EL PUEBLO, donde “los hechos son sagrados y las opiniones son libres”

El Esc. Enrique Cesio sucedió en la Dirección de diario EL PUEBLO al Prof. Adolfo Silva Delgado. Estuvo trabajando en el diario desde un año antes cuando el proyecto comenzó a cristalizarse, transformándose en una realidad.
“El mero transcurso de los años –reflexionó-, me permite afirmar que soy el único testigo directo, de quienes formamos parte de un equipo que tuvo la idea, organizó la empresa y concretó la aparición de este diario”.
“La idea original surgió del entonces Obispo Auxiliar de Salto Mons. José María Caballero, apoyado por Monseñor Viola. Ellos apuntaron a un doble propósito, un diario de inspiración católica y una imprenta comercial que sostuviera el proyecto. Para ello conectaron a dos cristianos de ley que tenían una imprenta en Soriano; Juan Carlos Acosta y Mariano Bacigalupi. Los trajeron a Salto con sus máquinas y se abrió la Impresora Sarandí, con Juan Hermann como administrador, en la esquina de Rivera y Treinta y Tres, hoy terreno de Círculo Sportivo”.
“Mientras, una comisión presidida por D. Alipio Farinha e integrada por distinguidos católicos, formaba una sociedad anónima con accionistas de Salto y Artigas, pues se pensaba en hacer una sección para ese departamento”.
“Compraron la propiedad que todavía es sede del diario, y construyeron el gran espacio para el taller, compraron las máquinas, incluida la rotoplana, mezcla  de plana en los tipos y rotativa en el papel, desechada hoy de las tareas de impresión. En tanto el Directorio se ocupaba de eso, así como de importar las bobinas de papel, se designaba a Adolfo Silva Delgado como Director y él, con su formación, su conocimiento de la gente fue formando la redacción. Me tocó el papel de Redactor Responsable y en realidad la de Jefe de Redacción. Estuvieron Fulvio Cousin, José Mandarano, Juan José Portugau, Ruben Luraschi, Aceré Echeverz, Leopoldo Guerra, Pascale, Darío Ferreira, Fernando Apa y quizá me olvido de otros. Así como no quiero dejar a nadie afuera del equipo impresor”.
“Estuvimos varios meses esperando que se terminaran de armar las máquinas y que llegara el papel, mientras aprendíamos a hacer las cosas. Fuimos el primer diario en disponer de teletipo directa de la Agencia France Press. Salimos con una oferta variada que atendía desde lo internacional, a lo nacional, local, deportes, sociales, cultura”.
“A todos los efectos había tres pilares: humanismo cristiano, la verdad en la caridad y los hechos son sagrados, las opiniones son libres. 55 años después, pienso quizá debimos hacer cosas diferentes, pero estoy convencido que las ideas fuerza eran las correctas”.

El Esc. Enrique Cesio sucedió en la Dirección de diario EL PUEBLO al Prof. Adolfo Silva Delgado. Estuvo trabajando en el diario desde un año antes cuando el proyecto comenzó a cristalizarse, transformándose en una realidad.

“El mero transcurso de los años –reflexionó-, me permite afirmar que soy el único testigo directo,descarga de quienes formamos parte de un equipo que tuvo la idea, organizó la empresa y concretó la aparición de este diario”.

“La idea original surgió del entonces Obispo Auxiliar de Salto Mons. José María Caballero, apoyado por Monseñor Viola. Ellos apuntaron a un doble propósito, un diario de inspiración católica y una imprenta comercial que sostuviera el proyecto. Para ello conectaron a dos cristianos de ley que tenían una imprenta en Soriano; Juan Carlos Acosta y Mariano Bacigalupi. Los trajeron a Salto con sus máquinas y se abrió la Impresora Sarandí, con Juan Hermann como administrador, en la esquina de Rivera y Treinta y Tres, hoy terreno de Círculo Sportivo”.

“Mientras, una comisión presidida por D. Alipio Farinha e integrada por distinguidos católicos, formaba una sociedad anónima con accionistas de Salto y Artigas, pues se pensaba en hacer una sección para ese departamento”.

“Compraron la propiedad que todavía es sede del diario, y construyeron el gran espacio para el taller, compraron las máquinas, incluida la rotoplana, mezcla  de plana en los tipos y rotativa en el papel, desechada hoy de las tareas de impresión. En tanto el Directorio se ocupaba de eso, así como de importar las bobinas de papel, se designaba a Adolfo Silva Delgado como Director y él, con su formación, su conocimiento de la gente fue formando la redacción. Me tocó el papel de Redactor Responsable y en realidad la de Jefe de Redacción. Estuvieron Fulvio Cousin, José Mandarano, Juan José Portugau, Ruben Luraschi, Aceré Echeverz, Leopoldo Guerra, Pascale, Darío Ferreira, Fernando Apa y quizá me olvido de otros. Así como no quiero dejar a nadie afuera del equipo impresor”.

“Estuvimos varios meses esperando que se terminaran de armar las máquinas y que llegara el papel, mientras aprendíamos a hacer las cosas. Fuimos el primer diario en disponer de teletipo directa de la Agencia France Press. Salimos con una oferta variada que atendía desde lo internacional, a lo nacional, local, deportes, sociales, cultura”.

“A todos los efectos había tres pilares: humanismo cristiano, la verdad en la caridad y los hechos son sagrados, las opiniones son libres. 55 años después, pienso quizá debimos hacer cosas diferentes, pero estoy convencido que las ideas fuerza eran las correctas”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...