- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“¡Mi disfrute son mis nietos!”

Enivé “Bibí” Pereira Castro. Una mamá empresaria

Hace cuarenta y cinco años que Enivé Pereira Castro se desempeña como farmacéutica.
Se instaló con Farmacia Obelisco hace ya un largo tiempo, contando con el apoyo de su único hijo Gonzalo, con el que comparten mucho.
Unidos y compinches.
Es su nuera  Sandra junto a Gonzalo, quienes le regalan a “bibí”, tres nietos que ama y es una abuela muy  presente, ya que  son horas y horas del diario vivir, disfrutándolos.
Cuando le preguntamos a “bibí”, cuándo comienza su actividad laboral, esto nos decía:
“Fue  en febrero de 1966.

Enivé Pereira Castro [1]

Enivé Pereira Castro

Comencé haciendo una suplencia en Farmacia Fénix en Uruguay 768 y nunca más abandoné.
Estuve allí por treinta y cuatro años. Cuando se deciden a venderla, mi hijo Gonzalo se interesó por ella y solicitando mi apoyo,  nos instalamos. Muy cerquita del Obelisco a Rodó.
¿Qué significó para usted comenzar a conocer los medicamentos al principio?
Yo comencé mi tarea en Farmacia Fénix, con el fin  de desempeñarme en la parte administrativa en los primeros tiempos.
Pero me encantaba la idea  de aprender sobre medicamentos.
En la época  en que yo ingresé, había un químico el cual se encargaba de los preparados y se hacían muchos.
Y me gustaba conocer qué era lo que hacían. Me interesé tanto en el tema, que comenzaron a enseñarme.
Se hacían y se hacen por ejemplo, preparados para tratar las escaras, para calcios de uñas, lociones faciales y más.
Luego abandoné la  parte administrativa y me dediqué a la atención al público y  a  la parte farmacéutica.
Estoy muy agradecida a  los dos técnicos que tenía la farmacia en ese momento, porque aprendí muchísimo con ellos.
¿Cómo fue el comenzar con su propia empresa?
Mi hijo Gonzalo estuvo trabajando con nosotros cuando la farmacia no era nuestra aún.
Estábamos cenando una noche, cuando le  comento que el principal de la  Farmacia la quería vender y me la había ofrecido. Yo no me animaba sola a comprarla, pero me propone mi hijo que lo ayude y yo encantada acepté.
Realizamos el negocio y seguimos en el mismo rubro. Luego se sumó mi nuera Sandra y trabajamos muy bien los tres.
Poniendo atención en las tareas que llevamos a cabo, leyendo muchos libros, farmanuarios, para aprender día a día y no quedarnos en el tiempo.
Actualmente con internet, se suman los aprendizajes y nos actualizamos constantemente.
¿Cambió el nombre de la Farmacia?
Su nombre  era Farmacia Fénix-Obelisco y cuando la compramos, mi hijo decidió que se llamara solamente Obelisco, por la misma zona.
Comenzamos muy  bien y  tomarlo al emprendimiento en mis  manos, me encantaba y me encanta.
Es hermoso que todos los días podamos lograr más conocimientos acerca de  los medicamentos o preparados.
¿Cómo fue insertarse en el medio?
No había ninguna farmacia en la zona cuando abrimos y logramos una buena aceptación.
Contando con una fiel clientela, con mucha gente de afuera.
La gente confió en nosotros y confía. Y nosotros mucho lo agradecemos, porque estamos en todo momento, brindándole un servicio.
¡Y eso nos deja muy satisfechos!
Trabajando muy cómodos y contentos, con lo que hemos logrado hasta hoy.
Fueron para mí, cuarenta y cinco años dedicados a ella y hoy recojo frutos.
Y aunque estoy un poco retirada ya, igual sigo acompañando y apoyando a mi hijo y a mi nuera Sandra, que es quien está frente a  la farmacia también.
¿Acompañó además a Gonzalo en las organizaciones de eventos que realizaba como empresario de la música?
Sí, es  otra actividad que me gusta mucho.
Como quedé viuda muy joven, eso me unió mucho a mi hijo. Él comenzó con la actividad de la música, siendo adolescente, cuando  concurría al liceo.
Con el tiempo comenzó a traer grupos musicales y acompañándolo, me terminé conociendo pueblito por pueblito del interior del departamento, así como del país.
Viene gente a  la farmacia y recordamos algún baile al que concurríamos, todos de diferentes lugares.Enivé Pereira Cstro con sus nietos [2]
Lo mismo me pasa, recordando la época en que Gonzalo organizaba eventos en el Club Nacional, con unas colas interminables de gente esperando para entrar y con grupos muy importantes.
Lo acompañé en todo lo que estuvo a mi alcance.
¿Recuerda algún grupo famoso que haya conocido?
Muchos.
Es impresionante la cantidad que llegué a conocer por estar acompañando a Gonzalo en esta actividad.
Como el Chili, La Princesita Karina, muchos grupos argentinos. Y de Uruguay, creo firmemente que ya perdí la cuenta: Caracol, La karibe, Chacho Ramos, Calipso, La Auténtica, con los que disfrutamos un asado este último fin de semana, porque vinieron al Club Tropezón. Y más  grupos…
Además de transitar caminos con  los grupos Cristal, Mariela Soledad y Mario Silva, que por el hecho de representarlos Gonzalo, son como de nuestra familia.
¿Cómo disfruta su vida como mamá?
Con mis nietos: Mateo, Milagros y Matías, que adoro.
Con los dos más grandes solemos pasear mucho, en termas y más.  Los disfruto mucho.
Además cuento con un grupo de amigas, que son excelentes y me siento muy cómoda, disfrutando con las salidas los fines de semana.
Pero también me encanta  viajar y justamente ahora, tengo una propuesta de Gonzalo para ir a Miami y también a Chile, de una amiga médica que se encuentra instalada allí.
¿Un mensaje a  las madres para este domingo?
¡Un saludo muy especial para todas!
Mi mayor deseo es  que lo pasen muy bien en su día, junto a sus hijos y nietos.
Disfrutando de ellos como espero pasarlo yo”.