“Disfrutamos a nuestras nietas”

Jesús Humberto Eguiluz y María Juana Laxague

El nombre María, se extiende de abuela a nieta.
Y da la casualidad de que Jesús es el nombre del abuelo.
Muy tranquilo, con muchas historias para compartir, amablemente nos recibe, en un lugar donde por doquier se respira el ambiente con muchos detalles alegres. Entre fotografías, juguetes, y accesorios de bebes.
Se integra a la reunión María Juana, para hacer deliciosa esta charla que vamos  a compartir con ustedes.
Comienza Jesús, contándonos, sobre las vivencias en esa casa, su hogar desde hace ya mucho tiempo.
Son cuarenta años al lado de María Juana. Cuenta además  con la compañía de dos maravillosos  “pura raza” y  disfruta de un gran jardín en la parte trasera de la misma. Lleno de plantas y lindos recuerdos.
Llega el momento de hablar de los afectos, y le preguntamos,
¿Cuántos hijos tiene Jesús?: Y muy orgulloso nos dice:
-Dos mujeres. María Cecilia y María Irene. Integra también la familia, mi hijo político Gustavo.
Pero tengo dos preciosuras de nietas que vienen a pasar el día con nosotros: la mayor María Victoria, y Sofía. Y a veces se quedan con nosotros.
María Victoria está con cinco años, transcurriendo su vidita entre jardín y las actividades de la danza.
Y Sofía, es muy dócil y se adapto bárbaro con nosotros.
¿Qué actividad prefieren  hacer con ellas?
-María Juana: Como pasamos el día con ellas, en actividades, no nos gana nadie. Jugamos, me gusta mucho la naturaleza y trato de inculcarle el gustito a las plantas y  a lo natural de la vida.
María Victoria, es una niña que está inmersa en la tecnología, con celulares, por ejemplo. Aunque no sea todo el tiempo, me preocupa un poco, porque me parece que no es conveniente.
Me gusta más que se ocupe de lo cotidiano durante el día.
Salimos en el auto, a pasear. Vamos a hamacarnos y jugamos a quien lo hace más alto.
Nos gusta jugar una carrera aunque para mí no pueda ser muy extensa. Disfrutar de esos pequeños grandes detalles. También hay momentos en que me invita: Abuela, ¿Vamos a comer un asadito?
¡Cuénteme una anécdota de alguna de ellas!
-María Juana: María Victoria, comenzó de muy chiquita a hablar, y bastante claro.
Entonces a mí me encanta jugar, y hacerles cuentos. Pero María Victoria me los da vuelta. Es tremenda!
Comienzo con un cuento de Caperucita Roja, y ella me dice: no abuela, yo te voy a hacer un cuento bien en serio.
“Vos sabes, que había una vez una niña que iba a la escuela, y había una abuelita, que subía en un Fusca y siempre la iba a buscar a la escuela. Y el fusca siempre paraba lejos y estaba el abuelito esperándome  adentro y nos veníamos.
-¿Y cómo se llamaba esta niña?, le pregunto.
-Se llama Pitu! (que es como le decimos cariñosamente)”. ¿Te gustó abuela? Porque ese cuento si es en serio.
¿Cómo es para ustedes ser abuelos?
Fue una experiencia nueva.
María Victoria llegó y prácticamente se instaló con nosotros. Ella sabe que esta es, su casa.
Va a la escuela y vuelve para acá, va a danzas y vuelve.
Tiene un sector de la casa donde están sus cosas, como vestimenta, juguetes, etc.
Y Sofía igual, creo están muy cómodas con nosotros.
Y ser abuelos, es lo más lindo que hay. Las chiquitas son amorosas, y uno quiere saber todo el tiempo si están bien.
Me gusta mantener sus cosas en orden, la comida en hora, el tecito de cedrón para Sofía. Son detalles y tal vez pavadas o  mimos que me gusta hacerles. Y que también me hacen.
Se duerme conmigo Sofía, y no sé como lo logra, pero siempre termina con mis dijes en sus manitos. ¡Tiene una facilidad para sacármelos!
Con nueve meses, intuimos, que en cualquier momento va a comenzar a caminar.
¿Cómo las ve en un futuro a las dos?
-Jesús: Pienso que el niño que tiene buen cimiento, es como una casa. No cae.
Para eso estamos los abuelos, tíos, y principalmente los padres.
Y aunque los abuelos los mimemos mucho, tenemos que ser conscientes de que hay muchas veces que imponerle algunos pequeños límites.
¡Pero quisiéramos tenerlas siempre con nosotros!

El nombre María, se extiende de abuela a nieta.

Y da la casualidad de que Jesús es el nombre del abuelo.

Muy tranquilo, con muchas historias para compartir, amablemente nos recibe, en un lugar donde por doquier se respira el ambiente con muchos detalles alegres. Entre fotografías, juguetes, y accesorios de bebes.

Se integra a la reunión María Juana, para hacer deliciosa esta charla que vamos  a compartir con ustedes.JESUS EGUILUZ Y NIETAS

Comienza Jesús, contándonos, sobre las vivencias en esa casa, su hogar desde hace ya mucho tiempo.

Son cuarenta años al lado de María Juana. Cuenta además  con la compañía de dos maravillosos  “pura raza” y  disfruta de un gran jardín en la parte trasera de la misma. Lleno de plantas y lindos recuerdos.

Llega el momento de hablar de los afectos, y le preguntamos,

¿Cuántos hijos tiene Jesús?: Y muy orgulloso nos dice:

-Dos mujeres. María Cecilia y María Irene. Integra también la familia, mi hijo político Gustavo.

Pero tengo dos preciosuras de nietas que vienen a pasar el día con nosotros: la mayor María Victoria, y Sofía. Y a veces se quedan con nosotros.

María Victoria está con cinco años, transcurriendo su vidita entre jardín y las actividades de la danza.

Y Sofía, es muy dócil y se adapto bárbaro con nosotros.

¿Qué actividad prefieren  hacer con ellas?

-María Juana: Como pasamos el día con ellas, en actividades, no nos gana nadie. Jugamos, me gusta mucho la naturaleza y trato de inculcarle el gustito a las plantas y  a lo natural de la vida.

María Victoria, es una niña que está inmersa en la tecnología, con celulares, por ejemplo. Aunque no sea todo el tiempo, me preocupa un poco, porque me parece que no es conveniente.

Me gusta más que se ocupe de lo cotidiano durante el día.

Salimos en el auto, a pasear. Vamos a hamacarnos y jugamos a quien lo hace más alto.

Nos gusta jugar una carrera aunque para mí no pueda ser muy extensa. Disfrutar de esos pequeños grandes detalles. También hay momentos en que me invita: Abuela, ¿Vamos a comer un asadito?

¡Cuénteme una anécdota de alguna de ellas!

-María Juana: María Victoria, comenzó de muy chiquita a hablar, y bastante claro.

Entonces a mí me encanta jugar, y hacerles cuentos. Pero María Victoria me los da vuelta. Es tremenda!

Comienzo con un cuento de Caperucita Roja, y ella me dice: no abuela, yo te voy a hacer un cuento bien en serio.

JESUS EGUILUZ Y MARIA JUANA“Vos sabes, que había una vez una niña que iba a la escuela, y había una abuelita, que subía en un Fusca y siempre la iba a buscar a la escuela. Y el fusca siempre paraba lejos y estaba el abuelito esperándome  adentro y nos veníamos.

-¿Y cómo se llamaba esta niña?, le pregunto.

-Se llama Pitu! (que es como le decimos cariñosamente)”. ¿Te gustó abuela? Porque ese cuento si es en serio.

¿Cómo es para ustedes ser abuelos?

Fue una experiencia nueva.

María Victoria llegó y prácticamente se instaló con nosotros. Ella sabe que esta es, su casa.

Va a la escuela y vuelve para acá, va a danzas y vuelve.

Tiene un sector de la casa donde están sus cosas, como vestimenta, juguetes, etc.

Y Sofía igual, creo están muy cómodas con nosotros.

Y ser abuelos, es lo más lindo que hay. Las chiquitas son amorosas, y uno quiere saber todo el tiempo si están bien.

Me gusta mantener sus cosas en orden, la comida en hora, el tecito de cedrón para Sofía. Son detalles y tal vez pavadas o  mimos que me gusta hacerles. Y que también me hacen.

Se duerme conmigo Sofía, y no sé como lo logra, pero siempre termina con mis dijes en sus manitos. ¡Tiene una facilidad para sacármelos!

Con nueve meses, intuimos, que en cualquier momento va a comenzar a caminar.

¿Cómo las ve en un futuro a las dos?

-Jesús: Pienso que el niño que tiene buen cimiento, es como una casa. No cae.

Para eso estamos los abuelos, tíos, y principalmente los padres.

Y aunque los abuelos los mimemos mucho, tenemos que ser conscientes de que hay muchas veces que imponerle algunos pequeños límites.

¡Pero quisiéramos tenerlas siempre con nosotros!







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...