“El Rey, en sus 90 primaveras” “Me siento muy cómodo y muy bien atendido aquí”

Nuestros Abuelos del Hogar Municipal. Idelfonso (Cano) Andrada Brittos

Idelfonso es uno de los treinta y cinco abuelos que conforman el grupo humano del Hogar Municipal.
Se lo puede notar muy tranquilo, con todas sus facultades intactas.
Guardan los demás internos, el hermoso recuerdo, cuando en un evento del centro donde están instalados, se realiza una elección y se lleva la mayor cantidad de votos, Idelfonso Andrada.Abuelito Rey
Fue allí que se lo nombró El Rey del Hogar, ya que contaba con todas las condiciones para serlo: además del más antiguo, es el más compañero y respetuoso.
Muy considerado por  todos, disfrutando de lo que la vida le regala, nos estaba esperando:
“Llámame Cano, que es mi sobrenombre”, nos dice.
¿De dónde es oriundo?
Del centro de Salto, de calle Misiones y Varela. Pero me llevaron de niño para campaña, porque mi padre trabajaba afuera en estancias, era puestero, peón de campo y tropero.
Pero yo no trabajé fijo en ninguna estancia, iba para las cosechas.
¿Cuánto hace que integra la familia del hogar?
Desde el año ´99. Cuento con 90 años.
¿Cómo fue su llegada aquí?
Llegué en el mes de octubre y fue hermoso.
Acá es un lugar alto, donde se ve para todos lados y estamos siempre sentados en el patio si es verano y si es invierno es muy lindo igual, porque está todo cerradito de vidrio y podemos estar sentados al lado de la estufa, mirando para la calle.
¿Qué es lo que lo entretiene?
A mí, en realidad lo que más me gusta son los paseos afuera del hogar.
Me gusta andar conociendo lugares.
Cuando vienen los estudiantes de la Facultad de Enfermería, que lo hacen cada tanto, en  tres grupos de seis o siete y es para nosotros una compañía.
Podemos conversar y contarnos cosas.
¿Me contó un pajarito que le gusta comerse muchas tortas cuando hay eventos en el Hogar?
¡No, no, no! (sonríe), me gustan más las cosas fritas.
Me encantan las tortas, pero fritas. Trato de no abusar y me como dos nomás.
¿Cómo está su salud?
Me siento bien, pero trato de cuidarme. A veces el estómago se me resiente, pero pienso que es tal vez por la edad.
¿Qué se siente contar con su edad?
Que se tiene mucha suerte.
Lo que quedan son muchas historias y anécdotas, pero de muchas ya no me da la cabecita y no puedo acordarme.
Pero he tratado de viajar para conocer el país y he llegado hasta San José. Nunca pude llegar a Montevideo.
Pero me conformo, porque he andado mucho, pero siempre trabajando afuera y eso no me permitía muchas veces salir de Salto.
Pero estoy muy conforme con la vida que llevé.
Hoy con 90 años, no puedo pedir más, estoy muy cómodo viviendo en este lugar, me siento tranquilo.
El encargado de aquí es Carlitos Viera, un ser excepcional, que está entregado de lleno a nosotros, anda en la vuelta todo el día.
Nos da todo lo que puede de comodidades, facilitándonos cantidad de cosas y es nuestro gran compañero.
Espero que se quede por siempre con nosotros, porque es un hombre que se preocupa por todo, para que esto funcione en las mejores condiciones y por sobre todas las cosas, busca nuestra comodidad, nuestro disfrute y nos cuida.
Yo le estoy muy agradecido a Carlos Viera, porque desde que él entró a trabajar acá, esto cambió.
¿Desea enviarles un saludo a los abuelos en su día?
Que sean muy felices y se diviertan bastante.
Que tengan bastante salud, como yo.
Yo soy muy alegre, aunque no ando bien, pero todavía, me mantengo.
¡Así que vaya mi saludo a todos con mucha positividad!
Y quedo por aquí a las órdenes para lo que necesiten.










El tiempo

Ediciones anteriores

enero 2018
L M X J V S D
« dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031