- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“Mejorar la calidad de vida, manteniendo los buenos hábitos”

Con la Licenciada en Psicología Ana Mattos
Especialista en Psicoterapia Corporal Integrativa. Diplomada en Psiconeuroinmuno endocrinología. Experiencia Somática y Formación en Trauma y Estrés.

Para que el cáncer de mama se manifieste, aseguran investigadores actuales, que no existe una causa única para que ello ocurra, sino que se conjugan múltiples factores.
Pueden ser, en un treinta por ciento los hereditarios, menstruales o los reproductivos y en un sesenta o setenta por ciento los factores ambientales, que sí podríamos modificar, cuidando nuestro estilo de vida.LAG_2853 [1]Significa esto que podemos hacer mucho por el cuidado de nuestra salud.
Existen pautas de prevención que podríamos comenzar a aplicar hoy mismo. Y es por ello que recurrimos a la Licenciada en Psicología Ana Mattos para que nos dé su punto de vista al respecto:
“Comenzamos interesándonos por esta patología, cuando se integra al Grupo de apoyo para mujeres con Cáncer de mama a través de la Clínica Amorim, en el año 2007”, nos dice la profesional.
“Es un servicio gratuito que se les brinda a las pacientes, que al principio funcionaba en mi consultorio, en un amplio local donde lo acondicionamos para trabajar con grupos y donde lo coordiné todos estos años. El fin es acompañar a todas esas mujeres, no solo en el proceso del tratamiento, sino en mujeres que ya habían tenido la enfermedad, o habían pasado por el tratamiento.
¿Cuál es el momento en que más consultan?
Al principio, cuando se da el diagnóstico, es el momento como de una vorágine, donde hay que tomar decisiones a veces aceleradamente.
Todo el sistema hace que se lleve a la mujer a ello. Y hay momentos en que son muy abrumadores y está la toma de decisiones en cuando se comienza el tratamiento y a veces no es cuando más llega.
A veces, es en otros momentos, como cuando terminan el tratamiento y viene esa etapa diferente como “¿el ahora qué?”, no estoy haciendo nada para no tener cáncer y ¿qué le va a pasar ahora?, es allí donde aparecen muchos temores y angustias nuevamente, porque en la medida que van lidiando con el tratamiento, eso ocupa mucho. Y también hay consultas como bastante periódicas con el apoyo institucional o del médico y del equipo que trabaja en el tratamiento, que cuando esto termina, hay un vacío que es allí donde consultan más.
También están las mujeres, las cuales, ya habían terminado el tratamiento, se enteraron de la existencia del grupo y se sumaron.
O sea que el grupo no fue específicamente solo para mujeres en tratamiento, sino que recibimos a cualquier mujer que haya tenido cáncer de mama sin importar el proceso.
Hacemos mucho hincapié, no solamente en acompañarlas en éste proceso, sino que también he trabajado mucho con la parte que tiene que ver con los hábitos de salud y la prevención del cáncer de mama, cómo mantenerse saludable, cómo enseñarles recursos para recuperar la salud, viviendo una vida más saludable.
¿Está incluida también la nutrición?
Sí, siempre tratamos de darle ese perfil al grupo, ya que nos parece un aspecto bien importante. No sólo que desarrollarán recursos, como para afrontar mejor todo el proceso del tratamiento, que es un tratamiento difícil, sino que trabajamos siempre mucho con el cuerpo y técnicas de relajación.
Todo lo que tenga que ver con el manejo del estrés.
Pero además, siempre hacemos mucho énfasis en lo que es, aprender hábitos de vida más saludables.
Hoy sabemos que el cáncer de mama y todos los factores que inciden en el desarrollo de esta enfermedad, tienen mucho que ver con el estilo de vida, no hay una única causa para el cáncer de mama.
Existen otros factores que se cree mucho que tienen que ver como los genéticos o los reproductivos, que no se pueden modificar, no son los que tienen más peso. Sino que el cáncer de mama está muy asociado a un estilo de vida, y que la alimentación incide bastante. Esto está investigado.
Hemos convocado a un médico uruguayo muy reconocido a nivel mundial, brindando charlas sobre alimentación, con un libro dedicado a Epidionología Nutricional del cáncer de mama.
Donde podemos apreciar la incidencia que tiene la alimentación en ello.
La mala alimentación de los uruguayos, con mucha carne y mucha grasa, predispone a la enfermedad.
En cambio los factores genéticos no llegan a un quince por ciento.
¿Cuáles son los factores que más influyen?
La mala alimentación, el sedentarismo y todos los factores emocionales que tienen que ver con el estrés.
Hace años que venimos trabajando en este sentido. Reeditamos un folleto este año, que tiene toda una información que deseamos difundir. Que tiene que ver con cuidar los hábitos de salud, una alimentación que sea más saludable, más natural y todo lo que tiene que ver con la actividad física y el control emocional.
Tiene que ver con la manera en que nos manejamos a nivel emocional y lo importante que es nuestro bienestar emocional para la salud. Uruguay tiene un alto índice en cuanto a la enfermedad.
La salud emocional y la salud física no están separadas.
¿Puede enviar un mensaje a todas aquellas mujeres que estén pasando por esta situación tan compleja?
Para todas aquellas que estén pasando por un diagnóstico de cáncer de mama, en primer lugar, deseo transmitirle esperanza.
Y que ellas sí, pueden hacer mucho por su salud. No solo por realizarse los tratamientos, sino que está toda la otra parte que pueden hacer para apoyar la recuperación de su salud.
Y para las otras mujeres, tenemos que aprender la importancia de vivir la vida cuidándonos más. Teniéndonos más en cuenta y dándole más importancia a cómo nos sentimos.
No estar pendiente del día a día, donde priorizamos más las obligaciones, en realidad que a cómo nos sentimos por dentro.
A veces con pequeños cambios internos, dándole un poco más de espacio al disfrute y a todas aquellas cosas que nos hacen bien.