¡Una mamá súper feliz! Gabriela Dondo de Rossi

Gabriella dondo 1Durante mucho tiempo, Gabriella soñó este presente.
Deseosa de ser mamá, lo organizó por el lapso de unos años muy ansiosa, para llegado el momento, poder disfrutar de sus niños, como lo está haciendo.
Esta es una tierna historia, que compartimos con ustedes hoy, dejemos entonces que nos la cuente Gabriella, ya que…
¡Han llegado a su vida, dos hermosos gemelos!
“Desde muy joven siempre como mujer, cuando comencé a enfocarme en la maternidad a futuro, ya que te hablo de mucho tiempo atrás, fue tener un embarazo múltiple”, nos dice Gabriella.
El hecho de tener en la familia, antecedentes por parte de mi abuela por dos veces y de la abuela de mi esposo, nos ayudó.
Luego fue una prima, y tal vez porque lo veía posible, soñaba con que me pasara.
Era mi deseo. Además llegaba a la calle, veía a distintas mamás con dos niños, y pensaba “yo también quiero tener dos”.
No pensaba en el trabajo que me decían podía pasar. Solo quería tenerlos.
¿Cómo vio su esposo Mario, la idea de dos bebés?
Desde el noviazgo, fue todo planificado, medio a la antigua.
Estuvimos diez años y medio de novios, luego nos casamos y al cuarto año, comenzamos a pensar en la maternidad.
Incluso Mario es uno de mis testigos principales de mi deseo.
Pero fue un milagro, porque no siempre conseguimos lo que deseamos.
¡Fue mi sueño hecho realidad!
¿Cómo reciben la noticia?
Comenzamos a buscarlo y quedé embarazada. Nuestros amigos, nos preguntaban si habíamos hecho algún tipo de tratamiento para que fueran dos. ¡No! ¡Era maravilloso, vinieron naturalmente!
El día que recibimos la noticia, nos realizan la primera ecografía y como son gemelos, no se veía muy bien, uno tapaba al otro.
Tuvo que pasar el tiempo, y con unos meses de embarazo, en la tercera ecografía, recién nos comunica la doctora: “Tengo una noticia que darles: son dos”.
Sentí que era un sueño y una inmensa felicidad. Me corrían las lágrimas emocionada y le dije a la doctora, que no podía creer lo que me estaba diciendo. Me respondió: “a estas cosas, cuando uno las desea fuertemente, Dios nos las concede”.
¿Cómo siguió el embarazo?
Muy bien. Normalmente los gemelos nacen sietemesinos.
En este caso lo hicieron con ocho meses, y un peso maravilloso.
Jesús fue el mayor con dos minutos de diferencia, lo hizo con 2.540kg, y Genaro 2.340kg.
¿Cómo fueron elegidos los nombres?
Desde que fuimos novios veníamos pensando en Genaro, por el deseo de la mamá de mi esposo, con un significado del primer mes del año, donde comienza todo, y viéndolo por ese lado, fue que nos gustó.
Y Jesús, por mi esposo que se llama Mario Jesús. Además porque el día que nos dijeron que eran dos, pensé que se nos había dado el milagro y me parece que hay que creer o creer.
Yo soy muy católica, lo tengo a Dios muy presente y en forma diaria, nombrándolo, ni lo dudamos, se nos dió el milagro y por ello el nombre de Jesús.
¿Con cuántos meses cuentan?
El 10 de mayo, día de la madre cumplen tres meses.
Y a pesar de haber sido un parto por cesárea, fue todo muy normal.
Son muy parecidos entre sí, que hasta se nos han confundido más de una vez, les hemos puesto una cintita para poder identificarlos.
Como madre, ahora ya no me pasa, estoy aprendiendo cuál es cuál.
Por allí el perfil de cada uno no es tan igual, pero en algunas cosas, llegan a confundirnos por momentos.
¿Cómo fue su llegada al hogar?
Fue todo un cambio. Gira todo en torno a ellos. Si un bebé demanda atención, imagínate dos.
Pero al ser tan deseados, tan queridos, tan esperados, uno disfruta cada momento. Uno se olvida de las primeras etapas que hemos pasado sin dormir, desvelados totalmente.
Nos apoyamos mutuamente con mi esposo, al igual que mi mamá, él es muy compañero y vamos saliendo adelante, cambia pañales, hace dormir, da las memas, comparte las actividades conmigo.
Si no fuera por el apoyo del padre, sería imposible llevarlo a cabo.
¿Es muy pronto para preguntar si se va a seguir agrandando la familia?
¡Sí! Me encantaría, a la maternidad es algo a lo que no me cierro, aún sabiendo, que todos mis embarazos serán múltiples.
Hay una herencia muy fuerte. Pero seguiremos buscando las nenas.
Hoy por hoy, queremos disfrutar de ellos.
No puedo pedirle nada más a la vida, por el regalo que me hizo.
Después que uno es madre, ve las cosas desde otro punto de vista, con el corazón más abierto.
Así que para este 10 de Mayo, quiero enviarles a todas las madres, un abrazo de corazón y que disfrutemos de los hijos.
¡Es el único amor más puro!; el de una madre por un hijo.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...