Abogada- Docente de Danzas Jazz y Españolas

Ingrid, comparte con sus alumnas desde hace tiempo, un lugar especial dedicado a su pasión que es la danza, con un particular número de concurrentes en sus clases.
Comenzó con 7 años a estudiar esta profesión, y se enamoró de ella.
Estudiando en forma constante, logra llegar luego a la profesión de Abogada, que actualmente le brinda junto a la danza, muchas satisfacciones.
Además de  dedicarse a su hogar y compartirlo todo con su familia.
Nos relata sus vivencias y su disfrute con las actividades que realiza.
¿Cómo se hace para llevar adelante tanta actividad a la vez?
Es más que nada cuestión de organización.
Decir esto me gusta, teniendo todo el apoyo de la familia como lo tuve, desde el momento en que me llevan con 7 años por primera vez mis padres, a estudiar ballet.
Con dos hermanos varones, en ese entonces jugaba mucho yo a la pelota con ellos, entonces es cuando se deciden  mis padres a querer integrarme a una escuela de danzas, que me siguió gustando de adulta.
Fue allí que busqué la forma de poder hacer las dos cosas.
Logré coordinar bien las horas de clase con las de facultad en su momento, para que no se superpongan los horarios.
Comencé con la escuela de danzas con 18 años, a partir de ahí di clases siempre.
Desde chica, simpre me han enviado a estudiar algo, entonces uno crea como la capacidad de optimizar el tiempo.
Es muy lindo porque es lo que nos da de adulto, el poder de organización, e independencia con los trabajos, también con tiempo para los amigos y demás que uno desee realizar.
¿Cómo es el logro de recibirse de abogada?
Lo primero que tenía claro, era que no quería ir a estudiar a otro lado.
Conservaba en ese entonces muchas actividades como inglés, música, órgano y piano, todo lo iba a terminar en primero de facultad, de lo contrario me quedaba ese año colgado.
La primera decisión era que no me iba de Salto, la opción era mirar la propuesta educativa y elegir lo que más me gustaba.
No sabía muy bien lo que quería,  después de haber pasado por una rama de profesiones muy amplia, fue ahí que me decidí por abogacía.
Aunque también las tiene allí, dentro de ellas me decidí por la que más me gustaba,  actualmente me encanta mi profesión.
Compartimos un estudio con mi esposo Alfonso, ya que su profesión es la de Escribano y nos complementamos muy bien.
Incluso en tema horarios, porque cuando me voy por alguna otra de mis actividades, se queda él en la atención a los clientes que puedan necesitarnos.
¿Cómo es su trabajo en la docencia?
Comencé a dar clases, porque me encanta enseñar.
Mi mamá es maestra, actualmente jubilada, y creo que esta veta, viene por su lado. A mis hermanos también les gusta la docencia.
Yo disfruto mucho lo que hago, no lo veo como un trabajo y se hace todo muy fácil, porque a las clases las brindamos tres personas, pero al ser numeroso el alumnado de la escuela, tenemos muchos grupos.
Eso nos da lugar a un amplio horario.
Pero fuera de eso, doy clases de  expresión corporal en el colegio Vaz Ferreira, hace ya tres años que brindo mi experiencia a todo inicial y primaria.
Es una experiencia muy linda, un nuevo proceso que me enriqueció mucho. No es lo mismo trabajar con un staff completo, con una coordinación de trabajo durante el año, con una adaptación de grupos de distinta edades, pero además coordinado con las maestras, según las necesidades del grupo y según las actividades de todo el colegio.
Para mí fue una experiencia maravillosa, ya que en mi escuela, nosotros tenemos los objetivos marcados desde un principio de año y las actividades también, trabajando en base a eso.
Trabajar en este colegio con mucha comodidad, con la directora que es divina, con un excelente grupo y unos niños divinos, me ha enriquecido mucho como profesional y como persona, es un placer hacerlo.
¿Con que otras cosas simples disfruta?
Me gusta comer mucho y de todo.
Siempre digo que no soy un ejemplo en tema de alimentación.
A mi esposo y a mí, nos gusta mucho cocinar,  en realidad tenemos poco tiempo. Pero no compramos casi comida hecha.
Nos gusta mucho viajar, nuestro país es chiquito pero es muy lindo para conocer, pero también hemos tenido la oportunidad de viajar fuera y es muy lindo, porque conoces otras culturas y además al volver es volver renovada. Nos brinda el ánimo para encarar el año que llega.
Somos muy familieros, también nos gusta mucho estar con amigos, disfrutamos mucho en reuniones reducidas para poder conversar.
¿Cómo ve a la mujer actual?
La veo bien. En realidad se empezó hace tanto tiempo, tratando de conseguir condiciones de igualdad para la mujer, que se ha conseguido mucho.
Pero es muy lindo ver, como desde muy chiquitas las niñas tienen un poder de decisión e independencia, que creo que nuestras abuelas nunca hubiesen tenido y nunca hubiesen creído que era posible que a tan corta edad, se puede formar una familia porque es lo que quiere  tener, y no por una necesidad, para que se la mantenga a la mujer y pueda vivir, sino que las niñas de tan chiquitas, son conscientes de que son autosuficientes y que por lo tanto estar con una pareja, con hijos o mantenerse en la casa de sus padres, es porque lo quieren hacer.
“Elijo esto porque es lo que quiero y no porque no tengo otra elección”.
Es una de las bases de las libertades que hace a nuestro país tan divino y tan democrático. Eso me enorgullece y me hace muy feliz.
¿Les enviarías un mensaje a las mujeres en su día?
Saludar a todas las mujeres como cada 8 de Marzo y agradecer a todas aquellas mujeres y hombres que hicieron posible que nosotros disfrutemos de todo esto que tenemos, es un placer.
un país libre y democrático con la dicha de disfrutar todos esos derechos.
Y como mujeres el desafío siempre va a ser, seguir formando hombres y mujeres libres, que aprecien la democracia, los valores sociales que hacen que nuestro país sea lo que es.
De ser asi, siempre en nuestras casas, nuestras familias  y nuestros niños, van a ser personas felices.

Ingrid Zas

Ingrid, comparte con sus alumnas desde hace tiempo, un lugar especial dedicado a su pasión que es la danza, con un particular número de concurrentes en sus clases.

Comenzó con 7 años a estudiar esta profesión, y se enamoró de ella.

Estudiando en forma constante, logra llegar luego a la profesión de Abogada, queIngrid Zás actualmente le brinda junto a la danza, muchas satisfacciones.

Además de  dedicarse a su hogar y compartirlo todo con su familia.

Nos relata sus vivencias y su disfrute con las actividades que realiza.

¿Cómo se hace para llevar adelante tanta actividad a la vez?

Es más que nada cuestión de organización.

Decir esto me gusta, teniendo todo el apoyo de la familia como lo tuve, desde el momento en que me llevan con 7 años por primera vez mis padres, a estudiar ballet.

Con dos hermanos varones, en ese entonces jugaba mucho yo a la pelota con ellos, entonces es cuando se deciden  mis padres a querer integrarme a una escuela de danzas, que me siguió gustando de adulta.

Fue allí que busqué la forma de poder hacer las dos cosas.

Logré coordinar bien las horas de clase con las de facultad en su momento, para que no se superpongan los horarios.

Comencé con la escuela de danzas con 18 años, a partir de ahí di clases siempre.

Desde chica, simpre me han enviado a estudiar algo, entonces uno crea como la capacidad de optimizar el tiempo.

Es muy lindo porque es lo que nos da de adulto, el poder de organización, e independencia con los trabajos, también con tiempo para los amigos y demás que uno desee realizar.

¿Cómo es el logro de recibirse de abogada?

Lo primero que tenía claro, era que no quería ir a estudiar a otro lado.

Conservaba en ese entonces muchas actividades como inglés, música, órgano y piano, todo lo iba a terminar en primero de facultad, de lo contrario me quedaba ese año colgado.

La primera decisión era que no me iba de Salto, la opción era mirar la propuesta educativa y elegir lo que más me gustaba.

No sabía muy bien lo que quería,  después de haber pasado por una rama de profesiones muy amplia, fue ahí que me decidí por abogacía.

Aunque también las tiene allí, dentro de ellas me decidí por la que más me gustaba,  actualmente me encanta mi profesión.

Compartimos un estudio con mi esposo Alfonso, ya que su profesión es la de Escribano y nos complementamos muy bien.

Incluso en tema horarios, porque cuando me voy por alguna otra de mis actividades, se queda él en la atención a los clientes que puedan necesitarnos.

¿Cómo es su trabajo en la docencia?

Comencé a dar clases, porque me encanta enseñar.

Mi mamá es maestra, actualmente jubilada, y creo que esta veta, viene por su lado. A mis hermanos también les gusta la docencia.

Yo disfruto mucho lo que hago, no lo veo como un trabajo y se hace todo muy fácil, porque a las clases las brindamos tres personas, pero al ser numeroso el alumnado de la escuela, tenemos muchos grupos.

Eso nos da lugar a un amplio horario.

Pero fuera de eso, doy clases de  expresión corporal en el colegio Vaz Ferreira, hace ya tres años que brindo mi experiencia a todo inicial y primaria.

Es una experiencia muy linda, un nuevo proceso que me enriqueció mucho. No es lo mismo trabajar con un staff completo, con una coordinación de trabajo durante el año, con una adaptación de grupos de distinta edades, pero además coordinado con las maestras, según las necesidades del grupo y según las actividades de todo el colegio.

Para mí fue una experiencia maravillosa, ya que en mi escuela, nosotros tenemos los objetivos marcados desde un principio de año y las actividades también, trabajando en base a eso.

Trabajar en este colegio con mucha comodidad, con la directora que es divina, con un excelente grupo y unos niños divinos, me ha enriquecido mucho como profesional y como persona, es un placer hacerlo.

¿Con que otras cosas simples disfruta?

Me gusta comer mucho y de todo.

Siempre digo que no soy un ejemplo en tema de alimentación.

A mi esposo y a mí, nos gusta mucho cocinar,  en realidad tenemos poco tiempo. Pero no compramos casi comida hecha.

Nos gusta mucho viajar, nuestro país es chiquito pero es muy lindo para conocer, pero también hemos tenido la oportunidad de viajar fuera y es muy lindo, porque conoces otras culturas y además al volver es volver renovada. Nos brinda el ánimo para encarar el año que llega.

Somos muy familieros, también nos gusta mucho estar con amigos, disfrutamos mucho en reuniones reducidas para poder conversar.

¿Cómo ve a la mujer actual?

La veo bien. En realidad se empezó hace tanto tiempo, tratando de conseguir condiciones de igualdad para la mujer, que se ha conseguido mucho.

Pero es muy lindo ver, como desde muy chiquitas las niñas tienen un poder de decisión e independencia, que creo que nuestras abuelas nunca hubiesen tenido y nunca hubiesen creído que era posible que a tan corta edad, se puede formar una familia porque es lo que quiere  tener, y no por una necesidad, para que se la mantenga a la mujer y pueda vivir, sino que las niñas de tan chiquitas, son conscientes de que son autosuficientes y que por lo tanto estar con una pareja, con hijos o mantenerse en la casa de sus padres, es porque lo quieren hacer.

“Elijo esto porque es lo que quiero y no porque no tengo otra elección”.

Es una de las bases de las libertades que hace a nuestro país tan divino y tan democrático. Eso me enorgullece y me hace muy feliz.

¿Les enviarías un mensaje a las mujeres en su día?

Saludar a todas las mujeres como cada 8 de Marzo y agradecer a todas aquellas mujeres y hombres que hicieron posible que nosotros disfrutemos de todo esto que tenemos, es un placer.

un país libre y democrático con la dicha de disfrutar todos esos derechos.

Y como mujeres el desafío siempre va a ser, seguir formando hombres y mujeres libres, que aprecien la democracia, los valores sociales que hacen que nuestro país sea lo que es.

De ser asi, siempre en nuestras casas, nuestras familias  y nuestros niños, van a ser personas felices.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...