- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

MERCADITO DICKINSON

Lo encontramos, pasando o antes del llegar al Estadio Dickinson, según caminemos.
Una pasada obligada de todo aquel que entra o sale de la ciudad, brindándonos: despensa, frutería, y  bar.
Es uno de los comercios con más trayectoria en el departamento.
Esta atendido por Edgardo de Abreu, y sus colaboradores, aunque el negocio data de muchísimo tiempo, en manos de  su propietario. Sul papa.
Juan S d Abreu. Muy conocido en  la ciudad, por “Cacho”.
No solo por el hecho de ser un comercio que se encuentra en óptimas condiciones en cuanto a brindarnos todo, sino que la atención es muy esmerada y rápida. Siempre nos vamos muy conformes con todo y por ende volvemos.
Una interesante historia que muy pocos conocemos. Asi charlamos con Edgardo:
¿Cuándo comenzaron ustedes con el negocio?
Fue en el año 1957. Un 15 de Mayo.
Era en ese entonces el local de Polo Torres, y mi padre lo toma en préstamo, hasta el año “82, comenzando con verdulería.
Logra comprar mi padre el local, donde estaba ubicado Torres, en avenida Rodó y Diego Lamas, se lo presta al mismo y asi trabajan. Va pasando el tiempo y papa le consulta, si desea cambiar de local, mudarse cada cual a su propiedad  o simplemente realizar el arreglo en los papeles.
Torres le responde que estaba de acuerdo con lo último, y fue asi que nos quedamos instalados en este lugar.
La relación entre ellos, es muy especial, como hermanos.
Luego se fue incrementando, y le fue agregando mercadería.
Incluso mama Iris, desde el otro lado del local, se instalo con una mercería, trabajando mucho tiempo. Eso fue el 9 de Marzo de 1973.
Cuando termina mama cerrando la mercería, en el “82, cansada de luchar contra los amigos de lo ajeno, instalamos el almacén de un lado y el bar del otro.
¿Qué piensas de las grandes superficies?
Puede no llegar a molestar, porque la distancia, en nuestro caso,  nos favorece. No va estar muy cerca.
Pero el trato por ejemplo con la gente, nunca va a ser el mismo.
Nuestra atención es personalizada, intentando que cada dia, sea mejor.
¿Piensas en ampliarte?
Estoy cómodo.
Pasa que nací en este lugar y ayudo a mi padre a atenderlo desde los 8 años.
¿Si te propusieran cambiar de actividad?
Si es algo relacionado con el comercio te diría que si.
Lo mío es esto. Me gusta vender.
¿Envías un mensaje a todos los comerciantes en su dia?
No nos olvidemos que hemos tenido crisis, como por ejemplo las del 2002, y hemos salido airosos adelante. Asi que hay que pelearla.
Un saludo grande a todos, ¡y no hay que aflojarle!!

Lo encontramos, pasando o antes del llegar al Estadio Dickinson, según caminemos.

Una pasada obligada de todo aquel que entra o sale de la ciudad, brindándonos: despensa, frutería, y  bar.

Es uno de los comercios con más trayectoria en el departamento.DSCF9011 [1]

Esta atendido por Edgardo de Abreu, y sus colaboradores, aunque el negocio data de muchísimo tiempo, en manos de  su propietario. Sul papa.

Juan S d Abreu. Muy conocido en  la ciudad, por “Cacho”.

No solo por el hecho de ser un comercio que se encuentra en óptimas condiciones en cuanto a brindarnos todo, sino que la atención es muy esmerada y rápida. Siempre nos vamos muy conformes con todo y por ende volvemos.

Una interesante historia que muy pocos conocemos. Asi charlamos con Edgardo:

¿Cuándo comenzaron ustedes con el negocio?

Fue en el año 1957. Un 15 de Mayo.

Era en ese entonces el local de Polo Torres, y mi padre lo toma en préstamo, hasta el año “82, comenzando con verdulería.

Logra comprar mi padre el local, donde estaba ubicado Torres, en avenida Rodó y Diego Lamas, se lo presta al mismo y asi trabajan. Va pasando el tiempo y papa le consulta, si desea cambiar de local, mudarse cada cual a su propiedad  o simplemente realizar el arreglo en los papeles.

Torres le responde que estaba de acuerdo con lo último, y fue asi que nos quedamos instalados en este lugar.

La relación entre ellos, es muy especial, como hermanos.

Luego se fue incrementando, y le fue agregando mercadería.

Incluso mama Iris, desde el otro lado del local, se instalo con una mercería, trabajando mucho tiempo. Eso fue el 9 de Marzo de 1973.

Cuando termina mama cerrando la mercería, en el “82, cansada de luchar contra los amigos de lo ajeno, instalamos el almacén de un lado y el bar del otro.

¿Qué piensas de las grandes superficies?

Puede no llegar a molestar, porque la distancia, en nuestro caso,  nos favorece. No va estar muy cerca.

Pero el trato por ejemplo con la gente, nunca va a ser el mismo.

Nuestra atención es personalizada, intentando que cada dia, sea mejor.

¿Piensas en ampliarte?

Estoy cómodo.

Pasa que nací en este lugar y ayudo a mi padre a atenderlo desde los 8 años.

¿Si te propusieran cambiar de actividad?

Si es algo relacionado con el comercio te diría que si.

Lo mío es esto. Me gusta vender.

¿Envías un mensaje a todos los comerciantes en su dia?

No nos olvidemos que hemos tenido crisis, como por ejemplo las del 2002, y hemos salido airosos adelante. Asi que hay que pelearla.

Un saludo grande a todos, ¡y no hay que aflojarle!!