- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Maestra – Edil – Especializada en educación sexual

Su único hijo Rafael Ardalion, de cinco años, es quien la acompaña siempre a todos lados. Es muy compañero.
Alejandro, su esposo, es constructor y productor rural.
Hay algo muy especial,  lindo, que la caracteriza a María de los Ángeles. Cuando le preguntamos, como se hace para sonreír por la vida como lo hace continuamente, nos respondió: “es natural en mi, siempre estoy con el mismo buen humor”.
¿Cómo es tu día en lo cotidiano?
Complicado. Soy maestra de tiempo completo, hasta las cuatro de la tarde. A las cinco llego a casa y luego hago de tía y de mamá, ya que paso por mi sobrino y  mi nene que están en el  jardín y en la escuela.
A las 19 hs, comienzo con las comisiones en la junta, casi todos los días. También puede ser una reunión de bancada, algún recorrido o inauguración fuera de la junta. Además, soy integrante del Comité Ejecutivo del Partido y  estoy en la prosecretaria de género, trabajando con las mujeres. Sobre todo es capacitación, e información sobre organización de eventos.
Además formo parte de la mesa política de mujeres, que la integramos todos los partidos. Solucionando allí, problemas de Salto en común.
Integro también la Comisión Departamental de Violencia Doméstica, entonces hay que dividirse bastante, pero tratando de no quitarle tiempo a la familia. Trato de pasar los fines de semana juntos o llevarlos a mi esposo y a mi hijo, siempre que puedo conmigo.
Tuvimos la experiencia de repartir juntos con mi hijo, listas en época de elecciones. Él, desde su cochecito. Es importante que sepa lo que hago.
Valoramos muchísimo, la excelente idea de “Vamos Salto” de incluir la guardería. Al fin podíamos las mujeres  trabajar en política, teniendo a nuestros niños con nosotras.
¿Cuáles son tus planes a corto plazo?
Tener más hijos. Me gustan mucho los niños, de hecho paso casi todo el día con ellos. Desde los tres años sabía que iba a ser maestra, y ya hace quince que lo soy.
A la política, la descubrí  como nueva después hace ocho años y me encantan las dos cosas. Hay quien dice que la política es tan ingrata, pero hay cosas de las buenas y de las otras. Yo he visto muchas más de las buenas.
Es una satisfacción impresionante muchas veces, poder ir de la mano de la política, a una escuela de algún pueblito lejos, que no tiene agua, o iluminación y poder concretárselo. Pienso que yo, todos los días en mi casa lo tengo. Entonces sabes, que en ese lugar lo van a valorar de una manera única.
En el lugar donde trabajo como docente, existe un  contexto sociocultural bien y pienso muchas veces en que hacer con niños que tienen tantos problemas, pero al final me gusta mucho ver como salen adelante.
Yo siento que soy feliz con lo que hago. Me gusta ser maestra, ser mamá y política.
Esto es una herencia que llevo de mi mamá, Marta que fue periodista durante treinta años, y la mejor abuela del mundo.  Me ayuda siempre con Rafael.
¿Tienes muchas condiciones personales para que te vaya bien en un futuro?
He tenido mucha suerte en la política. He estado rodeada de personas que me animaron  a seguir, desde mis inicios y le debo muchísimo a mucha gente y pienso que me ha ido bien, no solo por mis condiciones personales, sino porque me han dado la oportunidad.
Es muy difícil la entrada de la mujer en la política. Estamos ocupando lugares que ya estaban ocupados, entonces, ¿cómo hacemos para que no nos vean, como competencia, sino como complemento?
Trabajemos juntos, que se logra, hay avances, y por ello, más mujeres políticas.
He hecho muchas facetas en la vida, incluso haciéndole de notera de televisión a mamá. Durante veinte años  canté en dúos, en orquestas, como solista y no extraño eso, porque entiendo que son etapas que se van quemando.
Pero es bien importante ese tipo de mochila, para poder trasmitírselo a nuestros hijos, para cuando lo necesiten, saquen lo que deseen de allí.
En el ámbito general, ¿qué es lo que más deseas?
En lo familiar me gustaría agrandar mi familia, además creo que es la edad y el tiempo ideal  para ello.
En cuanto a la política, mi proyecto en este momento, es Germán. No tengo aspiraciones a cargos elevados o parecido. Me gusta mucho ser edil y me gustaría seguir en la Junta Departamental, ya que es hermoso hacer cosas desde allí ver esos logros, es lo más placentero que existe. Además la Junta es la caja de resonancia del pueblo, es donde va a parar todo nuestro trabajo y podemos ayudar a la gente.
Seguir trabajando y aprendiendo. Mejorando como persona. El trabajo en equipo me sirvió mucho, y eso me lo enseñó Vamos Salto.
Para mí fue muy importante, lo valoro, porque me ha mejorado mucho como docente también.
Yo, en cualquier parte siento que soy mama, docente y política porque en el lugar donde esté trabajando, estoy ligada a los tres roles, y con un excelente ánimo siempre para todo. También es hereditario. Por eso la ocasión,  se presta para enviarles a mi mamá y a todas las mamás, ¡el más feliz día de la madre, este próximo domingo!!

Su único hijo Rafael Ardalion, de cinco años, es quien la acompaña siempre a todos lados. Es muy compañero.

Alejandro, su esposo, es constructor y productor rural.

Hay algo muy especial,  lindo, que la caracteriza a María de los Ángeles. Cuando le preguntamos, como se hace para sonreír por laMARIA DE LOS ANGELES MARQUEZ vida como lo hace continuamente, nos respondió: “es natural en mi, siempre estoy con el mismo buen humor”.

¿Cómo es tu día en lo cotidiano?

Complicado. Soy maestra de tiempo completo, hasta las cuatro de la tarde. A las cinco llego a casa y luego hago de tía y de mamá, ya que paso por mi sobrino y  mi nene que están en el  jardín y en la escuela.

A las 19 hs, comienzo con las comisiones en la junta, casi todos los días. También puede ser una reunión de bancada, algún recorrido o inauguración fuera de la junta. Además, soy integrante del Comité Ejecutivo del Partido y  estoy en la prosecretaria de género, trabajando con las mujeres. Sobre todo es capacitación, e información sobre organización de eventos.

Además formo parte de la mesa política de mujeres, que la integramos todos los partidos. Solucionando allí, problemas de Salto en común.

Integro también la Comisión Departamental de Violencia Doméstica, entonces hay que dividirse bastante, pero tratando de no quitarle tiempo a la familia. Trato de pasar los fines de semana juntos o llevarlos a mi esposo y a mi hijo, siempre que puedo conmigo.

Tuvimos la experiencia de repartir juntos con mi hijo, listas en época de elecciones. Él, desde su cochecito. Es importante que sepa lo que hago.

Valoramos muchísimo, la excelente idea de “Vamos Salto” de incluir la guardería. Al fin podíamos las mujeres  trabajar en política, teniendo a nuestros niños con nosotras.

¿Cuáles son tus planes a corto plazo?

Tener más hijos. Me gustan mucho los niños, de hecho paso casi todo el día con ellos. Desde los tres años sabía que iba a ser maestra, y ya hace quince que lo soy.

A la política, la descubrí  como nueva después hace ocho años y me encantan las dos cosas. Hay quien dice que la política es tan ingrata, pero hay cosas de las buenas y de las otras. Yo he visto muchas más de las buenas.

Es una satisfacción impresionante muchas veces, poder ir de la mano de la política, a una escuela de algún pueblito lejos, que no tiene agua, o iluminación y poder concretárselo. Pienso que yo, todos los días en mi casa lo tengo. Entonces sabes, que en ese lugar lo van a valorar de una manera única.

En el lugar donde trabajo como docente, existe un  contexto sociocultural bien y pienso muchas veces en que hacer con niños que tienen tantos problemas, pero al final me gusta mucho ver como salen adelante.

Yo siento que soy feliz con lo que hago. Me gusta ser maestra, ser mamá y política.

Esto es una herencia que llevo de mi mamá, Marta que fue periodista durante treinta años, y la mejor abuela del mundo.  Me ayuda siempre con Rafael.

¿Tienes muchas condiciones personales para que te vaya bien en un futuro?

He tenido mucha suerte en la política. He estado rodeada de personas que me animaron  a seguir, desde mis inicios y le debo muchísimo a mucha gente y pienso que me ha ido bien, no solo por mis condiciones personales, sino porque me han dado la oportunidad.

Es muy difícil la entrada de la mujer en la política. Estamos ocupando lugares que ya estaban ocupados, entonces, ¿cómo hacemos para que no nos vean, como competencia, sino como complemento?

Trabajemos juntos, que se logra, hay avances, y por ello, más mujeres políticas.

He hecho muchas facetas en la vida, incluso haciéndole de notera de televisión a mamá. Durante veinte años  canté en dúos, en orquestas, como solista y no extraño eso, porque entiendo que son etapas que se van quemando.

Pero es bien importante ese tipo de mochila, para poder trasmitírselo a nuestros hijos, para cuando lo necesiten, saquen lo que deseen de allí.

En el ámbito general, ¿qué es lo que más deseas?

En lo familiar me gustaría agrandar mi familia, además creo que es la edad y el tiempo ideal  para ello.

En cuanto a la política, mi proyecto en este momento, es Germán. No tengo aspiraciones a cargos elevados o parecido. Me gusta mucho ser edil y me gustaría seguir en la Junta Departamental, ya que es hermoso hacer cosas desde allí ver esos logros, es lo más placentero que existe. Además la Junta es la caja de resonancia del pueblo, es donde va a parar todo nuestro trabajo y podemos ayudar a la gente.

Seguir trabajando y aprendiendo. Mejorando como persona. El trabajo en equipo me sirvió mucho, y eso me lo enseñó Vamos Salto.

Para mí fue muy importante, lo valoro, porque me ha mejorado mucho como docente también.

Yo, en cualquier parte siento que soy mama, docente y política porque en el lugar donde esté trabajando, estoy ligada a los tres roles, y con un excelente ánimo siempre para todo. También es hereditario. Por eso la ocasión,  se presta para enviarles a mi mamá y a todas las mamás, ¡el más feliz día de la madre, este próximo domingo!!