RINCÓN SALTEÑO

Los propietarios actuales son gente muy joven y dinámica. Hermanos.
El trabajo esta hecho para ellos. Y el mismo lugar esta atendido de una forma muy especial, con simpatía, ganas, rapidez y mucho  empuje.
Nadie más lo podría hacer mejor. Es su punto fuerte.
Es el Rincón Salteño, de Pablo y Alejandro Fernández Reis Hernández.
Por eso lleva este nombre, porque es el rincón, donde todos los salteños en algún momento nos detuvimos por necesitar algo.
Algún comestible, refresco, algo en su bazar y tienda, nos hace visitarlo. Incluso la misma quiniela.
Charlamos con Pablo, para que, si bien no estuvo desde el comienzo de la empresa, mamo, toda esa esencia.
¿Cuánto tiempo de trabajo?
La funda mi padre Otto, el 11 de Marzo de 1965, a las 6 y 30 .
Cuando todo esto comienza, se trabajaba desde esa hora hasta las 3 de la mañana del dia siguiente.
El rubro, nunca estuvo muy lejos del de hoy.
Era un comedor, con viandas, con el sabor especial de la mano de la abuela Ora tildes (china) y mi mama Nelda. Era como la fe de  la comida bien hecha.
Hasta que luego se modifica y se pone comidas al paso, anexando comestibles y todo, lo que con lo que hoy contamos.
¿Cambio la relación y la manera de trabajar?
Se trata de mantener  siempre todo, a la manera de antes. Un local de ramos generales. Es una característica nuestra.
Además seguimos los pasos de mi abuelo Julio, que tenia almacén en campaña y un lugar asi, tiene que tener de todo un poquito.
En cuanto en la relación con  la gente, no veo demasiado cambio.
Cuando un cliente llega, es para quedarse. Sabemos que vuelve, porque ponemos todo de nosotros para que asi ocurra.
Y pensamos además que contamos con la ventaja de un punto trascendental de la ciudad. Esta en la pasada, y con Nuestro Hospital, enfrente. Con un movimiento continuo.
¿Qué piensas de las grandes superficies?
Evidentemente, al comprar en grandes cantidades, siempre va a mejorar el precio.
Pensando en la gente, favorece, pero como competencia si, me opongo.
Pero lo que tiene el almacén chico, es que vendemos en plata, lo que tiene la gente, en ese  momento.
Y en los grandes súper, no te van a vender diez pesos de yerba, o cualquier otro comestible.
Pero en nuestro caso, contamos también con el bar y si baja la venta de uno sube del otro.
¿Te gustaría ampliarte?
Si. Me encantaría.
Solo que pienso, que para eso, tiene que estar el propietario al frente.
Asi sea supervisando.
Acá nos gustaría incluso, poder anexar mas personal, porque lo necesitamos. Pero te desanima, además de los impuestos, por ejemplo, las tarifas de la energía.
Me parece, que si es algo que estas necesitando para trabajar, en un país donde todos queremos salir adelante, deberían ser mas bajas. A mitad de precio.
No es la idea de que se nos regale nada, solo que ahorrando por un lado, podríamos posiblemente dar trabajo a gente que lo necesite.
Esta difícil. Se mantiene y se vive de esto.
¿Si no fueras comerciante, cual seria tu actividad?
Mis raíces están todas en el campo.
Me encanta. Incluso, tengo hecho cursos en escuela agraria.
Pero la verdad, la conducta de adolescente no me ha favorecido, y termine aquí. (Sonríe)
¿Un mensaje a todos los comerciantes en su dia?
Trabajen, porque estamos todos peleando por vivir.
Un saludo grande,  estamos a las ordenes. Y recuerden que cada tanto regalamos buenos premios en la quiniela.

Los propietarios actuales son gente muy joven y dinámica. Hermanos.

El trabajo esta hecho para ellos. Y el mismo lugar esta atendido de una forma muy especial, con simpatía, ganas, rapidez y mucho  empuje.

Nadie más lo podría hacer mejor. Es su punto fuerte.

Es el Rincón Salteño, de Pablo y Alejandro Fernández Reis Hernández.DSCF8998

Por eso lleva este nombre, porque es el rincón, donde todos los salteños en algún momento nos detuvimos por necesitar algo.

Algún comestible, refresco, algo en su bazar y tienda, nos hace visitarlo. Incluso la misma quiniela.

Charlamos con Pablo, para que, si bien no estuvo desde el comienzo de la empresa, mamo, toda esa esencia.

¿Cuánto tiempo de trabajo?

La funda mi padre Otto, el 11 de Marzo de 1965, a las 6 y 30 .

Cuando todo esto comienza, se trabajaba desde esa hora hasta las 3 de la mañana del dia siguiente.

El rubro, nunca estuvo muy lejos del de hoy.

Era un comedor, con viandas, con el sabor especial de la mano de la abuela Ora tildes (china) y mi mama Nelda. Era como la fe de  la comida bien hecha.

Hasta que luego se modifica y se pone comidas al paso, anexando comestibles y todo, lo que con lo que hoy contamos.

¿Cambio la relación y la manera de trabajar?

Se trata de mantener  siempre todo, a la manera de antes. Un local de ramos generales. Es una característica nuestra.

Además seguimos los pasos de mi abuelo Julio, que tenia almacén en campaña y un lugar asi, tiene que tener de todo un poquito.

En cuanto en la relación con  la gente, no veo demasiado cambio.

Cuando un cliente llega, es para quedarse. Sabemos que vuelve, porque ponemos todo de nosotros para que asi ocurra.

Y pensamos además que contamos con la ventaja de un punto trascendental de la ciudad. Esta en la pasada, y con Nuestro Hospital, enfrente. Con un movimiento continuo.

¿Qué piensas de las grandes superficies?

Evidentemente, al comprar en grandes cantidades, siempre va a mejorar el precio.

Pensando en la gente, favorece, pero como competencia si, me opongo.

Pero lo que tiene el almacén chico, es que vendemos en plata, lo que tiene la gente, en ese  momento.

Y en los grandes súper, no te van a vender diez pesos de yerba, o cualquier otro comestible.

Pero en nuestro caso, contamos también con el bar y si baja la venta de uno sube del otro.

¿Te gustaría ampliarte?

Si. Me encantaría.

Solo que pienso, que para eso, tiene que estar el propietario al frente.

Asi sea supervisando.

Acá nos gustaría incluso, poder anexar mas personal, porque lo necesitamos. Pero te desanima, además de los impuestos, por ejemplo, las tarifas de la energía.

Me parece, que si es algo que estas necesitando para trabajar, en un país donde todos queremos salir adelante, deberían ser mas bajas. A mitad de precio.

No es la idea de que se nos regale nada, solo que ahorrando por un lado, podríamos posiblemente dar trabajo a gente que lo necesite.

Esta difícil. Se mantiene y se vive de esto.

¿Si no fueras comerciante, cual seria tu actividad?

Mis raíces están todas en el campo.

Me encanta. Incluso, tengo hecho cursos en escuela agraria.

Pero la verdad, la conducta de adolescente no me ha favorecido, y termine aquí. (Sonríe)

¿Un mensaje a todos los comerciantes en su dia?

Trabajen, porque estamos todos peleando por vivir.

Un saludo grande,  estamos a las ordenes. Y recuerden que cada tanto regalamos buenos premios en la quiniela.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...