Exdelantero y dirigente de Nacional F.C “Cuando en el ´58 salimos campeones…”

Manuel José Nan

Hace 76 años que José vive en esa cuadra.
Se relaciona con el club, en el año´55, jugando en la categoría cuarta, con 16 años y desde esa época, estuvo hasta el José Nanaño ´68 en Nacional.
Pasado el tiempo asume el rol de dirigente y comparte allí una buena instancia de su vida con pasiones, emociones y muchos amigos:
¿Qué recuerdos conserva de sus primeros partidos?
A todos mis compañeros.
En el año ´58, fue cuando jugamos en primera saliendo campeones, con un equipo muy lindo.
Era época de amistades, muy unidos, tengo muy presente a mis compañeros: Bourdin, Mesa, Luzardo, Borges, Álvarez, Martínez, Berqui, Sarfino, yo, Da Silva y Jardim, conformando el cuadro.
¿Cómo eran los domingos de partidos?
Todos los domingos cuando jugábamos, nos daban un tique. Tenía un valor de 3 pesos, como para un refuerzo y una coca cola.
Entrenábamos dos veces a la semana y con eso nos alcanzaba para poder jugar.
Desde el año ´55, conservo un negocio de peluquería, tenía en ese entonces que pensar un poco lo que hacía.
Me costaba un poco poder dedicarme a las dos cosas.
¿Cuáles son las diferencias marcadas, de aquel entonces al día de hoy?
Antes éramos jugadores de fútbol, hoy es ser atleta.
Todo el mundo sale a correr. Antes había que saber maniobrar con la pelota, actualmente, son cinco las veces que salen a entrenar.
Es, más que nada fuerza y correr. Antiguamente era difícil jugar en primera, teníamos que tener habilidad, si no, no entrábamos al equipo.
¿Cómo era la parte edilicia del club?
Era en el año´55, un ranchito, una casita vieja con un ombú. Con una sola pieza, donde nos vestíamos, con un espacio para cuatro lluberos.
El terreno era el mismo que ahora, abierto, con una entrada por un portoncito a la cantina, que era donde los días jueves, comíamos todos, debajo del techito. Hacíamos buenas busecas y lindas reuniones.
Pasó el tiempo y en el año ´62, se comenzó a construir la Sede.
Era mucho más difícil que en la actualidad, ya que me da la impresión de que hay más facilidades y gente que ayuda. El gimnasio mismo construído mucho después, fue realizado por medio del Ministerio, pero la Sede, fue a pulmón.
Estaba la Barraca Americana con Macció y su gente asidua al lugar, Triaca con la suya y Don Manuel López Amorim, grandes colaboradores, los promotores de iniciar toda la construcción.
Recuerdo en cuanto a la ropa, la traíamos y la lavábamos en casa de cada uno. Conservábamos un short bien azul y otro bien pálido.
Hoy en día, es toda ropa nueva que le llega al jugador.
¿Qué recuerda de su debut?
Que le ganamos a Salto Uruguay cuatro a dos en su cancha. Fui yo el hacedor del tercer gol a Pedro “Perucho” González Acuña, bien peleado el partido.
Perdíamos dos a cero con goles de penales de Nicasio Mesa y de Paraguay Etcheverry. Luego remontamos y ganamos el partido.
Fue todo un triunfo
¿Cómo era su relación con el resto del grupo?
Era el más sinvergüenza. Siempre estaba haciendo bromas a todo el mundo y eso me divertía.
Pero un día jugando un partido, un jugador contrario de Ferro Carril accidentalmente, saltó, me da una trompada y me sacó cuatro dientes. Tenía la costumbre yo de saltar siempre con la boca abierta. (Sonríe).
Fue en la cancha de Nacional, el 6 de agosto del ´61. Nacional le ganó ese día dos a uno a Ferro.
Al terminar el partido a la noche, me atendió el Dr. Muguruza, me sacó un trocito de encía para terminar la operación y me mandó reposo. Por la noche voy al almacén del barrio, me lo encuentro y me dice: “pero, te dije que hicieras reposo, ¡anda a acostarte!”
Un buen reto me ligué, porque no paraba quieto.
¿Cuándo deja de integrar el equipo de fútbol?
En el año 68 me casé. Debemos recordar que mi prioridad era el de vivir, tenía que trabajar, ocuparme de mi familia y tuve que dejar el fútbol.
Llegó primero mi hijo, luego mi hija y además estaba complicado y preocupado con el tema de vivienda, que la estaba organizando y quería dejarla pronta. Necesitábamos el hogar.
¿Qué significó para usted integrar el plantel de Nacional?
Nacional fue mi segunda casa y sigue siéndolo.
Todavía nos reunimos algunos viejos como: Pérez, “Pocho” Godoy, Jhony Canosa, Rosalino da Silva, Olmes de los Santos, en el club.
Y del cuadro del ´58, quedo viviendo solo yo.
¿Qué significa para usted el cumpleaños número 100 de su cuadro?
¡Que me iba a imaginar yo que podía cumplir este sueño de verlo llegar a él a los 100!
Me enviaron una invitación para ser homenajeado y me llenó de orgullo.
Me dio mucho Nacional y tengo mucho que agradecerle.
Deseo enviarle un gran saludo a toda la gente de la Institución.
A la comisión Directiva que se encuentra trabajando, mis más sinceras felicitaciones, ya que lo están haciendo muy bien, con una muy buena obra.
¡Que Nacional siga para adelante!







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...