- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La producción de arándanos en el Uruguay: sus características

El Departamento de Ciencias Sociales de la Regional Norte de la Universidad de la República desde hace veinte años  realiza investigaciones sobre el Desarrollo Regional. Actualmente está integrado por trece investigadores con niveles de Maestría y Doctorado. En esta ocasión  la temática que se presenta refiere a las características de la producción de arándanos en el Uruguay
Introducción
La producción de arándanos es considerada como uno de los últimos rubros agrícolas que se establecieron en nuestro país dentro de lo que se ha conocido como productos de exportación de origen agrícola no tradicional.
Sabido es, que el Uruguay no tiene cultura de consumo de dicho fruto, direccionando casi la totalidad de su producción hacia la exportación.
Este artículo, conjuntamente con el siguiente, intenta abordar las características de su producción y las características de los trabajadores necesarios para desarrollar esta cultura productiva.
La producción de
arándano en Uruguay como
una cadena global
La instalación de las plantaciones de arándanos en nuestro país, se explica por la constitución y lógicas de Cadenas Globales de Producción de Alimentos en Fresco. Estas Cadenas tienden a configurar escalas productivas donde se establece un sistema global de producción de arándanos integrado por varios países y regiones de diferentes continentes, proveyendo, así, frutos a lo largo de todo el año (efecto neutralizador de la estacionalidad biológica de la producción agropecuaria y captación de un mayor excedente).
En suma, la producción del arándano en Uruguay es así moldeada y organizada desde sus orígenes por el interés del capital comercial y sus cadenas de distribución, estableciendo, por un lado, los tiempos, volúmenes y calidad de la producción; y por otra parte los requerimientos específicos de mano de obra vacante en dichos tiempos.
El crecimiento del arándano en el país y su importancia principalmente en las localidades de la región litoral oeste de país, pero estos territorios están, al igual que su producción, conectados globalmente y su suerte depende poco de los contextos regionales o nacionales, ya que está ligada casi exclusivamente a los avatares de las redes de distribución internacional. Por tanto es un territorio frágil, un enclave de producción en fresco, con muy poco poder sobre las cadenas comercializadoras y de distribución, pero paradójicamente con un poder local importante por su importancia económica y social a nivel de la región.
La producción
internacional
de arándano
Los principales productores de arándanos a nivel mundial son Estados Unidos y Canadá: la producción de arándanos frescos de América del Norte representa el 59%, del total producido. Le siguen en importancia América del Sur (24%), Europa (14%), Asia y el Pacífico responden al 3% de la producción mundial (Ozer Ami, 2010). Ello se puede observar en la siguiente figura:
El calendario mundial de producción de arándanos marca una diferencia entre los hemisferios. El Norte produce entre abril y setiembre, siendo sus principales productores Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Alemania y Polonia. En el mercado de contra- estación, en el Hemisferio Sur, el cultivo se lleva a cabo entre los meses de setiembre y marzo, con diferencias en el período según el país del cual estemos haciendo referencia. Siendo los principales productores del Sur: Chile, Argentina, Nueva Zelanda y Australia (www.donana.es).
Chile, Argentina y Uruguay son los principales exportadores de América del Sur . Las características climáticas de estos tres países son ideales para este tipo de producción y sobre todo en la producción a contra estación con el Hemisferio Norte. Ello ha llevado a un vertiginoso crecimiento de las plantaciones de arándanos, cercano al 45% entre 2009 y 2010. La producción y exportación de arándanos está en continuo aumento, por la creciente demanda de los países desarrollados del Hemisferio Norte.
En el año 2010 las exportaciones de arándano del Hemisferio Sur tuvieron una variación del 45% respecto al año anterior. Uruguay fue el país que presentó una mayor variación, aumentando su producto exportado en un 82%, lo que en valores absolutos significó que las exportaciones fueran de 2246 toneladas en 2010 respecto a las 1231 toneladas del año 2009. Le sigue en importancia Chile con un aumento del 50% y la variación en Argentina equivale al 22% en relación al año precedente (http://revista.berriesandcherries.cl).
La producción de
arándano
en Uruguay
En Uruguay el desarrollo de la cultura del arándano es reciente, pues, las plantaciones de estos frutos se hicieron inicialmente entre los años 2001 y 2002 y la posterior exportación del fruto en fresco se realizó por primera vez en el año 2003 hacia Estados Unidos.
En la actualidad podemos encontrar 850 hectáreas plantadas, instaladas en 17 de los 19 Departamentos pero la mayor concentración de plantaciones y empresas se da en la región Litoral Norte, especialmente en las cercanías de Salto y Paysandú (Ozer Ami, 2010).
Actualmente existen 80 empresas productoras de arándanos, entre ellas encontramos productores frutícolas tradicionales y nuevos inversores que no están vinculados al sector agropecuario. Los emprendimientos surgen principalmente de iniciativas nacionales y regionales, aunque las dos grandes empresas -que controlan más de la mitad de la exportación nacional- son con participación de capitales extranjeros vinculados a las grandes corporaciones transnacionales de la industria alimentaria.
El crecimiento de la producción como se refleja en la evolución de exportaciones de la siguiente gráfica (en toneladas), ha hecho que a pocos años de la instalación del cultivo en el país, se haya transformado en uno de los principales rubros frutícolas de exportación. La principal exportación frutícola de Uruguay son los cítricos y actualmente la exportación de arándanos se posiciona en segundo lugar, lo que da una idea de la importancia del desarrollo de este cultivo en un breve lapso. [Figura 6] La exportación de la fruta se hace principalmente a los países del Hemisferio Norte, que en su conjunto representan casi la totalidad del mismo: Europa (55%), EEUU (40%) y Canadá (2%).
En el año 2009, 17 empresas uruguayas exportaron arándanos. El 60% de la producción exportada la concentran dos empresas del norte del país: Midgold SA y Gamorel SA (las incluidas en nuestro estudio de caso). Por su parte, Grindpan SA exportó el 14%, Berries del Sur SA aportó al 10% de la exportación, y las restantes 13 empresas tuvieron una contribución a la exportación menor al 10%.
El desarrollo de esta actividad ha llevado a que en la región Norte se esté conformando un cluster o conglomerado territorial (Stoper y Harrison 1994) en torno al arándanos, donde se nuclea a las dos empresas más grandes, proveedores de tecnologías, sistema de riego e insumos agronómicos, viveros, productores, acopiadores, servicios de cosecha, packing y bromurado, compañías de transporte, servicios de puerto y aeropuerto, servicios financieros y de seguros etc. También existen centros especializados de investigación en producción en plantas in- vitro de las diferentes variedades existentes.
Se han desarrollado dos gremiales de empresas de productores de arándanos: la Unión de Productores de Arándanos (UPROA) y la Unión de productores y exportadores frutihortícolas del Uruguay (UPEFRUY).
Finalmente, cabe destacar que el Estado ha tenido un papel relevante en la promoción y apoyo de esta actividad a través de diferentes instituciones públicas como el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), el Banco Republica (BROU) y el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).

El Departamento de Ciencias Sociales de la Regional Norte de la Universidad de la República desde hace veinte años  realiza investigaciones sobre el Desarrollo Regional. Actualmente está integrado por trece investigadores con niveles de Maestría y Doctorado. En esta ocasión  la temática que se presenta refiere a las características de la producción de arándanos en el Uruguay

Introducción

La producción de arándanos es considerada como uno de los últimos rubros agrícolas que se establecieron en nuestro paísarandanos_cajon [1] dentro de lo que se ha conocido como productos de exportación de origen agrícola no tradicional.

Sabido es, que el Uruguay no tiene cultura de consumo de dicho fruto, direccionando casi la totalidad de su producción hacia la exportación.

Este artículo, conjuntamente con el siguiente, intenta abordar las características de su producción y las características de los trabajadores necesarios para desarrollar esta cultura productiva.

La producción de arándano en Uruguay como una cadena global

La instalación de las plantaciones de arándanos en nuestro país, se explica por la constitución y lógicas de Cadenas Globales de Producción de Alimentos en Fresco. Estas Cadenas tienden a configurar escalas productivas donde se establece un sistema global de producción de arándanos integrado por varios países y regiones de diferentes continentes, proveyendo, así, frutos a lo largo de todo el año (efecto neutralizador de la estacionalidad biológica de la producción agropecuaria y captación de un mayor excedente).

En suma, la producción del arándano en Uruguay es así moldeada y organizada desde sus orígenes por el interés del capital comercial y sus cadenas de distribución, estableciendo, por un lado, los tiempos, volúmenes y calidad de la producción; y por otra parte los requerimientos específicos de mano de obra vacante en dichos tiempos.

El crecimiento del arándano en el país y su importancia principalmente en las localidades de la región litoral oeste de país, pero estos territorios están, al igual que su producción, conectados globalmente y su suerte depende poco de los contextos regionales o nacionales, ya que está ligada casi exclusivamente a los avatares de las redes de distribución internacional. Por tanto es un territorio frágil, un enclave de producción en fresco, con muy poco poder sobre las cadenas comercializadoras y de distribución, pero paradójicamente con un poder local importante por su importancia económica y social a nivel de la región.

La producción internacional de arándano

Los principales productores de arándanos a nivel mundial son Estados Unidos y Canadá: la producción de arándanos frescos de América del Norte representa el 59%, del total producido. Le siguen en importancia América del Sur (24%), Europa (14%), Asia y el Pacífico responden al 3% de la producción mundial (Ozer Ami, 2010). Ello se puede observar en la siguiente figura:

El calendario mundial de producción de arándanos marca una diferencia entre los hemisferios. El Norte produce entre abril y setiembre, siendo sus principales productores Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Alemania y Polonia. En el mercado de contra- estación, en el Hemisferio Sur, el cultivo se lleva a cabo entre los meses de setiembre y marzo, con diferencias en el período según el país del cual estemos haciendo referencia. Siendo los principales productores del Sur: Chile, Argentina, Nueva Zelanda y Australia (www.donana.es).

Chile, Argentina y Uruguay son los principales exportadores de América del Sur . Las características climáticas de estos tres países son ideales para este tipo de producción y sobre todo en la producción a contra estación con el Hemisferio Norte. Ello ha llevado a un vertiginoso crecimiento de las plantaciones de arándanos, cercano al 45% entre 2009 y 2010. La producción y exportación de arándanos está en continuo aumento, por la creciente demanda de los países desarrollados del Hemisferio Norte.

En el año 2010 las exportaciones de arándano del Hemisferio Sur tuvieron una variación del 45% respecto al año anterior. Uruguay fue el país que presentó una mayor variación, aumentando su producto exportado en un 82%, lo que en valores absolutos significó que las exportaciones fueran de 2246 toneladas en 2010 respecto a las 1231 toneladas del año 2009. Le sigue en importancia Chile con un aumento del 50% y la variación en Argentina equivale al 22% en relación al año precedente (http://revista.berriesandcherries.cl).

La producción de arándano en Uruguay

En Uruguay el desarrollo de la cultura del arándano es reciente, pues, las plantaciones de estos frutos se hicieron inicialmente entre los años 2001 y 2002 y la posterior exportación del fruto en fresco se realizó por primera vez en el año 2003 hacia Estados Unidos.

En la actualidad podemos encontrar 850 hectáreas plantadas, instaladas en 17 de los 19 Departamentos pero la mayor concentración de plantaciones y empresas se da en la región Litoral Norte, especialmente en las cercanías de Salto y Paysandú (Ozer Ami, 2010).

Actualmente existen 80 empresas productoras de arándanos, entre ellas encontramos productores frutícolas tradicionales y nuevos inversores que no están vinculados al sector agropecuario. Los emprendimientos surgen principalmente de iniciativas nacionales y regionales, aunque las dos grandes empresas -que controlan más de la mitad de la exportación nacional- son con participación de capitales extranjeros vinculados a las grandes corporaciones transnacionales de la industria alimentaria.

El crecimiento de la producción como se refleja en la evolución de exportaciones de la siguiente gráfica (en toneladas), ha hecho que a pocos años de la instalación del cultivo en el país, se haya transformado en uno de los principales rubros frutícolas de exportación. La principal exportación frutícola de Uruguay son los cítricos y actualmente la exportación de arándanos se posiciona en segundo lugar, lo que da una idea de la importancia del desarrollo de este cultivo en un breve lapso. [Figura 6] La exportación de la fruta se hace principalmente a los países del Hemisferio Norte, que en su conjunto representan casi la totalidad del mismo: Europa (55%), EEUU (40%) y Canadá (2%).

En el año 2009, 17 empresas uruguayas exportaron arándanos. El 60% de la producción exportada la concentran dos empresas del norte del país: Midgold SA y Gamorel SA (las incluidas en nuestro estudio de caso). Por su parte, Grindpan SA exportó el 14%, Berries del Sur SA aportó al 10% de la exportación, y las restantes 13 empresas tuvieron una contribución a la exportación menor al 10%.

El desarrollo de esta actividad ha llevado a que en la región Norte se esté conformando un cluster o conglomerado territorial (Stoper y Harrison 1994) en torno al arándanos, donde se nuclea a las dos empresas más grandes, proveedores de tecnologías, sistema de riego e insumos agronómicos, viveros, productores, acopiadores, servicios de cosecha, packing y bromurado, compañías de transporte, servicios de puerto y aeropuerto, servicios financieros y de seguros etc. También existen centros especializados de investigación en producción en plantas in- vitro de las diferentes variedades existentes.

Se han desarrollado dos gremiales de empresas de productores de arándanos: la Unión de Productores de Arándanos (UPROA) y la Unión de productores y exportadores frutihortícolas del Uruguay (UPEFRUY).

Finalmente, cabe destacar que el Estado ha tenido un papel relevante en la promoción y apoyo de esta actividad a través de diferentes instituciones públicas como el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), el Banco Republica (BROU) y el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).