pretendía de sus hijos, en su adolescencia?
-Ramón: Siempre traté de ser claro, con ellos, en cuanto a que, cuando uno no tiene un patrimonio muy grande, la herencia  que le puede dejar, es el estudio. Recalcarle la importancia de prepararse, para tener una profesión que le permita después, desarrollarse a lo largo de la vida.
Está muy competitivo actualmente para la gene que está preparada, muy difícil, imagínate para la que no está.
Mi anhelo entonces, es que hay que insistir que está bien que logren hacer una carrera, y poder acceder así al mercado laboral, con un titulo.
¿Cómo fue lo de seguirle los pasos a papá, en este rubro?
-Rodrigo: Estuve vinculado a la empresa, antes de irme a Montevideo, cuando tenía 16 años. Comencé haciendo  mandados.
Me fui a Montevideo y cuando vuelvo, fue para trabajar en el Banco de Crédito, y al cerrar este sus puertas, comencé de lleno en el 2004 a trabajar con papa.
Fue cuando él decidió ponerle un tinte más personal, a la empresa con nuestro nombre.
¿Cómo es un día en familia?
-Ramón: Nos reunimos, dentro de las posibilidades y las ocupaciones de cada uno.
Hay tres de mis hijos que están casados, trabajando todos, Camila que va al liceo.
O sea que en casa estamos ahora, Camila, Isidra y yo.
En realidad debido a las actividades, nos vemos de noche o en los fines de semana. Planeando siempre un asado y dependiendo  a veces  que lleguen los de Montevideo. También nos juntamos allá.
Y para el día del padre están todos. Lo mismo pasa en mi cumpleaños, el 22 de Noviembre.
¿Les gusta viajar juntos?
-Rodrigo: Si nos encanta, pudiendo lo hacemos.
Yo tuve la oportunidad de irme a los últimos dos mundiales, Alemania y a Sud África, fue un sueño cumplido. Pero queremos hacerlo juntos. Va a ser un placer.
¿Qué te queda pendiente de hacer con papá?
Cantidad de cosas.
Un viaje juntos a algún partido importante. También nos gustaría ver algún partido lindo de tenis. Nos atraen, esos eventos deportivos.
Con la expectativa del mundial de Brasil, ya que contamos con un familiar en San Pablo, y es una posibilidad más concreta.
¿Qué es ser padre?
-Ramón: Una gran responsabilidad, aparte de que es algo muy lindo, ya que nos gusta la familia numerosa. Las reuniones con toda la familia, hijos, nietos, nueras y yernos. Esperamos seguir haciéndolo.
-Rodrigo: Ser padre particularmente, fue una de las cosas más lindas que me pasó.
Me cambió el sentido de la vida. Antes vivía exclusivamente para mí, y mi señora. Pero a partir de ser padre, los objetivos se centran únicamente en ellos.
Vivimos pendientes de los hijos, porque es lindo hacerlo.
¿Un mensaje a los papás salteños?
-Ramón: creo que nos corresponde a todos, las cosas que están pasando.
Transito, conducta, entre muchas cosas. Y los padres, tenemos mucho que ver en eso. Es importante  estar y sobretodo, hacer lo más difícil: decir no.
Que es lo más difícil de justificar. Ponerle límites y que sepan que están contenidos, en cierta medida vigilados y sobre todo acompañados.
-Rodrigo: Ser padre es algo para toda la vida y siempre los vamos a ver como hijos chicos.
No dejarlos solos en ningún momento. Incluso sentados en la computadora, con su mundo muy abierto y ellos muy inocentes.
Es importante para los padres saber de sus amistades, y con quien están.
Y que ellos sepan que estamos ahí, para lo que necesiten, con mucho cariño.
¡ Y este próximo domingo 14, un gran abrazo a todos los papas!

Ramón Rivas  y Rodrigo Rivas

Son en Salto reconocidos. Por su camino transitando en el fútbol, desde hace mucho tiempo, y también por su labor en el medio, con casi 30 años. Con una ganas enormes de seguir juntos en el camino de los negocios inmobiliarios. Casado Ramón, con Isidra, con  hijos maravillosos, que le demuestran cariño constantemente. Rodrigo, junto a  Andrea, su esposa y compañera de vida, encantadísimos con sus hijos. Nos cuentan el disfrute del cotidiano vivir, padre e hijo.

¿Cuántos hijos, Ramón?

Son seis: Cecilia, Rodrigo, Florencia, Valentina, Ramiro y Camila.

Florencia y Ramiro estudian y viven en Montevideo.

Valentina, estudia ciencias económicas y trabaja con nosotros aquí en la empresa, junto a mi señora. Somos los que estamos relacionados con la empresa.

Rivas padre e hijo¡Hábleme de los nietos!

Son cuatro: Germán, Magdalena, Mateo y Francisco. Adorables todos.

¿Eran traviesos sus hijos de chiquitos?

No, fueron niños normales, con travesuras, cada uno de ellos.

Buenos estudiantes, se destacaron en eso, con anécdotas importantes algunos. Como anécdota mia, te cuento que muchas veces, voy a nombrar a uno y se mezclan los nombres, nombrando a otro. Es muy gracioso.

Rodrigo; ¿Cuántos hijos?

Germán el más grande, tiene 12  y Magdalena de 9 años.

¿Pasas mucho tiempo con papa?

Sí, me encanta.

Justamente ayer, mi hijo me decía, que me venía a trabajar contento, con humor. Entonces le comentaba que me gusta venir a trabajar, y nunca lo voy a sentir como una carga.

Es un placer, somos muy compinches con el viejo y además de padre e hijo, es una muy buena relación de  compañeros de trabajo, nos llevamos bien  y me gusta.

¿Qué comparten?

-Rodrigo: Grandes charlas.

Y algún deporte. Jugamos al tenis y en algún momento, el  fútbol, cuando estaba el de técnico.

Entreno los arqueros, y las charla de futbol, que nunca faltan.

Coincidimos en la cancha viendo un partido de Ferro Carril, encontrándonos allá. Yo voy siempre con mi hijo, Y disfrutamos los tres.

¿Qué pretendía de sus hijos, en su adolescencia?

-Ramón: Siempre traté de ser claro, con ellos, en cuanto a que, cuando uno no tiene un patrimonio muy grande, la herencia  que le puede dejar, es el estudio. Recalcarle la importancia de prepararse, para tener una profesión que le permita después, desarrollarse a lo largo de la vida.

Está muy competitivo actualmente para la gene que está preparada, muy difícil, imagínate para la que no está.

Mi anhelo entonces, es que hay que insistir que está bien que logren hacer una carrera, y poder acceder así al mercado laboral, con un titulo.

¿Cómo fue lo de seguirle los pasos a papá, en este rubro?

-Rodrigo: Estuve vinculado a la empresa, antes de irme a Montevideo, cuando tenía 16 años. Comencé haciendo  mandados.

Me fui a Montevideo y cuando vuelvo, fue para trabajar en el Banco de Crédito, y al cerrar este sus puertas, comencé de lleno en el 2004 a trabajar con papa.

Fue cuando él decidió ponerle un tinte más personal, a la empresa con nuestro nombre.

¿Cómo es un día en familia?

-Ramón: Nos reunimos, dentro de las posibilidades y las ocupaciones de cada uno.

Hay tres de mis hijos que están casados, trabajando todos, Camila que va al liceo.

O sea que en casa estamos ahora, Camila, Isidra y yo.

En realidad debido a las actividades, nos vemos de noche o en los fines de semana. Planeando siempre un asado y dependiendo  a veces  que lleguen los de Montevideo. También nos juntamos allá.

Y para el día del padre están todos. Lo mismo pasa en mi cumpleaños, el 22 de Noviembre.

¿Les gusta viajar juntos?

-Rodrigo: Si nos encanta, pudiendo lo hacemos.

Yo tuve la oportunidad de irme a los últimos dos mundiales, Alemania y a Sud África, fue un sueño cumplido. Pero queremos hacerlo juntos. Va a ser un placer.

¿Qué te queda pendiente de hacer con papá?

Cantidad de cosas.

Un viaje juntos a algún partido importante. También nos gustaría ver algún partido lindo de tenis. Nos atraen, esos eventos deportivos.

Con la expectativa del mundial de Brasil, ya que contamos con un familiar en San Pablo, y es una posibilidad más concreta.

¿Qué es ser padre?

-Ramón: Una gran responsabilidad, aparte de que es algo muy lindo, ya que nos gusta la familia numerosa. Las reuniones con toda la familia, hijos, nietos, nueras y yernos. Esperamos seguir haciéndolo.

-Rodrigo: Ser padre particularmente, fue una de las cosas más lindas que me pasó.

Me cambió el sentido de la vida. Antes vivía exclusivamente para mí, y mi señora. Pero a partir de ser padre, los objetivos se centran únicamente en ellos.

Vivimos pendientes de los hijos, porque es lindo hacerlo.

¿Un mensaje a los papás salteños?

-Ramón: creo que nos corresponde a todos, las cosas que están pasando.

Transito, conducta, entre muchas cosas. Y los padres, tenemos mucho que ver en eso. Es importante  estar y sobretodo, hacer lo más difícil: decir no.

Que es lo más difícil de justificar. Ponerle límites y que sepan que están contenidos, en cierta medida vigilados y sobre todo acompañados.

-Rodrigo: Ser padre es algo para toda la vida y siempre los vamos a ver como hijos chicos.

No dejarlos solos en ningún momento. Incluso sentados en la computadora, con su mundo muy abierto y ellos muy inocentes.

Es importante para los padres saber de sus amistades, y con quien están.

Y que ellos sepan que estamos ahí, para lo que necesiten, con mucho cariño.

¡ Y este próximo domingo 14, un gran abrazo a todos los papas!