- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La ciencia de los penales

El catedrático español Natxo Palacios-Huerta, que ha trabajado para el Chelsea de Inglaterra y para la selección de Holanda, ha obtenido conclusiones matemáticas del estudio de 11.000 lanzamientos penales. Una de ellas es que el 60% de las tandas las gana el equipo que remata primero.

Los penales deciden tanto títulos como clasificaciones para la siguiente ronda de un Mundial, como ha ocurrido en Brasil 2014 en tres ocasiones (el anfitrión venció a Chile y Costa Rica a Grecia en octavos; y Holanda a los “ticos” en cuartos de final), de modo que hoy es una de las situaciones más susceptibles de cálculo en el fútbol, más en una época en que todo se tabula y se desgrana en porcentajes.
El español Natxo Palacios-Huerta, catedrático de Economía en la prestigiosa London School of Economics, realizó un estudio especial acerca de las definiciones por penales.
Palacios-Huerta basó su trabajo en las leyes de John Nash, el matemático estadounidense nobel de Economía en 1994, quien estudió cómo se comportan las personas en situaciones de estrategia. El catedrático español aplicó las enseñanzas de Nash al momento más dramático del fútbol: los penales.
MÁS DE 1.000 DEFINICIONES
En la base de datos de Palacios-Huerta hay 11.000 lanzamientos, más de 1.000 definiciones. Y de su radiografía ha extraído algunas conclusiones que responden “al equilibrio de Nash”: el 60% de las tandas las gana el equipo que lanza primero; en el 60% de ocasiones un lanzador diestro tirará a la zona que corresponde a la mano derecha del portero (y el zurdo a la izquierda); y la mayoría de las veces estos tienden a lanzarse a su lado natural.
“¿Cómo no preparar los penales, si el 80% acaba en gol?”, se pregunta Palacios-Huerta. “Al fútbol lo veo cada vez más con ojos de científico que como aficionado. Lo que de niño pensaba que era azar no siempre lo es. Las leyes funcionan. El deporte ofrece datos muy limpios para evaluar las teorías de Nash. Hay partidos en que solo veo penales”.
En la definición por penales entre Holanda y Costa Rica, cuando la moneda sonrió al costarricense Bryan Ruiz, éste eligió tirar primero. “Tenían un 60% de probabilidades de vencer, pero no era un 100 a 0. Hay jugadores y porteros más predecibles que otros. Aunque no lo sepan, obedecen a las leyes de Nash. Los jugadores son más predecibles al principio de sus carreras. Luego van convirtiéndose en impredecibles, y pueden acabar tirando a lo Panenka (picando la pelota al estilo “Loco” Abreu). Es sensacional”.
TRABAJÓ CON HOLANDA
En mayo de 2008, cuando se jugó la final de la Champions League, Avram Grant, entrenador del Chelsea, tenía un informe del catedrático español sobre cómo lanzaba los penales el Manchester United. Y la final se definió por penales. En el estudio se había analizado la forma de ejecutar de Cristiano Ronaldo, quien casualmente fue el que falló en su equipo, y del arquero Edwin Van der Sar. Y si Terry (capitán del conjunto londinense) hubiese anotado, habría ganado el Chelsea… pero se resbaló y desperdició la oportunidad. Finalmente falló Anelka, que no estaba previsto que tomara parte de la definición, y el resultado no fue el esperado.
En el Mundial de 2010, lo contrató Holanda, que tenía lista la información sobre cómo lanzaba España. El economista había desgranado cada penal lanzado al portero Iker Casillas en su carrera, cada pena máxima ejecutada por cada futbolista español. Holanda aguardaba ese desenlace, pero Andrés Iniesta tenía otros planes y a cuatro minutos del final del alargue anotó el gol del 1-0.
El servicio había sido ofrecido por Palacios-Huerta a Inglaterra, Argentina y la propia España, pero a nadie le interesó. El que sí respondió positivamente fue Holanda, aunque no lo pudo llevar a cabo.
En este Mundial, el español no trabaja para ninguna selección, por lo que puede ver el fútbol con ojos de analista, y poner en práctica sus teorías. “Los jugadores que han tirado un penal de una manera no tienden a repetir el mismo estilo si es en el mismo partido o poco tiempo después. Costa Rica había tirado contra Grecia en octavos de final y ninguno de sus jugadores repitió el mismo sitio contra Holanda”, concluye.

Los penales deciden tanto títulos como clasificaciones para la siguiente ronda de un Mundial, como ha ocurrido en Brasil 2014 en tres ocasiones (el anfitrión venció a Chile y Costa Rica a Grecia en octavos; y Holanda a los “ticos” en cuartos de final), de modo que hoy es una de las situaciones más susceptibles de cálculo en el fútbol, más en una época en que todo se tabula y se desgrana en porcentajes.

El español Natxo Palacios-Huerta, catedrático de Economía en la prestigiosa London School of Economics, realizó un estudio especial acerca de las definiciones por penales.

Palacios-Huerta basó su trabajo en las leyes de John Nash, el matemático estadounidense nobel de Economía en 1994, quien estudió cómo se comportan las personas en situaciones de estrategia. El catedrático español aplicó las enseñanzas de Nash al momento más dramático del fútbol: los penales.

MÁS DE 1.000 DEFINICIONES

En la base de datos de Palacios-Huerta hay 11.000 lanzamientos, más de 1.000 definiciones. Y de su radiografía ha extraído algunas conclusiones que responden “al equilibrio de Nash”: el 60% de las tandas las gana el equipo que lanza primero; en el 60% de ocasiones un lanzador diestro tirará a la zona que corresponde a la mano derecha del portero (y el zurdo a la izquierda); y la mayoría de las veces estos tienden a lanzarse a su lado natural.

“¿Cómo no preparar los penales, si el 80% acaba en gol?”, se pregunta Palacios-Huerta. “Al fútbol lo veo cada vez más con ojos de científico que como aficionado. Lo que de niño pensaba que era azar no siempre lo es. Las leyes funcionan. El deporte ofrece datos muy limpios para evaluar las teorías de Nash. Hay partidos en que solo veo penales”.

En la definición por penales entre Holanda y Costa Rica, cuando la moneda sonrió al costarricense Bryan Ruiz, éste eligió tirar primero. “Tenían un 60% de probabilidades de vencer, pero no era un 100 a 0. Hay jugadores y porteros más predecibles que otros. Aunque no lo sepan, obedecen a las leyes de Nash. Los jugadores son más predecibles al principio de sus carreras. Luego van convirtiéndose en impredecibles, y pueden acabar tirando a lo Panenka (picando la pelota al estilo “Loco” Abreu). Es sensacional”.

TRABAJÓ CON HOLANDA

En mayo de 2008, cuando se jugó la final de la Champions League, Avram Grant, entrenador del Chelsea, tenía un informe del catedrático español sobre cómo lanzaba los penales el Manchester United. Y la final se definió por penales. En el estudio se había analizado la forma de ejecutar de Cristiano Ronaldo, quien casualmente fue el que falló en su equipo, y del arquero Edwin Van der Sar. Y si Terry (capitán del conjunto londinense) hubiese anotado, habría ganado el Chelsea… pero se resbaló y desperdició la oportunidad. Finalmente falló Anelka, que no estaba previsto que tomara parte de la definición, y el resultado no fue el esperado.

En el Mundial de 2010, lo contrató Holanda, que tenía lista la información sobre cómo lanzaba España. El economista había desgranado cada penal lanzado al portero Iker Casillas en su carrera, cada pena máxima ejecutada por cada futbolista español. Holanda aguardaba ese desenlace, pero Andrés Iniesta tenía otros planes y a cuatro minutos del final del alargue anotó el gol del 1-0.

El servicio había sido ofrecido por Palacios-Huerta a Inglaterra, Argentina y la propia España, pero a nadie le interesó. El que sí respondió positivamente fue Holanda, aunque no lo pudo llevar a cabo.

En este Mundial, el español no trabaja para ninguna selección, por lo que puede ver el fútbol con ojos de analista, y poner en práctica sus teorías. “Los jugadores que han tirado un penal de una manera no tienden a repetir el mismo estilo si es en el mismo partido o poco tiempo después. Costa Rica había tirado contra Grecia en octavos de final y ninguno de sus jugadores repitió el mismo sitio contra Holanda”, concluye.