Suárez, al rescate

Cuando ya no había margen de error y una nueva derrota significaba volver a casa, apareció Luis Suárez para tumbar a Inglaterra y hacerle saber al mundo que Uruguay está vivo. Ahora la Celeste enfrentará a Italia, el martes en Natal.

¿Qué decir de Luis Suárez, quien hace menos de un mes era intervenido quirúrgicamente en su rodilla izquierda y hoy es la explicación de que Uruguay siga con vida en la Copa del Mundo? Ante Inglaterra quedó claro que hay un Uruguay con Suárez y otro sin él.
Es cierto que la Celeste encaró el partido con otra actitud, con respecto al debut ante Costa Rica (zanjado con derrota 1-3), y que sacó a relucir lo mejor de sí cuando ya no había margen de error. Es verdad que se vio otra coordinación defensiva, mayor presión en el mediocampo y un arquero más seguro, pero la explicación de la victoria conduce, indefectiblemente, hacia el camino de Suárez. Fue él quien asestó los dos golpes (léase goles) a los ingleses, para volver a ilusionarnos con llegar lejos en un Mundial. Fue él quien salió al rescate de Uruguay, cuando ya no había posibilidad de dar otro paso en falso.
Los medios ingleses habían insistido en que si Suárez estaba iluminado, su selección estaría en problemas. Y no se equivocaron. Aún rengueando entre corrida y corrida, el salteño fue imparable. Terminó fusilado, porque el físico no estaba para grandes esfuerzos, después de tantos días de inactividad.
Debe decirte también que así como Suárez hizo lo suyo (los goles), el resto del equipo completó la tarea con un orden táctico no exhibido en el debut y con un despliegue aplaudible. Ahora, el próximo desafío se llama Italia, a quien la Celeste enfrentará el próximo martes en Natal.
Uruguay está vivo. Suárez se lo hizo saber al mundo entero.

¿Qué decir de Luis Suárez, quien hace menos de un mes era intervenido quirúrgicamente en su rodilla izquierda y hoy es laSuárez (pag 3)explicación de que Uruguay siga con vida en la Copa del Mundo? Ante Inglaterra quedó claro que hay un Uruguay con Suárez y otro sin él.

Es cierto que la Celeste encaró el partido con otra actitud, con respecto al debut ante Costa Rica (zanjado con derrota 1-3), y que sacó a relucir lo mejor de sí cuando ya no había margen de error. Es verdad que se vio otra coordinación defensiva, mayor presión en el mediocampo y un arquero más seguro, pero la explicación de la victoria conduce, indefectiblemente, hacia el camino de Suárez. Fue él quien asestó los dos golpes (léase goles) a los ingleses, para volver a ilusionarnos con llegar lejos en un Mundial. Fue él quien salió al rescate de Uruguay, cuando ya no había posibilidad de dar otro paso en falso.

Los medios ingleses habían insistido en que si Suárez estaba iluminado, su selección estaría en problemas. Y no se equivocaron. Aún rengueando entre corrida y corrida, el salteño fue imparable. Terminó fusilado, porque el físico no estaba para grandes esfuerzos, después de tantos días de inactividad.

Debe decirte también que así como Suárez hizo lo suyo (los goles), el resto del equipo completó la tarea con un orden táctico no exhibido en el debut y con un despliegue aplaudible. Ahora, el próximo desafío se llama Italia, a quien la Celeste enfrentará el próximo martes en Natal.

Uruguay está vivo. Suárez se lo hizo saber al mundo entero.

Suárez se lo dedicó al DT inglés

Suárez le dedicó el triunfo al seleccionador inglés Roy Hodgson, quien había manifestado que el salteño debía tener un buen papel en el Mundial para consagrarse como un gran jugador. “Esto sirve para los que decían que en esta clase de partido tenía que demostrar. Ahí esta la contestación”, se descargó Suárez. Cuando fue consultado específicamente si se refería las declaraciones del técnico inglés, contestó afirmativamente.






El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...