“Un incondicional seguidor y entusiasta de Nacional F.C.”

El “significado” con mucho sentimiento que dice Omar tener hacia Nacional, se lo notamos a flor de piel.
Y seguramente es el mismo que tiene la familia de Nacional para con él.
Muy difícil explicar esa unión sin reservas, brindándose lo mejor el uno al otro.
Vivencias colmadas de satisfacción y de lucha por una institución de un salteño con sangre libanés-uruguaya, que le gusta contarlas, sintiéndose orgulloso de ellas:Omar Féris
“Interpreto a Nacional como algo totalmente atípico. Me cuesta entender y lo viví en carne propia, el hecho de que haya mucha gente que es de Nacional de Salto y de Peñarol de Montevideo”, nos dice Omar.
Incluso me tocó presidir una directiva, donde la mayoría era de Peñarol.
Compañeros que han participado conmigo en forma muy activa, incluso gente joven luchando por Nacional, es partidaria de Peñarol de la capital y sigue siendo de Nacional de Salto apasionadamente.
Como que parece que esas cosas no se pueden mezclar, pero en Salto se da con mucha asiduidad y pasión de los dos lados.
Es una base rara, distinta.
¿Cuál es para usted la explicación, como asi el cambio de sigla luego?
Dicen los que saben que eran tres los fundadores.
Uno de ellos era de Peñarol, y como se ganó por mayoría, se le puso Nacional.
De cualquier manera en mi percepción de lo que es el deporte, fui tambien yo cambiando.
Vengo de Pueblo Cabellos (Baltasar Brum), donde la gran mayoría éramos de Nacional y contamos con el orgullo de que de allí surgiera nuestro gran ídolo Néstor” Tito” Goncálvez, y se lo relaciona enseguida.
Disfrutando y aprendiendo el hecho de que, a pesar de ser todos de Nacional, preocuparnos queriendo saber cómo le iba al Tito, nuestro referente jugando en Peñarol, que luego terminó siendo el capitán de la Selección Uruguaya.
Eso me cambió la cabeza, incluso aprendiendo a entender a los compañeros de acá.
¿Cuánto tiempo pasó de su primer contacto con Nacional?
En 1965 comenzó todo. Vengo de un pueblo, donde mi padre fue presidente de Nacional, cantinero, mis hermanos muy involucrados. Época en que iba a vender allí un excelente ser humano, “Tito” Rodríguez, que fue la persona encargada de presentarme a Nacional.
Llego a Salto con 17 años, me inscribo y además de que juego poquito, la vida me acorrala con un problema familiar de salud.
Me envían mis padres a estudiar y a vivir con una hermana que se enferma de un cáncer de mama, que en aquella época era fatal.
La atención se centró en el grave problema de mi hermana y mis padres prácticamente se ocupan exclusivamente de ello, ya que era sumamente costoso el tratamiento.
Viajando a Montevideo permanentemente por la bomba de cobalto, transformándose en un problema muy superior a que si yo estudiaba o no.
Se instala en Montevideo al final mi hermana con sus dos hijos y lamentablemente fallece con 38 años.
Me encuentro un poco perdido y comienzo a buscar trabajo para sobrevivir, y otra véz vuelve Nacional a ser sumamente importante, intentando abrirme puertas y relacionándome con el fin de encontrar trabajo.
El Sr. Rodríguez, una vez por semana me llevaba con una carta a Barbieri y Leggire, gente de Nacional, para insertarme a trabajar, lo mismo pasaba con los Campodónico, que intentaban por su lado en El Revoltijo.
Luego en una etapa muy compleja de mi vida, Nacional le pide a don “Machungo” Rodriíguez, que me dé trabajo y comienzo en su barraca, trabajando luego durante muchos años. Una exquisita experiencia con un patrón sumamente prolijo.
Comienzo con mi trabajo diario en la barraca durante el día y en El Himalaya por la noche, con el Sr. Carlos Coímbra. Seguí preparándome en los estudios de todas maneras, pero el deporte ya había pasado a segundo plano
¿Cómo sigue su trayectoria junto a Nacional?
Nunca jugué al fútbol. En una temporada, me llevaron de suplente pero nunca entré. Pasados los años se me da de jugar en Defensor, ya con una situación económica más desahogada y con más tiempo.
¿Cómo fue viéndolo crecer a Nacional?
Fue la única institución del país que fue creciendo enormemente sin triunfos. Pasa 50 años sin salir campeón, pero sí, en materia de infraestructura, espacio verde y gente que lo rodea.
La familia Nacional es muy grande, con la gran virtud de que el resultado deportivo, sea casi secundario. Lo importante es la participación, pero nunca se dramatizó, por pasar mucho tiempo sin ser campeón.
¿Cuál es el significado que tiene Nacional para usted?
Desde el principio de mi vida, lo único que tengo para con Nacional es agradecimiento.
No sólo haciéndome salir al mercado del trabajo, ha participado en mi casamiento, donde mi situación económica era muy difícil. Yo tuve luna de miel porque Nacional nos llevó a La Hostería de Salto Grande, entre muchas cosas importantes para mí.
Entonces lo más lógico es que yo le devuelva lo que Nacional me brindó cuando lo necesité.
¿Es consciente del significado que tiene usted para Nacional?
Tal vez que sea importante y tal vez no, porque sigo haciendo muchas cosas. Ocupándome de brindar ese empuje para que la gente ayude. En realidad hoy Nacional cuenta con la gran virtud de tener una directiva joven y pujante, que es de las cosas que nos hace aprender.
¿Qué siente ver a su Nacional cumpliendo 100 años?
Ahora me doy cuenta, de que hay una infinidad de cosas que uno hizo por Nacional, pero sin tomar conciencia. Dejando lo mejor de nosotros y acompañándonos mutuamente. Fue con un poco de suerte, que tal vez hicimos bien las cosas. Lo hablamos con José María Cano, que fue mi compañero durante veinte años siendo los dos vice- presidente y viceversa, y los recuerdos son esos.
Creo que había una meta y la pudimos alcanzar.
¿Desea enviar un mensaje a su querida Institución?
Siento que la gente de Nacional es digna de respeto y de admiración. Mantener esa institución sin triunfos, ha sido un tremendo logro, además, creciendo.
A la parcialidad de Nacional, que mantenga ese ritmo, que con eso alcanza, pero para mí lo importante es que apoyen a la directiva. Es fundamental.
Tratemos de que nuestra juventud haga deportes. Con el padre de esos chiquilines, preocupándose y ocupándose de que así sea, tienen que estar al lado de ellos.
¡Acérquense! En Nacional hay comodidades, y mucha gente que se ocupa y ayuda a que lo logren.
¡Ojalá puedan!







El tiempo

Ediciones anteriores

julio 2018
L M X J V S D
« jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

  • Otras Noticias...