“Me siento feliz de haber podido realizarme como profesional”

Marina Manassi. Escribana. Empresaria.

Marina es una luchadora incansable por lo que quiere.
Orgullosa de sus logros como profesional, nos deleita con su historia, de cómo fue la decisión de dedicar un poco de su tiempo al estudio, a pesar de que debía ocuparse de su empresa y su maravillosa familia que la ha apoyado en todo:
¿Cómo  se encuentra compuesta tu familia?
Estoy  casada hace veinticinco años con José Pedro Bortagaray y tenemos tres hijos: Pedro, Andrés y Lucía.
Dos de ellos, están en caminados con estudios en facultad y Lucía que comenzó 5ª de primaria.
¿Cómo surge la idea de retomar tus estudios para Escribana?
En el año 2012 surge la idea de volver a retomar mis  estudios, ya que era como una asignatura pendiente y parecería que nunca me llegaba el momento.

Había hecho hasta 3º año y los había suspendido porque me casé, luego comencé a trabajar, llegaron los hijos y aunque lo intenté, se me hizo imposible.
Cuando fueron creciendo ellos, decidí por medio de mi amiga  Giana, quien me incentivó para que probara hasta mediados de año, me propuso.
Viendo qué pasaba y si no funcionaba, lo dejaba.
Cuando le comento a José Pedro, lo que iba a hacer me dijo:
“mmm… ¿Podrás?”.
Comencé y desde allí no paré más.
Al mes siguiente ya estaba preparando el primer examen.
No se me hacía muy fácil, por el hecho de que era madre de tres niños, trabajaba en la boutique y estudiaba.
Me encantó. Me hizo  dar cuenta que después de cierta edad, valoras más el tiempo, lo miras con otros ojos.
Aprendí a estudiar mientras los chicos miraban la tele.
Fui haciendo la carrera con Giana, estudiando sábados,  domingos, siempre juntas. Es muy compañera y era mi apoyo, nos llevamos muy bien.
¿Cuánto tiempo te llevó para recibirte?
Fueron siete años, sin perder ninguno, por suerte.
Me gustó mucho el ambiente de la facultad, fue un grupo increíble de compañeros.
Yo entraba a facultad y realmente me olvidaba de mis problemas. ¡Era divino!
Ahora felizmente, entramos en la otra parte.
Estamos esperando el título para poder empezar a trabajar,  ya que al examen lo rendí el día  26 de setiembre.
¿Cuáles son los planes, seguramente a corto plazo?
La idea es instalarnos con una compañera y dedicarnos de lleno a la profesión.
Recibirme fue para mí, saldar una asignatura que tenía pendiente. Y a su vez, creo  firmemente que es una gran enseñanza, no solo para mí, sino para las demás mujeres.
Que también llevamos adelante una casa, hijos, atendiendo todo.
Tal vez  nos cueste un poco más, nos sacrificamos, incluso haciéndolo en la madrugada, de noche, pero al tiempito hay que encontrarlo, porque se puede.
No hay edad y los sueños están para ser cumplidos.
Cada vez  que pensaba que estaba por llegar a la meta, me parecía mentira y hoy estoy feliz por haberlo logrado.
Tuve conmigo una pareja como lo es José Pedro, que me ayudó muchísimo y fue  fundamental. Sin su apoyo, seguro, no lo hubiese logrado.
Mis hijos, felices, encantados de que yo pudiera lograrlo, ya que la mamá estudiaba e iba a clases con ellos, (sonríe).
A los cuales también tengo que agradecer, porque la comida estaba siempre atrasada. Salía  de la facultad corriendo, porque entraban ellos y era una vida un poco alocada. Lo supieron entender.
Lo importante, era que yo sabía que aunque me llevara uno o dos años más, lo iba a lograr. Porque mi sueño, pensando  que era la última vez que probaba y era para terminar la carrera.
¿Piensas que se torna fácil entrar a nuestro medio con tu profesión?
Pienso que es una etapa difícil al principio, a pesar de que somos bastante relacionados por el comercio en nuestro medio y un grupo importante de amigos, que van a estar presentes, seguro.
¿Cuál es tu tiempo como mujer?
Lo disfruto saliendo a caminar, me gusta mucho la familia, quedarme a leer un libro, estando en casa.
¿Queda un sueño aún por cumplir?
Sí, ver triunfar a mis hijos y verlos realizados.
En cuanto a mí, estar ejerciendo mi carrera a la brevedad.
¿Un mensaje a las mujeres en su día?
Para mí  fue una etapa maravillosa de mi vida que nunca pensé que la iba a pasar.
Mi mensaje  es decirles a las mujeres que se puede. Que intenten estudiar, que la facultad en Salto está divina, con profesores excelentes. Los van a hacer sentir divino, las entusiasmo a que vuelvan, a las que piensan en superarse.
Y que no solo es en el estudio, siempre se puede cuando deseamos llegar a una meta. Somos  las que hacemos un millón de cosas en el día, pero siempre tenemos tiempo para nosotras acompañando a la familia.
Es bien importante la satisfacción de lograr algo para uno. Mucho tenemos que trabajar.
¡Felíz día a todas las mujeres el próximo día 8 y que se animen a hacer algo por ellas, tomándonos un tiempo para nosotras!







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...