«Me gusta tanto lo que hago, que no siento que trabaje»

Lucía Martínez. Mamá-Diseñadora de modas- Principal de «La Fulana»

A pesar de su corta edad, Lucía es valorada por su creatividad, entusiasmo y esfuerzo, que sabe aportar a cada emprendimiento. Por ende, guarda una rica experiencia en diferentes actividades.
Conforman su familia su esposo Santiago y sus dos hijas Catalina y Clara.
Se recibió de Diseñadora de modas en 2008 y desde allí no ha parado de trabajar.
Comenzó una etapa fundamental para su futuro, desempeñando actividades laborales como fue su aporte en la firma Gastessi Martinicorena de RURALANAS, con mujeres en el campo.
Tuvo además, la oportunidad de trasladarse a Paraguay, asesorando y trabajando en bordados y telar a mujeres indígenas del lugar, con la idea de fomentar la venta.SUplemento Lucía (2)
Siguieron las propuestas en distintos rubros, hasta que consiguió el empresariado, debido a su formación en diseño de modas.
Llamó a sus creaciones «La Fulana» y le va muy bien.
Como si fuera poco, para demostrarnos que es súper activa, quedó seleccionada entre las diez mejores estudiantes para capacitarse en Testing de Software.
Será ella, quien continúe relatándonos:
«Mis puertas comenzaron abrirse al trabajar en una boutique del medio. Donde me permitían interactuar con las clientas, brindándoles un servicio de solicitudes de lo que deseaban comprar» nos dice.
Buscaban alguna prenda de tal o cual manera y si no estaba en el local, yo me comprometía a conseguírselas en pocas horas.
Asi fui adquiriendo experiencia, en cuanto a creaciones conjuntamente con adornos y apliques, con el resultado de prendas únicas y al gusto de cada clienta.
¿Cómo llega ese proyecto de organizar algo suyo?
Pensé que el tiempo que cumplía en mi lugar de trabajo, podía hacerlo en mi casa, encargándome de mis niñas e incluso poder mejorar económicamente.
Al ver esa posibilidad, me organice para hacerlo en mi domicilio.
¿Por qué «La Fulana»?
Al realizar la tesis cuando estudiaba, había que presentar algo relacionado a la lana y para inspirarnos, conocer sobre candombe, tango o murga, yo elegí tango.
Y deseando relacionarme con él, es que encuentro el Bar Fun- Fun en Montevideo, muy famoso y descubrí que además, muchos tangos hablan de la fulana.
¿Cómo surgen los desfiles?
Al llegar a Salto, la primera persona que me abrió las puertas fue Adela Soto, principal de Juan II, quien me propuso hacer un desfile, con las cosas que había presentado en el Radisson de Montevideo.Lucía y su familia
Fue con Adela y Margarita Sierra, con quienes comencé en Casa Dulce en la Costanera Norte.
Pero después que estuve sola, abandoné en parte la actividad y actualmente hace cinco años, que mantengo una sociedad, donde nos va bárbaro.
Con clientas que vienen a confeccionarse a medida, hago colecciones y siempre la conexión es de boca a boca. A su vez, realizo las ferias de moda.
¿Siente que fue la pionera?
Creo firmemente. A l tiempito que comencé, se notó como una especie de contagio, porque mucha gente empezó a hacerlas.
Este fin de semana, hay cuatro. La mía y tres más y a mi me parece bárbaro.
Ojalá pudiésemos juntarnos todos y hacer una grande.
Es mi gran sueño.
¿Qué es lo que más le atrae de su trabajo?
Vestir a la persona, ayudarla a encontrar su gusto, siguiendo el estilo de ella.
¿Se siente satisfecha de poder trabajar con sus niñas al lado?
Lo heredé de mi mamá.
En casa la tuve siempre a mamá y es lo que uno necesita.
¿Qué ha priorizado en la crianza de sus hijas?
Soy muy protectora y me gusta que se sientan queridas, que puedan hablar de lo que sea y que sepan «mamá está acá para todo».
Con la educación en casa y en el colegio, que es fundamental.
Yo la tuve siempre a mamá conmigo y me gusta que ellas sientan eso.
Buscando siempre actividades no duraderas en el tiempo, para poder atenderlas como deben estar.
¿Es amiga de sus hijas?
Sí, muy compinche.
Muchas veces me doy cuenta de que debo ponerme más firme, no mimarlas tanto, porque al no estar el padre mucho tiempo con nosotros, hacemos todo juntas.
¿Qué ha significado ser mamá?
Cuando ustedes me convocaron para esta entrevista, la abracé a mi hija mayor contándole y le dije: «gracias por hacerme mamá».
Y ella me respondió: «lo que pasa es que sos la mejor, mamá» y me re emocioné.
¿Qué planes tiene con sus hijas?
Lo que espero, es que sean felices.
Que estudien lo que deseen y hagan en la vida lo que realmente sientan. Ayudándolas, para que sigan su vocación.
Será porque en mi caso, no siento que trabaje.
¿La invitación queda hecha para este próximo desfile?
Sí, los esperamos este jueves 9, viernes 10 a partir de las 14 hs. en el Mercado 18 de Julio. Y el sábado 11 de mayo, estaremos allí desde las 10 de la mañana.
El viernes con un programa televisivo en vivo, apoyándonos.
Habrá sorteos y regalos a los presentes.