- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“Vamos a ganar”

La perspectiva de jugar la final ante Argentina alimentó la ya inflada confianza de Alemania: desde la canciller Angela Merkel hasta figuras del fútbol germano mostraron su convicción de que el país ganará el domingo su cuarta Copa del Mundo. “Queridos argentinos, felicidades por el subcampeonato”, escribió el diario “Bild”, el más leído de Europa.

“Hará falta tener una gran concentración, pero eso está hecho”, señaló Angela Merkel. “Y después intentar ganar, algo que es muy factible”, aseveró la canciller germana en Berlín.
La líder conservadora, amante del fútbol y ferviente seguidora de la selección, viajará a Brasil junto con el presidente Joachim Gauck para ver la final en el mítico estadio Maracaná.
Merkel ya estuvo presente en el estadio Fonte Nova de Salvador de Bahía, en el debut de Alemania en el Mundial: el partido terminó con una goleada 4-0 sobre Portugal.
La confianza en el título, con mayor o menor disimulo, fue la tónica de los comentarios en una Alemania aún eufórica por la histórica goleada por 7-1 a Brasil en semifinales.
Prensa y expertos ven en Argentina a un rival inferior, cansado y que apenas pudo vencer por penales a Holanda en su semifinal. También resaltan que es un equipo que cayó con Alemania en sus últimos tres cruces mundialistas: en la final de Italia 1990 y en los cuartos de final de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.
“ELLOS GANAN AMISTOSOS”
“En los últimos tiempos se mantuvo la tónica de que Argentina gana los partidos amistosos y nosotros los de verdad, los oficiales. Y confío en que la cosa seguirá así”, dijo el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach.
El exinternacional Guido Buchwald, sombra de Diego Maradona en la final del 90, comparó ambos partidos y consideró que Argentina tiene hoy “un equipo parecido” al de entonces.
“Cada partido y cada generación es diferente, pero los dos equipos de Alemania son muy similares. Tenemos hoy muchos jugadores excelentes y en nuestra época también era así. Por eso vamos a ganar 2-0”, pronosticó.
Algo más prudente fue el presidente de la liga alemana, Reinhard Rauball, según el cual Alemania tendrá una final complicada viendo lo hecho por Argentina en semifinales.
“Los argentinos se concentran en primera línea en la defensa y estabilizan el centro del campo por delante del cuarteto defensivo de un modo que hizo muy difícil a los holandeses superarlos. Pienso que a nosotros nos espera lo mismo”, afirmó.
Por el contrario, la euforia dominó al diario “Bild”, el más leído de Europa. “Bienvenidos a la final, queridos argentinos, y felicidades por el subcampeonato”, escribió al comentar el pase de Argentina a la final. “¡Felicidades, Messi! Así basta para ser subcampeón”, añadió.
“Bild” resumió la comparación que dominó los debates y las conversaciones de muchos alemanes. “Mientras Alemania maravilló al mundo con un fútbol sensacional, Holanda y Argentina ofrecieron 120 minutos de fútbol horrible. Bostezos en lugar de una gala”.
ORGANIZAN LOS FESTEJOS
Entre tanto, Berlín comenzó a organizar el recibimiento festivo del plantel, aunque la selección solo celebrará con los hinchas si gana el título.
“La Puerta de Brandeburgo es el lugar más idóneo para poder agradecer a todos los fans su sensacional apoyo en caso de ganar el Mundial, ya que cuenta con sitio suficiente para que concurra una multitud”, afirmó el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach.
La zona creada junto al monumento es la mayor “Fan Fest” de Alemania, con una superficie de 48.000 metros cuadrados, varias pantallas gigantes y capacidad para decenas de miles de hinchas.
Alemania ya acudió a la Puerta de Brandeburgo tras el Mundial de 2006, donde terminó tercera, y tras su segundo puesto en la Eurocopa de 2008.

“Hará falta tener una gran concentración, pero eso está hecho”, señaló Angela Merkel. “Y después intentar ganar, algo que es muy factible”, aseveró la canciller germana en Berlín.

La líder conservadora, amante del fútbol y ferviente seguidora de la selección, viajará a Brasil junto con el presidente Joachim Gauck para ver la final en el mítico estadio Maracaná.

Merkel ya estuvo presente en el estadio Fonte Nova de Salvador de Bahía, en el debut de Alemania en el Mundial: el partido terminó con una goleada 4-0 sobre Portugal.

La confianza en el título, con mayor o menor disimulo, fue la tónica de los comentarios en una Alemania aún eufórica por la histórica goleada por 7-1 a Brasil en semifinales.

Prensa y expertos ven en Argentina a un rival inferior, cansado y que apenas pudo vencer por penales a Holanda en su semifinal. También resaltan que es un equipo que cayó con Alemania en sus últimos tres cruces mundialistas: en la final de Italia 1990 y en los cuartos de final de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

“ELLOS GANAN AMISTOSOS”

“En los últimos tiempos se mantuvo la tónica de que Argentina gana los partidos amistosos y nosotros los de verdad, los oficiales. Y confío en que la cosa seguirá así”, dijo el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach.

El exinternacional Guido Buchwald, sombra de Diego Maradona en la final del 90, comparó ambos partidos y consideró que Argentina tiene hoy “un equipo parecido” al de entonces.

“Cada partido y cada generación es diferente, pero los dos equipos de Alemania son muy similares. Tenemos hoy muchos jugadores excelentes y en nuestra época también era así. Por eso vamos a ganar 2-0”, pronosticó.

Algo más prudente fue el presidente de la liga alemana, Reinhard Rauball, según el cual Alemania tendrá una final complicada viendo lo hecho por Argentina en semifinales.

“Los argentinos se concentran en primera línea en la defensa y estabilizan el centro del campo por delante del cuarteto defensivo de un modo que hizo muy difícil a los holandeses superarlos. Pienso que a nosotros nos espera lo mismo”, afirmó.

Por el contrario, la euforia dominó al diario “Bild”, el más leído de Europa. “Bienvenidos a la final, queridos argentinos, y felicidades por el subcampeonato”, escribió al comentar el pase de Argentina a la final. “¡Felicidades, Messi! Así basta para ser subcampeón”, añadió.

“Bild” resumió la comparación que dominó los debates y las conversaciones de muchos alemanes. “Mientras Alemania maravilló al mundo con un fútbol sensacional, Holanda y Argentina ofrecieron 120 minutos de fútbol horrible. Bostezos en lugar de una gala”.

ORGANIZAN LOS FESTEJOS

Entre tanto, Berlín comenzó a organizar el recibimiento festivo del plantel, aunque la selección solo celebrará con los hinchas si gana el título.

“La Puerta de Brandeburgo es el lugar más idóneo para poder agradecer a todos los fans su sensacional apoyo en caso de ganar el Mundial, ya que cuenta con sitio suficiente para que concurra una multitud”, afirmó el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach.

La zona creada junto al monumento es la mayor “Fan Fest” de Alemania, con una superficie de 48.000 metros cuadrados, varias pantallas gigantes y capacidad para decenas de miles de hinchas.

Alemania ya acudió a la Puerta de Brandeburgo tras el Mundial de 2006, donde terminó tercera, y tras su segundo puesto en la Eurocopa de 2008.