“Estamos siempre buscando una excusa para estar todos juntos”

Los nietos de Arístides Carballo y Susana Almeda

Al convocarlos accedieron gustosos para hablar sobre los abuelos.
Son una nueva generación del grupo humano que transforma y termina de completar, día a día a Inmobiliaria Larrañaga, en una verdadera familia.IMG_2411
Arístides, el abuelo, es el encargado de manifestarse como empresario hace ya más de cuarenta años, fundando la empresa en nuestro medio. Luego, lo acompañaron  sus hijos: Yisel, Álvaro y Gustavo de la mano de sus hijas políticas: Cecilia y Carolina.
Hoy, parece mentira, su ideología de vida y de trabajo se la ve reflejada en algunos de sus familiares más jóvenes: los nietos: Guillermina, Natalia, María Laura, Rodrigo, Martín, Joaquín, J. Diego, Sofía y Yuliana.
Dialogamos con algunos de ellos y así se fue realizando, animadamente la conversación:
“Yo soy la mayor”, nos dice  María Laura “y estamos siempre muy cerca de los abuelos”.
“Solemos reunirnos para almorzar los domingos, una vez por semana, así es que mantenemos una relación muy cercana con ellos.
Y en la semana mismo, siempre nos estamos viendo.
Con la abuela, somos de juntarnos a tomar mate, porque ella  tiene más tiempo libre y hoy pasa lo mismo con el abuelo.
-Guillermina: Nos gusta mucho en verano, ir a la  playa.
Más cuando es en Punta del Este. Disfrutamos mucho juntos.
Compartimos los asados y nos gusta a todos el hecho de realizar reuniones.
-Natalia: Nos reunimos todos los domingos a almorzar, dado que el Tata, como le solemos llamar, es el asador oficial de la familia.
Y en la semana, ahora  que es invierno, como el otro día que jugó Uruguay, hacemos algo en la parrilla.
Estamos siempre buscando una excusa, para estar todos juntos.
¿Te hubiese gustado trabajar con el abuelo en la empresa?
-Natalia: Sí, claro.
Hay muy buenas referencias del abuelo y escucho muy seguido  decir que era re lindo trabajar con él.
Re inteligente, los hijos están orgullosos de haber compartido el trabajo en su compañía y me parece que hubiese sido muy lindo para poder aprender de él.
Es divino el abuelo, sereno y tranquilo.
De la abuela, también puedo decirte que me encanta su compañía.
Recuerdo que el abuelo, cuando éramos chicas, se iba los viernes a Círculo y nosotros, felices de ir a dormir con la abuela.
-María Laura: es que son muy cariñosos, los dos.
¿Tienen alguna anécdota con ellos?
-María Laura: Lo que más recuerdo, es cómo nos gustaba ir a quedarnos a dormir en su casa.
La abuela era la que siempre me llevaba al Zoológico, a la plaza, nos iba a buscar a la escuela.
Nos gustaba mucho ir a La Floresta, a la playa.
-Natalia: en La Floresta, habían unos huequitos, donde se escondían los sapos, chiquitos y nos encantaba sacarlos con el chorro de agua de la manguera y era todo una diversión en el patio.
Salíamos a caminar en la playa y jugábamos al tejo, a  las paletas, mientras nuestros padres, tiraban la red.
Allí fue que se caracterizó el abuelo por hacer los asados, porque de esa época ya le encantaba.
-Guillermina: Los guisos de arroz del abuelo, son exquisitos, hasta ahora.
Me acuerdo que salíamos de la escuela, cuando vivían en calle Rincón y nos encantaba ir para allá por los guisos.
-Natalia: La abuela, se caracteriza, por hacer muy buenas pascualinas y pan de nuez. ¡Riquísimo!
-María Laura: tenemos además anécdotas de cuando los abuelos volvían de los viajes, nosotros le preparábamos un show, donde nuestro primo  Rodrigo el mayor de los varones, nos presentaba.
-Natalia: Comenzábamos a bailar y venía papá (Gustavo) y nos hacía terminar el show. No éramos las mejores bailarinas, pero…
¡Quedábamos muy aburridas! (risas).
¿Se sienten mal enseñadas de parte de los abuelos?
-Guillermina: No, no somos mal enseñadas.
Nos gusta por ejemplo ir a comer o a tomar el té con la abuela en  Trouville.
Nos encanta.
-María Laura: La abuela sí, es en cierta forma la que nos mal enseña, más que el abuelo.
¿Los ven cambiados?
-María Laura: En realidad la forma de verlos, es la misma. Hasta físicamente.
¿Con qué creen que disfrutan los abuelos?
-Natalia: Al Tata lo que le gusta es el jardín.
Él tiene una chacra, que le decimos el campamento y allí siempre tuvo rosas, que también nos llevaba a nosotros.
Le gusta el asado y le gusta mucho la actividad física.
Sale a caminar dos veces por día. Le gusta además manejar y antes le gustaba ir a Círculo  Sportivo a jugar al truco.
¿Qué les gustaría hacer con los abuelos?
-Natalia. La idea es poder hacer un viaje todos juntos.
El que hicimos anteriormente, fue a Miami y a un crucero por la Bahamas.
Estaría bueno hacerlo ahora, disfrutaríamos mucho, porque somos muy unidos.
¿Cómo los definen?
-Natalia: el abuelo es: hiperactivo, re inteligente.
-María Laura: Atento, servicial.
-Guillermina: Humilde.
-Yuliana: Solidario.
-María Laura: y la abuela, es de las personas que le gusta mucho compartir el tiempo con nosotros. ¡Como el abuelo!
Que vayamos y pasemos largos ratos con ellos.
-Natalia: la abuela es muy coqueta, le gusta arreglarse, muy bien vestida, estar siempre peinada.
-Yuliana: Yo siempre los sentí muy presentes a los dos.
Desde que era yo muy chiquita, la abuela me mandaba cartas, el día de mi cumpleaños. O detrás de alguna foto, escribía la fecha y donde fue el acontecimiento. Todo es con mucho cariño.
Coincidimos todos en que son unos abuelos muy presentes.
¡Los queremos mucho y queremos estar siempre con ellos!







El tiempo

Ediciones anteriores

mayo 2018
L M X J V S D
« abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

  • Otras Noticias...