“No sabían qué hacer”

Las dos caras del 7-1 de Alemania ante Brasil. El técnico teutón, Joachim Löw, admitió que a su equipo “le salió todo bien” en la tarde de ayer; al tiempo que el entrenador norteño, Luiz Felipe Scolari, pidió disculpas a los brasileños por “el resultado negativo, por no haber llegado a la final y por los errores que cometimos”.

“Brasil quedó en shock luego de nuestros primeros goles. No se los esperaban”, aseveró el seleccionador de Alemania, Joachim Löw, quien acotó que luego que su equipo se puso en ventaja, “los jugadores brasileños no sabían qué hacer”.
Löw envió palabras de aliento al técnico brasileño Luiz Felipe Scolari, luego del humillante 7-1. “Lo siento por él. También nosotros teníamos enormes esperanzas en 2006 en nuestro Mundial y perdimos en semifinales”, indicó, recordando la eliminación de Alemania a manos de Italia.
El técnico teutón analizó las claves de un partido que ya entró en la historia del fútbol. “En la primera parte hicimos todo bien. Era importante afrontar con calma y coraje la intensidad que iban a mostrar los brasileños y lo logramos”, señaló.
Superada la euforia, el entrenador pidió concentrarse en la final que Alemania disputa el domingo en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro ante el ganador de la otra semifinal.
“Esto sigue, por lo que ahora viene bien un poco de humildad. Los jugadores están preparados y van a seguir con los pies en el suelo”, sostuvo.
“LA PEOR DERROTA”
El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, por su parte, admitió que la de ayer fue “la peor derrota de mi vida”.
“Pero la vida continúa. Voy a ser recordado por el 7-1, pero es un riesgo que corría cuando asumí la selección. Hay que asimilarlo y seguir con la vida. Qué le vamos a hacer”, añadió.
Scolari describió como “horrible” el clima en el vestuario brasileño. “En ese primer momento no hay nada que hacer. Ahora hay que ir trabajando poco a poco para recuperarnos anímicamente para el partido por el tercer puesto”.
Scolari aseguró que no se arrepiente de cómo planteó el partido y que la clave estuvo en los primeros minutos en los que Alemania fue un huracán.
“No me arrepiento de las elecciones que hice. Yo soy el entrenador y tengo que acarrear con las consecuencias”, dijo.
“Lo que pasó es que Alemania marcó tres goles en apenas unos minutos. Tres oportunidades, tres goles. Eso influenció positivamente en su equipo y negativamente en el mío. Fueron unos minutos de trastorno que ellos aprovecharon. No tiene nada que ver con la ausencia de Neymar o las emociones”, señaló.
Scolari pidió “disculpas” a los brasileños por el resultado y por no haber llegado a la final.
“Disculpas por el resultado negativo, disculpas por no haber llegado a la final y por nuestros errores. Vamos a continuar trabajando para honrar la historia de esta camiseta”, subrayó el técnico, que aceptó la responsabilidad de la derrota.
“Esta es una derrota terrorífica, catastrófica, pero tenemos que aprender de esto. Hay que saber cómo asumir esta frustración. ¿Quién es el responsable? Soy yo”, concluyó.

“Brasil quedó en shock luego de nuestros primeros goles. No se los esperaban”, aseveró el seleccionador de Alemania, Joachim Löw, quien acotó que luego que su equipo se puso en ventaja, “los jugadores brasileños no sabían qué hacer”.

Löw envió palabras de aliento al técnico brasileño Luiz Felipe Scolari, luego del humillante 7-1. “Lo siento por él. También nosotros teníamos enormes esperanzas en 2006 en nuestro Mundial y perdimos en semifinales”, indicó, recordando la eliminación de Alemania a manos de Italia.

El técnico teutón analizó las claves de un partido que ya entró en la historia del fútbol. “En la primera parte hicimos todo bien. Era importante afrontar con calma y coraje la intensidad que iban a mostrar los brasileños y lo logramos”, señaló.

Superada la euforia, el entrenador pidió concentrarse en la final que Alemania disputa el domingo en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro ante el ganador de la otra semifinal.

“Esto sigue, por lo que ahora viene bien un poco de humildad. Los jugadores están preparados y van a seguir con los pies en el suelo”, sostuvo.

“LA PEOR DERROTA”

El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, por su parte, admitió que la de ayer fue “la peor derrota de mi vida”.

“Pero la vida continúa. Voy a ser recordado por el 7-1, pero es un riesgo que corría cuando asumí la selección. Hay que asimilarlo y seguir con la vida. Qué le vamos a hacer”, añadió.

Scolari describió como “horrible” el clima en el vestuario brasileño. “En ese primer momento no hay nada que hacer. Ahora hay que ir trabajando poco a poco para recuperarnos anímicamente para el partido por el tercer puesto”.

Scolari aseguró que no se arrepiente de cómo planteó el partido y que la clave estuvo en los primeros minutos en los que Alemania fue un huracán.

“No me arrepiento de las elecciones que hice. Yo soy el entrenador y tengo que acarrear con las consecuencias”, dijo.

“Lo que pasó es que Alemania marcó tres goles en apenas unos minutos. Tres oportunidades, tres goles. Eso influenció positivamente en su equipo y negativamente en el mío. Fueron unos minutos de trastorno que ellos aprovecharon. No tiene nada que ver con la ausencia de Neymar o las emociones”, señaló.

Scolari pidió “disculpas” a los brasileños por el resultado y por no haber llegado a la final.

“Disculpas por el resultado negativo, disculpas por no haber llegado a la final y por nuestros errores. Vamos a continuar trabajando para honrar la historia de esta camiseta”, subrayó el técnico, que aceptó la responsabilidad de la derrota.

“Esta es una derrota terrorífica, catastrófica, pero tenemos que aprender de esto. Hay que saber cómo asumir esta frustración. ¿Quién es el responsable? Soy yo”, concluyó.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...