- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

KIOSKIKE

Su principal, José Enrique Pucholo, se caracteriza por su simpatía y cordialidad.
Es un placer llegar, al Kioskike, que esta ubicado en la esquina de Brasil al 400.
No solo por la atención, sino porque encontramos como dice el: “de todo un poquito”.
Como todo emprendimiento familiar, aun sabiendo que es muy sacrificado, incluso por el horario, trabaja con el un hijo, Juan Diego.
Aunque sus otros dos Fernanda, Sofía y su señora Alba, están muy pendientes de el.
¿Cuánto tiempo de trabajo?
Arrancamos en Junio de 2005.
Ya veníamos con una experiencia de otro lugar y contábamos con ganas y empuje como para instalarnos.
Al principio, fue solamente Kiosco y luego, la misma gente fue pidiendo y fuimos agregando.
Hoy contamos hasta con frutería, y comida al paso.
Incluso logramos inaugurar el comercio de al lado, que se trata de otro rubro.
¿Cambio la relación y manera de trabajar?
La gente en la zona es muy buena y la forma de trabajar también.
Tuvimos muy buena aceptación.
Tenemos clientes del comienzo, que nos acompañan, y nos siguen apoyando. Pero me he dado cuenta que a la gente le gusta que el propietario este. El trato se vuelve ameno.
¿Qué opinión tienes de las grandes superficies?
Es muy sencillo.
Yo no puedo competir con ellos y ellos ni siquiera piensan en mí.
Pero trabajo a mi manera en algo muy chiquito y ellos, a la de ellos.
No podemos comparar. Por el simple hecho del trato.
Yo tengo el contacto con la gente, que me da experiencia en lo personal.
Otra de las cosas es el tiempo que pierden en una cola de un supermercado.
En cuanto  a precios, no hay misterio en esto. Hay muchos métodos para vender. Y los volúmenes son distintos.
¿Si no fueras comerciante, que actividad seria la tuya?
Ingeniero Civil. Me hubiese encantado.
¿Envías un mensaje a los comerciantes?
Un saludo muy especial en su dia y estamos a las ordenes. Intentando brindar un buen servicio a la gente.

Su principal, José Enrique Pucholo, se caracteriza por su simpatía y cordialidad.

Es un placer llegar, al Kioskike, que esta ubicado en la esquina de Brasil al 400.

DSCF9014 [1]No solo por la atención, sino porque encontramos como dice el: “de todo un poquito”.

Como todo emprendimiento familiar, aun sabiendo que es muy sacrificado, incluso por el horario, trabaja con el un hijo, Juan Diego.

Aunque sus otros dos Fernanda, Sofía y su señora Alba, están muy pendientes de el.

¿Cuánto tiempo de trabajo?

Arrancamos en Junio de 2005.

Ya veníamos con una experiencia de otro lugar y contábamos con ganas y empuje como para instalarnos.

Al principio, fue solamente Kiosco y luego, la misma gente fue pidiendo y fuimos agregando.

Hoy contamos hasta con frutería, y comida al paso.

Incluso logramos inaugurar el comercio de al lado, que se trata de otro rubro.

¿Cambio la relación y manera de trabajar?

La gente en la zona es muy buena y la forma de trabajar también.

Tuvimos muy buena aceptación.

Tenemos clientes del comienzo, que nos acompañan, y nos siguen apoyando. Pero me he dado cuenta que a la gente le gusta que el propietario este. El trato se vuelve ameno.

¿Qué opinión tienes de las grandes superficies?

Es muy sencillo.

Yo no puedo competir con ellos y ellos ni siquiera piensan en mí.

Pero trabajo a mi manera en algo muy chiquito y ellos, a la de ellos.

No podemos comparar. Por el simple hecho del trato.

Yo tengo el contacto con la gente, que me da experiencia en lo personal.

Otra de las cosas es el tiempo que pierden en una cola de un supermercado.

En cuanto  a precios, no hay misterio en esto. Hay muchos métodos para vender. Y los volúmenes son distintos.

¿Si no fueras comerciante, que actividad seria la tuya?

Ingeniero Civil. Me hubiese encantado.

¿Envías un mensaje a los comerciantes?

Un saludo muy especial en su dia y estamos a las ordenes. Intentando brindar un buen servicio a la gente.