“Conformé una hermosa familia”

Silvia Martínez. Mamá de doce hijos

En su transcurso de  vida, Silvia aprendió a ser madre, de manera multiplicada.
Concibió doce hijos, de los cuales, hoy disfruta con veintiséis nietos.
Imaginarlos a todos juntos, es incomparable, hermoso oírla hablar de que nunca está sola.
Así nos lo relata muy contenta, junto a  su  hija Mariela:
¿Recuerda su juventud sin niños?

Silvia Martínez

Silvia Martínez

Sí, siempre trabajando desde muy jovencita en la chacra con  mi padre. Con plantaciones de tomates, morrones, mucha frutilla.
Fui para esa  quinta en la zona de Hipódromo con 19 años y viviendo allí, fui madre con  casi 22. Anteriormente, vivíamos  en una estancia en Cuchilla de Salto.
¿Cómo fue la llegada de los próximos hijos?
Una locura para los abuelos, mis padres: Ramona y Mauricio, que actualmente tienen 81 y 92 años, respectivamente.
Luego de la primera, a los tres años llega el varón y cada dos, fueron naciendo. Hasta que conformé una hermosa familia con doce hijos.
Lamentablemente, Mauricio, uno de  ellos, falleció con  22  años, a causa de un accidente en el camión donde se desempeñaba como chofer.
¿Qué comparte con ellos?
Lo que más me gusta es almorzar con casi todos.
Es muy difícil, por sus distintas actividades que podamos reunirnos en totalidad.
Además, tengo veintisiete nietos, que sí los disfruto totalmente.
En los  cumpleaños, siempre nos reunimos todos. También en Navidad, o día de la madre.
Cada dos meses nos juntamos para que puedan estar todos los hermanos.
¿Además de ser mamá y abuela, tiene actividades?
Además  de cuidar mucho a mis padres, concurro a una Iglesia Evangélica hace ya treinta y tres años.
Llamada: Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, ubicada en Barrio Ceibal, en Entre Ríos 1941 y dirigida por el Pastor Silvio Humberto Meneses.
Donde durante el año pasado, era presidenta de  las mujeres. Eso no me daba lugar  a faltar a las reuniones de  los sábados. Donde colaboraba con todo lo que podía y obtuve mucho respeto de las demás mujeres.
Cuando me comunican que necesitaban cambiar de presidenta, decidí seguir congregando y colaborando como siempre, sin ningún cargo de todas formas.
¿Cómo llega allí?
Me llevó un testimonio y la desesperación.Silvia  Martínez con sus hijos.
Mi hijo Federico estaba con un  problema de salud, (diarrea infecciosa) y hacia veintidós días que estaba  internado, cuando la Doctora Belzarena, me lo  entregó  en mis brazos, muy grave.
Me dijo que lo llevara a Montevideo y yo no concebía la idea. Me fui para casa con el niño, que  era solamente piel y huesitos.
Había un  matrimonio amigo que vivía en Concordia y me traía los medicamentos, pero agoté  recursos y el niño no mejoraba. Al contrario, estaba cada vez más grave.
Tomé la decisión de dejarlo cuidado por mi esposo y me fui a hablar con la doctora, nuevamente. Subo a  un ómnibus, una señora conocida que iba sentada, me ve llorando y me  pregunta el por qué.
Cuando le cuento la situación que estaba pasando y al decirle que se me moría mi hijo, me dijo: bájate ahora del ómnibus y andá a hablar con el Hermano Silvio, de la iglesia que yo concurro, vas a ver cómo te va a ayudar.
Yo, totalmente incrédula, pero desesperada, me bajé y llegué a la Iglesia.
El Pastor estaba en una reunión, que cuando le conté lo que  me  pasaba, la suspendió y salió rápidamente a ayudarme. Llegamos a casa, el Pastor junto a otro hermano, oraron por el  niño y me pidió que al otro día lo llevara a la Iglesia y así lo hice.
El Pastor, me dijo que se iba a mejorar, pero antes iba a  tener un atraso. Verlo desesperaba.
Y así fue, comenzó a mejorar. Le dieron la orden de que consumiera alimentos livianos y de a  poco se fue recuperando.
Pasan  unos años y tiene el mismo niño, un accidente, quemándose la cara, el cuerpito. Y tuve la misma suerte de contar con la mano de la iglesia, ya que todo se lo debo a ella y al Pastor Silvio.
Y pasado el tiempo, sentí el llamado de Dios, escuché su voz. ¡Porque Dios nos habla!
Pasé de ser incrédula a  creer mucho en Dios.
Es preciosa la Iglesia y además, el único camino.
Me siento una privilegiada, por estar participando  como lo  hago en ella.
¿Cuál es actualmente su tarea  allí?
Son varias, entre ellas, podemos contar la de hacer manualidades, comidas variadas, la venta de esos  productos. Llevar lecturas bíblicas y enseñanzas.
¿Tiene planes de mamá?
De que mis hijos estén todos bien de salud y trabajando.
Al igual que mis nietos, como es el caso de mi nieta Yhermel, que vive conmigo y estamos en los preparativos de sus quince años.
Además de todos ellos, tengo a mi mimoso Black, un barbilla que adoro.
¿Un mensaje  a las madres en su día?
Que  tengan mucha  suerte con sus hijos, nietos y que sean fuertes, porque existen momentos que lo ameritan.










El tiempo

Ediciones anteriores

enero 2018
L M X J V S D
« dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031