Giménez, el joven récord

José María Giménez está viviendo un sueño: con apenas 19 años debutó en el Mundial ante Inglaterra, y esta tarde volverá a ser titular frente a Italia, en el decisivo partido que cerrará el grupo D. Después de dicho encuentro, el joven zaguero podrá presumir de haber conseguido una curiosa marca: jugar más partidos en un Mundial que todos los que disputó en la temporada para su club, el Atlético Madrid, en el que solo jugó un encuentro de la liga española.
“Estar en el Mundial es algo soñado, y más por el hecho de ocupar el lugar del capitán (Lugano) dentro del campo. Me hace sentir muy orgulloso que el maestro (Tabárez) confíe en mí”, afirmó Giménez en Sete Lagoas, el campamento que eligió Uruguay para preparar la primera fase del torneo.
Ante la inesperada lesión de Lugano, capitán y caudillo de la Celeste, Giménez tuvo la chance de debutar en el Mundial con 19 años y 149 días. El defensor completó los 90 minutos del triunfo 2-1 ante Inglaterra, el jueves pasado en San Pablo, y superó por un mes el récord anterior, perteneciente al también defensor Pedro Virgilio Rocha, que en el Mundial de Chile 1962 había debutado con 19 años y 178 días.
ANULÓ A FALCAO
La personalidad de Giménez quedó demostrada en su debut en la selección mayor de Uruguay, en septiembre de 2013, cuando con apenas 18 años anuló al afamado delantero Radamel Falcao, en el partido que Uruguay venció 2-0 a Colombia en Montevideo por las Eliminatorias Sudamericanas.
Tras dicho partido, el joven recibió múltiples elogios. Aquel juego es especialmente recordado porque Giménez reveló detalles de cómo consiguió anular al goleador del Mónaco de Francia, de pasado reciente en Atlético Madrid, justamente el equipo al que pertenece el joven defensor uruguayo.
“Tuvimos mucho diálogo con Falcao en el campo. Si vos le hablabas cuando la pelota llegaba al área, él te miraba o te escuchaba y por ahí se desconcentraba. Eso es normal. No solo con él lo hice, siempre lo hago, para desconcentrar al rival. En una ocasión, le pregunté: ‘¿Qué auto tenés en España?’, y se sorprendió tanto con la pregunta, que perdió de vista la trayectoria de la pelota”, reveló con soltura Giménez, de 185 centímetros de altura y 80 kilos de peso.
BALOTELLI, EL NUEVO DESAFÍO
Giménez, que en su debut en el Mundial respondió con solvencia ante el ataque inglés conformado por nombres tan intimidantes como Wayne Rooney y Daniel Sturridge, tiene hoy por delante otro desafío extremo: marcar al hábil italiano Mario Balotelli.
“Es un delantero muy difícil. Ojalá me toque marcarlo. En ese caso, trataré de estar concentrado en un 100%, para que no tenga chances de convertirnos”, se animó a decir el zaguero, que llegó al Mundial con solo seis partidos jugados con la camiseta de Uruguay.
El comienzo de la carrera de Giménez es tan particular que podría ser considerado más un futbolista de selección que de clubes, ya que solo jugó 16 partidos en Danubio antes de ser transferido al Atlético Madrid, en el que apenas lleva uno.
Su debut y por ahora única presencia en el campeón español y subcampeón de Europa fue ante Almería, en septiembre de 2013.
Antes del Mundial se preveía que Atlético Madrid, equipo en el que es titular Diego Godín -su compañero de zaga en la selección-, cedería a Giménez a préstamo a otro club para sumar rodaje. Un rodaje que el joven récord está logrando inesperadamente en el Mundial.
Con 19 años y 149 días, José María Giménez se transformó en el futbolista uruguayo más joven en debutar en una Copa del Mundo. Lo hizo ante Inglaterra, por si fuera poco, y en reemplazo del capitán Diego Lugano, para ponerle un condimento extra a la historia. Su labor ante los británicos fue tan buena, que hoy volverá a ser titular ante Italia.
José María Giménez está viviendo un sueño: con apenas 19 años debutó en el Mundial ante Inglaterra, y esta tarde volverá a ser titular frente a Italia, en el decisivo partido que cerrará el grupo D. Después de dicho encuentro, el joven zaguero podrá presumir de haber conseguido una curiosa marca: jugar más partidos en un Mundial que todos los que disputó en la temporada para su club, el Atlético Madrid, en el que solo jugó un encuentro de la liga española.
“Estar en el Mundial es algo soñado, y más por el hecho de ocupar el lugar del capitán (Lugano) dentro del campo. Me hace sentir muy orgulloso que el maestro (Tabárez) confíe en mí”, afirmó Giménez en Sete Lagoas, el campamento que eligió Uruguay para preparar la primera fase del torneo.
Ante la inesperada lesión de Lugano, capitán y caudillo de la Celeste, Giménez tuvo la chance de debutar en el Mundial con 19 años y 149 días. El defensor completó los 90 minutos del triunfo 2-1 ante Inglaterra, el jueves pasado en San Pablo, y superó por un mes el récord anterior, perteneciente al también defensor Pedro Virgilio Rocha, que en el Mundial de Chile 1962 había debutado con 19 años y 178 días.
ANULÓ A FALCAO
La personalidad de Giménez quedó demostrada en su debut en la selección mayor de Uruguay, en septiembre de 2013, cuando con apenas 18 años anuló al afamado delantero Radamel Falcao, en el partido que Uruguay venció 2-0 a Colombia en Montevideo por las Eliminatorias Sudamericanas.
Tras dicho partido, el joven recibió múltiples elogios. Aquel juego es especialmente recordado porque Giménez reveló detalles de cómo consiguió anular al goleador del Mónaco de Francia, de pasado reciente en Atlético Madrid, justamente el equipo al que pertenece el joven defensor uruguayo.
“Tuvimos mucho diálogo con Falcao en el campo. Si vos le hablabas cuando la pelota llegaba al área, él te miraba o te escuchaba y por ahí se desconcentraba. Eso es normal. No solo con él lo hice, siempre lo hago, para desconcentrar al rival. En una ocasión, le pregunté: ‘¿Qué auto tenés en España?’, y se sorprendió tanto con la pregunta, que perdió de vista la trayectoria de la pelota”, reveló con soltura Giménez, de 185 centímetros de altura y 80 kilos de peso.
BALOTELLI, EL NUEVO DESAFÍO
Giménez, que en su debut en el Mundial respondió con solvencia ante el ataque inglés conformado por nombres tan intimidantes como Wayne Rooney y Daniel Sturridge, tiene hoy por delante otro desafío extremo: marcar al hábil italiano Mario Balotelli.
“Es un delantero muy difícil. Ojalá me toque marcarlo. En ese caso, trataré de estar concentrado en un 100%, para que no tenga chances de convertirnos”, se animó a decir el zaguero, que llegó al Mundial con solo seis partidos jugados con la camiseta de Uruguay.
El comienzo de la carrera de Giménez es tan particular que podría ser considerado más un futbolista de selección que de clubes, ya que solo jugó 16 partidos en Danubio antes de ser transferido al Atlético Madrid, en el que apenas lleva uno.
Su debut y por ahora única presencia en el campeón español y subcampeón de Europa fue ante Almería, en septiembre de 2013.
Antes del Mundial se preveía que Atlético Madrid, equipo en el que es titular Diego Godín -su compañero de zaga en la selección-, cedería a Giménez a préstamo a otro club para sumar rodaje. Un rodaje que el joven récord está logrando inesperadamente en el Mundial.






El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...