La FIFA castigó a Suárez por no mostrar arrepentimiento

La defensa de Uruguay equivocó los procedimientos en los descargos que realizó ante el Comité de Disciplina de FIFA y por ello la sanción que se le impuso a Luis Suárez fue tan dura. La AUF apelará el fallo con la ilusión de que se reduzcan los ocho partidos de suspensión que aún debe cumplir el salteño.

La FIFA explicó que sancionó a Luis Suárez con dureza (cuatro meses sin entrar a un recinto deportivo y nueve partidos de suspensión con la selección), porque no se mostró arrepentido tras morder al defensa italiano Giorgio Chiellini, según un documento interno del organismo que regula el fútbol mundial.
En dicho documento se asevera que las medidas tomadas anteriormente con Suárez -que era “reincidente”-, no cambiaron su comportamiento, porque se trataba de la tercera vez que el delantero salteño agredía con un mordisco a un rival.
El escrito, que fue redactado por el Comité de Disciplina de la FIFA que analizó el caso de Suárez, sostiene que la agresión a Chiellini ocurrió cuando los jugadores no estaban cerca de la pelota, lo que fue un elemento agravante. Fue un acto “deliberado, intencionado y sin provocación”, se destaca en el mismo.
Para peor, en sus explicaciones ante el máximo organismo del fútbol mundial, Suárez no reconoció siquiera los hechos. “Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes. Eso es lo que pasó y en ningún momento sucedió nada que se pueda describir como morder o intentar morder”, dijo el futbolista por escrito, lo que indignó a los directivos que definieron su sanción, quienes esperaban que se mostrara arrepentido por la agresión que había cometido.
La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) notificó a la FIFA que tiene la intención de recurrir la sanción, con la ilusión de reducir los ocho partidos de suspensión que aún debe cumplir el delantero.
EL APOYO
DEL LIVERPOOL
El exentrenador del Liverpool, el escocés Kenny Dalglish dijo que el club “no le dará la espalda a Suárez” tras haber sido sancionado. “Cuando uno trae a un jugador a un club de fútbol, éste se convierte en su responsabilidad. No se le da la espalda porque ha hecho algo mal”, aseguró “King Kenny”, uno de los mejores jugadores de la historia de los “reds”, y quien entrenaba al equipo cuando Suárez llegó a Inglaterra.
“Por supuesto, será un duro golpe si el club debe prescindir de él durante los primeros meses de la temporada”, consideró, ya que los cuatro meses de inactividad que le impuso la FIFA pueden mermar su estado físico. El club aún no ha realizado una declaración oficial, alegando que desean esperar hasta que la FIFA realice un informe definitivo sobre el caso.

La FIFA explicó que sancionó a Luis Suárez con dureza (cuatro meses sin entrar a un recinto deportivo y nueve partidos deBRAZIL SOCCER FIFA WORLD CUP 2014suspensión con la selección), porque no se mostró arrepentido tras morder al defensa italiano Giorgio Chiellini, según un documento interno del organismo que regula el fútbol mundial.

En dicho documento se asevera que las medidas tomadas anteriormente con Suárez -que era “reincidente”-, no cambiaron su comportamiento, porque se trataba de la tercera vez que el delantero salteño agredía con un mordisco a un rival.

El escrito, que fue redactado por el Comité de Disciplina de la FIFA que analizó el caso de Suárez, sostiene que la agresión a Chiellini ocurrió cuando los jugadores no estaban cerca de la pelota, lo que fue un elemento agravante. Fue un acto “deliberado, intencionado y sin provocación”, se destaca en el mismo.

Para peor, en sus explicaciones ante el máximo organismo del fútbol mundial, Suárez no reconoció siquiera los hechos. “Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes. Eso es lo que pasó y en ningún momento sucedió nada que se pueda describir como morder o intentar morder”, dijo el futbolista por escrito, lo que indignó a los directivos que definieron su sanción, quienes esperaban que se mostrara arrepentido por la agresión que había cometido.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) notificó a la FIFA que tiene la intención de recurrir la sanción, con la ilusión de reducir los ocho partidos de suspensión que aún debe cumplir el delantero.

EL APOYO DEL LIVERPOOL

El exentrenador del Liverpool, el escocés Kenny Dalglish dijo que el club “no le dará la espalda a Suárez” tras haber sido sancionado. “Cuando uno trae a un jugador a un club de fútbol, éste se convierte en su responsabilidad. No se le da la espalda porque ha hecho algo mal”, aseguró “King Kenny”, uno de los mejores jugadores de la historia de los “reds”, y quien entrenaba al equipo cuando Suárez llegó a Inglaterra.

“Por supuesto, será un duro golpe si el club debe prescindir de él durante los primeros meses de la temporada”, consideró, ya que los cuatro meses de inactividad que le impuso la FIFA pueden mermar su estado físico. El club aún no ha realizado una declaración oficial, alegando que desean esperar hasta que la FIFA realice un informe definitivo sobre el caso.

“No nos querían en el Mundial”

“Nunca nos quisieron en el Mundial, nos tiraron a matar ya en el sorteo, y después hicieron todo lo posible para sacarnos, hasta que prácticamente nos echaron, porque todos sabemos lo importante que es Luis (Suárez) en el equipo”, se descargó Egidio Arévalo Ríos, tras la eliminación de Uruguay. El volante celeste añadió que “estaba claro que molestábamos, y luego de que elimináramos a Inglaterra e Italia nos querían afuera”.

Arévalo espera que “pueda seguir el maestro (Tabárez)”, porque “se han hecho las cosas bien con este cuerpo técnico y se ha formado un gran grupo”. Uruguay se despidió del Mundial, pero “esto no termina acá, porque quedan muchas cosas por hacer. Hoy es momento de bajar la pelota y superar la derrota”.

“Nos vamos dolidos porque nos hicieron la guerra. Somos chicos, pero hacemos roncha a todos lados que vamos”, concluyó.







El tiempo

Ediciones anteriores

abril 2018
L M X J V S D
« mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

  • Otras Noticias...