Inversiones, empleo y desarrollo. La situación de Salto en el contexto de la región y el país

A pesar del reducido tamaño del país, es posible observar diferencias significativas en el desarrollo de los diferentes espacios subnacionales que lo componen. Una de las estrategias pensadas a los efectos de corregir estos desequilibrios territoriales es, la del estímulo a la radicación de inversiones (Ley 16.906, entre otros), las que se supone generarán empleo, tanto directo como indirecto.
En el artículo se analizan algunos indicios del resultado de esta política para la región y el departamento.
Grandes rasgos del
empleo regional
Considerando a la región litoral, como aquella conformada por los departamentos de Salto, Paysandú, Río Negro y Soriano, se puede decir que la misma fue afectada por el proceso de restructuración económica de fines del siglo pasado, con una recomposición de ramas y sectores de actividad, lo que tuvo consecuencias sobre el mercado laboral.
Estas cuestiones han sido abordadas en diferentes estudios realizados en el Departamento de Ciencias Sociales de la Regional Norte de la Universidad de la República. En los mismos se ha dado cuenta de las características y funcionamiento de los mercados de trabajo sectoriales y sus consecuencias para la calidad de vida de los trabajadores y sus hogares. Es así, que se ha indagado en los fenómenos de desindustrialización; de las condiciones del empleo en sectores como el citrícola o el hortícola; así como en los denominados servicios turísticos directos y; más recientemente, en otros de dinamismo reciente, como el forestal y el de la producción de arándanos.
En estas investigaciones se pudo ver que, el carácter temporal de las ocupaciones agrícolas, sumado a las malas condiciones en que se realizan y a los bajos salarios; los que también predominan en el sector de los servicios turísticos y, en buena parte de los empleos industriales tercerizados; plantea dudas acerca del posicionamiento favorable de la región en el contexto nacional a corto y mediano plazo.
La situación del empleo regional y departamental
La población ocupada lo está principalmente en dos ramas de actividad, la correspondiente a agricultura, silvicultura y pesca; y la de comercio; las que tomadas en conjunto representan un 36,7% en el departamento de Soriano, un 37.6% en Paysandú, un 38,53% en Río Negro, y un 41,9% en Salto.
El desempleo – Si bien la tasa promedio de desocupación de la región para 2011 se situaba en los niveles del total del país, al interior de la misma presentaba comportamientos dispares, con Soriano (5,2) por debajo de la media nacional (6,0); Paysandú casi en el promedio (5,9); en tanto que Salto (6,8) y Río Negro (6,7) se ubicaban por encima del mismo.
Son justamente los sectores que ocupan más cantidad de trabajadores (agricultura y comercio), además del servicio doméstico, aquellos que contribuyen en mayor medida a la tasa de desocupación.
Empleo no registrado – considerando a este indicador del empleo con restricciones, si bien el mismo se viene reduciendo sistemáticamente para el total del país, esa tendencia no es acompañada por los departamentos que integran la región, situándose los cuatro por encima de la media nacional en 2011. En el caso específico de Salto, esta tasa era 6,4 puntos superior al promedio del país.
En términos generales las ramas que más contribuyen al empleo no registrado son aquellas que ocupan mayor cantidad de trabajadores, y donde también el desempleo es más alto, es decir, el comercio y  la correspondiente a agricultura, silvicultura y pesca; aunque también destaca en algún caso el de la construcción (Paysandú) y la industria manufacturera (Río Negro y Soriano); además del servicio doméstico, sector que se caracteriza por un alto componente de trabajo “en negro”.
Tendencias a corto plazo, de acuerdo a las inversiones proyectadas en el marco de la COMAP
A continuación se realiza un análisis de los proyectos presentados en 2011 a la Comisión de Aplicación de la Ley de Promoción y Protección de Inversiones (N°16.906), las que si bien no son todas las que recibirán los diferentes departamentos, constituyen un indicador de la distribución espacial de la actividad económica y del empleo que se espera crear en los próximos años.
En lo que a eso respecta, se puede ver que la mitad de los proyectos tienen como destino a la capital del país y, si se considera a los departamentos de la zona sur en su conjunto, allí se localizarán el 74% de las propuestas.
En cuanto a la cantidad de capital que se prevé invertir, llama la atención el caso del departamento de Durazno, el que con apenas 11 proyectos, recibiría algo menos de la mitad del monto total; aunque eso solamente signifique un 5% de los empleos comprometidos.
Finalmente, en lo referente a la cantidad de empleo que se espera generen los proyectos, casi ocho de cada diez nuevos puestos de trabajo (78,9%) serán para los departamentos de la zona sur (Montevideo, Canelones, San José, Maldonado y Colonia).
Observando concretamente a la región litoral, si bien la misma aparece como una de las que mayor cantidad de proyectos recibirá, es donde menos cantidad de capital se invertirá, además de ser la segunda donde menos empleo se creará como resultado de los proyectos presentados.
También al interior de la misma se presenta un panorama heterogéneo, con departamentos que captarán mayor volumen de divisas y de empleos.
Del cuadro surge que es a Río Negro donde irá la mitad del dinero que se invierta, así como adonde se generarán la mayor cantidad de empleos. Lo opuesto sucede en el caso de Salto, el segundo destino en cantidad de propuestas, pero con una participación en el total de la inversión regional que no alcanza a ocho puntos, lo que implica que, en promedio por proyecto, la misma es la más baja entre los cuatro departamentos.
Por otra parte, la mitad de las propuestas presentadas para Salto corresponden a actividades de alojamiento y servicios de comida, lo que reafirma el perfil del territorio como destino turístico. En términos amplios, 6 de cada 10 inversiones se realizarán en el sector terciario y un 18% en el primario, lo que ayuda a reforzar los rasgos predominantes de la estructura económica departamental.
Otra forma de clasificar a los empleos que se generarían es según los requisitos de calificaciones. En lo referente a este aspecto, el caso de Salto destaca como el que menores beneficios obtendrá, ya que casi seis de cada diez empleos previstos son no calificados. Esto podría estar indicando la incidencia que tendrán las inversiones proyectadas en el desarrollo del departamento, manteniéndose la situación actual, donde el mismo destaca por tener mayor cantidad de ocupados no calificados.
Se aprecia entonces que, además del desequilibrio norte-sur, también al interior de los espacios regionales se producen especializaciones que pueden dar lugar a desarrollos desiguales.
Comentarios
finales
El escenario negativo de los indicadores del mercado laboral en el departamento se mantendría a corto plazo, al menos considerando las propuestas presentadas a la COMAP, las que muestran una baja participación en la cantidad de capital a invertir y de puestos de trabajo a generar. Además, el empleo que se produciría sería en mayor medida no calificado, en actividades donde éstos son, generalmente, peor pagos. De hecho, los puestos de trabajo en los principales sectores de la demanda (agricultura, comercio, servicio doméstico y otros servicios), se encuentran entre los más “sumergidos” en materia salarial.
Fuentes
consultadas
- Instituto Cuesta Duarte/PIT-CNT (2012), El nivel de salarios 2011, revisado el 14 de octubre de 2012 en http://www.cuestaduarte.org.uy/portal/
- Leal J. (1997), El mercado de empleo en el sector de los servicios turísticos en el departamento de Salto, Documento de Trabajo Nº 32 UER FCS- RN, Salto, Uruguay.
- Leal, J.; Borrelli, J. y Rundie, C. (2012),  Turismo, empleo y desarrollo en el litoral termal de Uruguay, aceptado para su publicación en Revista Estudios y Perspectivas en Turismo, Centro de Investigaciones y Estudios Turísticos, Argentina.
-MTSS/OMT (2012), Serie informes departamentales. Principales indicadores del mercado de trabajo, incluyendo proyectos de inversión. MTSS, Unidad de Evaluación y Monitoreo de Relaciones Laborales y Empleo, Observatorio de Mercado de Trabajo, Montevideo.
-Núñez A. y Leal J. (1997),  IV Censo a Productores con Cultivos Hortícolas bajo Invernáculos del departamento de Salto, Documento de Trabajo Nº29, UER- RN-UdelaR, Salto, Uruguay.

A pesar del reducido tamaño del país, es posible observar diferencias significativas en el desarrollo de los diferentes espacios subnacionales que lo componen. Una de las estrategias pensadas a los efectos de corregir estos desequilibrios territoriales es, la del estímulo a la radicación de inversiones (Ley 16.906, entre otros), las que se supone generarán empleo, tanto directo como indirecto.

En el artículo se analizan algunos indicios del resultado de esta política para la región y el departamento.

Grandes rasgos del empleo regional

Considerando a la región litoral, como aquella conformada por los departamentos de Salto, Paysandú, Río Negro yDibujollllSoriano, se puede decir que la misma fue afectada por el proceso de restructuración económica de fines del siglo pasado, con una recomposición de ramas y sectores de actividad, lo que tuvo consecuencias sobre el mercado laboral.

Estas cuestiones han sido abordadas en diferentes estudios realizados en el Departamento de Ciencias Sociales de la Regional Norte de la Universidad de la República. En los mismos se ha dadoDibujollllllll cuenta de las características y funcionamiento de los mercados de trabajo sectoriales y sus consecuencias para la calidad de vida de los trabajadores y sus hogares. Es así, que se ha indagado en los fenómenos de desindustrialización; de las condiciones del empleo en sectores como el citrícola o el hortícola; así como en los denominados servicios turísticos directos y; más recientemente, en otros de dinamismo reciente, como el forestal y el de la producción de arándanos.

En estas investigaciones se pudo ver que, el carácter temporal de las ocupaciones agrícolas, sumado a las malas condiciones en que se realizan y a los bajos salarios; los que también predominan en el sector de los servicios turísticos y, en buena parte de los empleos industriales tercerizados; plantea dudas acerca del posicionamiento favorable de la región en el contexto nacional a corto y mediano plazo.

La situación del empleo regional y departamental

La población ocupada lo está principalmente en dos ramas de actividad, la correspondiente a agricultura, silvicultura y pesca; y la de comercio; las que tomadas en conjunto representan un 36,7% en el departamento de Soriano, un 37.6% en Paysandú, un 38,53% en Río Negro, y un 41,9% en Salto.

El desempleo – Si bien la tasa promedio de desocupación de la región para 2011 se situaba en los niveles del total del país, al interior de la misma presentaba comportamientos dispares, con Soriano (5,2) por debajo de la media nacional (6,0); Paysandú casi en el promedio (5,9); en tanto que Salto (6,8) y Río Negro (6,7) se ubicaban por encima del mismo.

Son justamente los sectores que ocupan más cantidad de trabajadores (agricultura y comercio), además del servicio doméstico, aquellos que contribuyen en mayor medida a la tasa de desocupación.

Empleo no registrado – considerando a este indicador del empleo con restricciones, si bien el mismo se viene reduciendo sistemáticamente para el total del país, esa tendencia no es acompañada por los departamentos que integran la región, situándose los cuatro por encima de la media nacional en 2011. En el caso específico de Salto, esta tasa era 6,4 puntos superior al promedio del país.

En términos generales las ramas que más contribuyen al empleo no registrado son aquellas que ocupan mayor cantidad de trabajadores, y donde también el desempleo es más alto, es decir, el comercio y  la correspondiente a agricultura, silvicultura y pesca; aunque también destaca en algún caso el de la construcción (Paysandú) y la industria manufacturera (Río Negro y Soriano); además del servicio doméstico, sector que se caracteriza por un alto componente de trabajo “en negro”.

Tendencias a corto plazo, de acuerdo a las inversiones proyectadas en el marco de la COMAP

A continuación se realiza un análisis de los proyectos presentados en 2011 a la Comisión de Aplicación de la Ley de Promoción y Protección de Inversiones (N°16.906), las que si bien no son todas las que recibirán los diferentes departamentos, constituyen un indicador de la distribución espacial de la actividad económica y del empleo que se espera crear en los próximos años.

En lo que a eso respecta, se puede ver que la mitad de los proyectos tienen como destino a la capital del país y, si se considera a los departamentos de la zona sur en su conjunto, allí se localizarán el 74% de las propuestas.

En cuanto a la cantidad de capital que se prevé invertir, llama la atención el caso del departamento de Durazno, el que con apenas 11 proyectos, recibiría algo menos de la mitad del monto total; aunque eso solamente signifique un 5% de los empleos comprometidos.

Finalmente, en lo referente a la cantidad de empleo que se espera generen los proyectos, casi ocho de cada diez nuevos puestos de trabajo (78,9%) serán para los departamentos de la zona sur (Montevideo, Canelones, San José, Maldonado y Colonia).

Observando concretamente a la región litoral, si bien la misma aparece como una de las que mayor cantidad de proyectos recibirá, es donde menos cantidad de capital se invertirá, además de ser la segunda donde menos empleo se creará como resultado de los proyectos presentados.

También al interior de la misma se presenta un panorama heterogéneo, con departamentos que captarán mayor volumen de divisas y de empleos.

Del cuadro surge que es a Río Negro donde irá la mitad del dinero que se invierta, así como adonde se generarán la mayor cantidad de empleos. Lo opuesto sucede en el caso de Salto, el segundo destino en cantidad de propuestas, pero con una participación en el total de la inversión regional que no alcanza a ocho puntos, lo que implica que, en promedio por proyecto, la misma es la más baja entre los cuatro departamentos.

Por otra parte, la mitad de las propuestas presentadas para Salto corresponden a actividades de alojamiento y servicios de comida, lo que reafirma el perfil del territorio como destino turístico. En términos amplios, 6 de cada 10 inversiones se realizarán en el sector terciario y un 18% en el primario, lo que ayuda a reforzar los rasgos predominantes de la estructura económica departamental.

Otra forma de clasificar a los empleos que se generarían es según los requisitos de calificaciones. En lo referente a este aspecto, el caso de Salto destaca como el que menores beneficios obtendrá, ya que casi seis de cada diez empleos previstos son no calificados. Esto podría estar indicando la incidencia que tendrán las inversiones proyectadas en el desarrollo del departamento, manteniéndose la situación actual, donde el mismo destaca por tener mayor cantidad de ocupados no calificados.

Se aprecia entonces que, además del desequilibrio norte-sur, también al interior de los espacios regionales se producen especializaciones que pueden dar lugar a desarrollos desiguales.

Comentarios finales

DibujolllllllllllllllllllEl escenario negativo de los indicadores del mercado laboral en el departamento se mantendría a corto plazo, al menos considerando las propuestas presentadas a la COMAP, las que muestran una baja participación en la cantidad de capital a invertir y de puestos de trabajo a generar. Además, el empleo que se produciría sería en mayor medida no calificado, en actividades donde éstos son, generalmente, peor pagos. De hecho, los puestos de trabajo en los principales sectores de la demanda (agricultura, comercio, servicio doméstico y otros servicios), se encuentran entre los más “sumergidos” en materia salarial.

Fuentes

consultadas

– Instituto Cuesta Duarte/PIT-CNT (2012), El nivel de salarios 2011, revisado el 14 de octubre de 2012 en http://www.cuestaduarte.org.uy/portal/

– Leal J. (1997), El mercado de empleo en el sector de los servicios turísticos en el departamento de Salto, Documento de Trabajo Nº 32 UER FCS- RN, Salto, Uruguay.

– Leal, J.; Borrelli, J. y Rundie, C. (2012),  Turismo, empleo y desarrollo en el litoral termal de Uruguay, aceptado para su publicación en Revista Estudios y Perspectivas en Turismo, Centro de Investigaciones y Estudios Turísticos, Argentina.

-MTSS/OMT (2012), Serie informes departamentales. Principales indicadores del mercado de trabajo, incluyendo proyectos de inversión. MTSS, Unidad de Evaluación y Monitoreo de Relaciones Laborales y Empleo, Observatorio de Mercado de Trabajo, Montevideo.

-Núñez A. y Leal J. (1997),  IV Censo a Productores con Cultivos Hortícolas bajo Invernáculos del departamento de Salto, Documento de Trabajo Nº29, UER- RN-UdelaR, Salto, Uruguay.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...